San Rafael, Mendoza lunes 21 de junio de 2021

Fertilización asistida: en el país hay 40.000 embriones congelados y se reaviva el debate por qué hacer con los que no se usan

A ocho años de la sanción de la ley, este vacío legal no se resolvió. Y la reciente aprobación del aborto legal plantea un nuevo escenario.

Hay un problema silencioso en Argentina que aún no pudo ser resuelto. La Ley 26.862 de Reproducción Médicamente Asistida también conocida como Ley Nacional de Fertilización Asistida, fue aprobada el 5 de junio de 2013, y promulgada 20 días más tarde. Sin embargo, ocho años después, hay «un gris legal» que causa problemas en un muchos centros de fertilización: qué va a pasar con los embriones congelados que no fueron utilizados. La Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMeR) estima que en Argentina hay unos 40.000 embriones congelados en distintos centros del país y que la mitad no tiene destino reproductivo.

Un gran porcentaje de pacientes que recurren a un tratamiento de reproducción asistida tienen embriones excedentes, es decir, que probablemente no serán utilizados. Dichos embriones tienen tres destinos posibles: usarlos para futuros embarazos, pagar un mantenimiento indefinido en el centro o donarlos a otros pacientes. Según contaron a Clarín los laboratorios, la fertilización in virtro sale actualmente unos 250 mil pesos y la inseminación, alrededor de 30 mil.

Fernando Neuspiller, director del Instituto Valenciano de Infertilidad Buenos Aires, reveló que, según los registros de ese centro, «por cada pareja que acude a un tratamiento suelen congelarse entre uno y dos embriones, que son los que no se implantan en el útero de la madre. En total, se congelan por año aproximadamente 2.000 embriones, solamente en IVI Buenos Aires».

Ahí comienza el problema. Como la ley no permite el cese de la congelación de los embriones, los pacientes que no desean otro embarazo o que no pueden costear el mantenimiento anual no cuentan con muchas alternativas. «Para ellos solo queda donarlos a otras parejas con fines reproductivos, una opción que suele despertar muchas dudas, pues muchas parejas piensan que si los donan será como tener un hijo o una hija con otra familia», comentó el especialista.

Neuspiller explica que «donar embriones no es como dar en adopción, ya que el mismo no tuvo aún ni siquiera contacto con el vientre materno. Además, en muchos casos los pacientes recurren a bancos de óvulos o de esperma, por lo cual no siempre el material genético es el propio».

El aborto legal y un nuevo debate

Actualmente, no existe una normativa que legisle a los embriones criopreservados. Por ende, las clínicas solo pueden reemplazar el descarte por la donación que, en materia de embriones criopreservados, es un avance a nivel social y a la vez un acto de solidaridad.

«Ahora, con la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que se aprobó el último 30 de diciembre, se abriría un nuevo debate. Este marco legal, ¿podría dar la posibilidad de un cambio en el panorama? Como los embriones tienen, como máximo, cinco días de vida, las personas responsables de su manutención podrían decidir prescindir de ellos, así como es posible la interrupción del embarazo en los plazos que indica la norma», plantea el ginecólogo y obstetra.

Como solución, Neuspiller propone «la donación a otra persona para su implantación, cuando se trate de embriones sanos, o, para aquellos embriones anómalos, es decir, que no tienen probabilidades de supervivencia, la donación a centros de investigación para la utilización científica, opción que actualmente no existe. Estos embriones que no pueden ser implantados también podrían, si así lo deseara la persona o pareja a cargo de ellos, descartarse».

Por su lado, Gustavo Botti, especialista en ginecología y medicina reproductiva e integrante de Proar, señala que «los embriones congelados de vida potencial son de la paciente. Si lo desea, puede descartalos. Porque depende de la creencia de cada uno. Las parejas que han cumplido con su fertilización pueden descartar los embriones congelados, no es ilegal. Es decir, no hay una ley que lo prohíba. No hay un gris legal, es decisión de la pareja».

Para él, la mejor solución a este problema es «congelar la menor cantidad de embriones posibles». En otras palabras, «diseñar un tratamiento para evitar un excedente de embriones congelados. Porque, a mi juicio, es desagradable tener que desecharlos. No se puede donar para investigación ni para otras parejas porque genéticamente es complicado».

Sobre este tema, Sergio Pasqualini, fundador del centro de fertilidad Halitus, opinó que «las posibilidad para los embriones sobrante sería donarlo para otras parejas, que sería ideal. Mantenerlo eternamente congelado no tiene sentido. La realidad es que si dejan de pagar el mantenimiento, es todo un tema descartarlo por ese motivo».

El médico cuenta que «hay proyectos de ley en cuanto a qué hacer con los embriones congelados que están a la espera de ser resueltos. En el momento actual, y desde hace tiempo, hay centros que ante solicitud de la pareja, los descartan, se los dan a otra pareja o para investigación. Hay centros que no los descartan ni los donan para otras parejas».

Descarte de embriones

En cuanto al descarte de embriones, Pasqualini explicó que no habría objeciones en hacerlo porque «desde que salió el fallo en la Corte Interamericana de Derechos Humanos en Costa Rica, a raíz del caso de Artavia Murillo contra el Estado de Costa Rica, el estatus de persona lo adquiría recién el embrión luego de la implantación».

Y agregó: «Ese fallo le dio un marco para poder tener el respaldo legal para hacerlo, a  lo cual se sumó la interrupción voluntaria del embarazo. Si ya es legal el descarte del embrión post-implantado, con mucha más razón sería legal del descarte de los embriones vitrificados. Por eso, en lo personal no le veo sentido al debate de qué hacer con los embriones congelados sobrantes».

Según el experto, hay un porcentaje importante de parejas que aceptan donar los embriones. «Es lo que hay que tratar de fomentar porque es importante darle la oportunidad a ese embrión de seguir adelante con su destino», opina.

Fuente;https://www.clarin.com/sociedad/fertilizacion-asistida-pais-40-000-embriones-congelados-reaviva-debate-hacer-usan_0_ZDO0fMjpU.html
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail