San Rafael, Mendoza lunes 02 de agosto de 2021

Dieta sin gluten: ¿existe en Argentina la “avena pura”?

En nuestro país, la avena no es considerada como un alimento seguro para los celíacos.

Frecuente, los pacientes con enfermedad celíaca consultan sobre la posibilidad de incorporar avena a su dieta. Esta inquietud se presenta porque en algunos mercados mundiales se encuentra este cereal con el etiquetado de “libre de gluten”.

Algunos países de Europa y en Estados Unidos, regulados por el Codex Alimentarius, disponen de avena pura y permiten su consumo en personas celíacas, en cantidades controladas, pero bajo estricta supervisión médica que incluye biopsias o estudios de seguimiento.

Mientras que algunas publicaciones científicas muestran que los celíacos que han ingerido “avena pura” (que no contiene gluten por contaminación) han presentado buena tolerancia en la mayoría de los casos; otros señalan que los pacientes presentaron respuesta inmunológica con daño en el intestino (atrofia vellositaria).

¿Cuál es el escenario en nuestro país?

El Código Alimentario Argentino define como alimento libre de gluten a aquel preparado únicamente con ingredientes que por su origen natural y por la aplicación de buenas prácticas de elaboración (que impiden la contaminación cruzada) no contiene prolaminas procedentes de: trigo, de todas las especies de Triticum, como la escaña común (Triticum spelta L.), kamut (Triticum polonicum L.); trigo duro; centeno; cebada; avena, ni de sus variedades cruzadas. Además, el contenido de gluten no puede superar el máximo de 10mg/Kg. Es decir, nuestro Código Alimentario no considera a la avena como producto libre de gluten.

Por otra parte, Argentina no cuenta con avena pura porque en el proceso de producción, almacenamiento y transporte comparte espacio con el resto de los cereales que se producen en el campo. La avena que se comercializa es contaminada con otros productos porque superan el límite permitido menor a 10mg/kg. En el mercado nacional encontramos avena que puede contener entre 20mg/kg y 100mg/kg de gluten. Por esta razón ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) no autoriza su venta ni consumo como producto “libre de gluten”.

Además, cabe señalar que la estructura proteica (porción tóxica para el celíaco) de la avena es similar a los otros cereales prohibidos como trigo, cebada y centeno. El sistema digestivo de las personas celíacas reconoce como tóxico esa proteína, dañando y activando la respuesta inmunológica con posterior lesión intestinal.

Por las razones antes mencionadas, en Argentina, la avena no es considerada un alimento seguro para el consumo de personas con enfermedad celíaca.

Es necesario tener en cuenta que antes de comenzar cualquier dieta alimentaria específica se debe consultar con un especialista.

Fuente: Lic. María Soledad Ciurletti (Nutricionista Mat. 952). Programa “Ser Celíaco”de OSEP.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail