San Rafael, Mendoza lunes 02 de agosto de 2021

Agricultura hidropónica: el IDR capacitó a más de 220 emprendedores y productores mendocinos

El encuentro permitió adquirir conocimientos específicos sobre esta modalidad de cultivo que muestra fuertes señales de crecimiento en la provincia y el país.

El Ministerio de Economía y Energía, a través del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), capacitó a más de 220 productores y emprendedores mendocinos interesados en adquirir conocimientos sobre cultivo co.

“Fundamentos de la hidroponía” fue un encuentro virtual y estuvo a cargo de Mariano Winograd, presidente de la Asociación 5 al Día, y de José Luis Castañares, del INTA Luján y docente de Fisiología Vegetal de la Universidad Nacional de Cuyo. Ambos son especialistas en hidroponía y referentes nacionales en el tema.

Consultadas las autoridades del IDR sobre los algunos de los contenidos que se compartieron, comentaron que Winograd hizo un repaso sobre la actualidad de la hidroponía en Mendoza y cómo se está desarrollando a nivel nacional. En tanto, Castañares desarrolló contenidos vinculados a las ventajas y desventajas de los sistemas hidropónicos existentes y sobre los requerimientos básicos que se deben tener en cuenta para emprender.

Valentina Navarro Canafoglia, directora de Agricultura de Mendoza, destacó el creciente interés por parte de productores y emprendedores mendocinos en el tema: “Ante el creciente interés en la temática, desde el Ministerio de Economía y Energía estamos proporcionando espacios propicios que permitan allanar los caminos a quienes quieren invertir en infraestructura para invernaderos con cultivos hidropónicos. Para ello apelamos a los conocimientos de Winograd y Castañares, dos reconocidos especialistas en cultivo hidropónico a nivel nacional”.

“Promovemos estas capacitaciones por haber identificado la gran demanda de conocimiento y asesoramiento sobre este método de cultivo que genera, día a día, más interesados. Es una modalidad de cultivo que aumenta la productividad y la sustentabilidad. El mejoramiento genético y la inclusión de tecnologías de alto impacto están dando lugar a negocios frutihortícolas no tradicionales”, destacaron autoridades del IDR.

Actualidad de la hidroponía

Winograd es un especialista en la temática con más de 45 años de experiencia. Consultado sobre los inicios de esta actividad en la Argentina, agregó: “Conocí un boom previo de la hidroponía en los 90. Luego hubo un intento frustrado con la crisis de 2001. Hace algunos años había algunos proyectos importantes en Jujuy, Córdoba y Mendoza, concretamente en nuestra provincia en zona Centro y otros en el Sur. Seguidamente comenzaron a conocerse algunos proyectos impulsados por jóvenes interesados en invertir y también algunas inversiones a nivel internacional. En ese contexto, comenzamos a trabajar para impulsar la actividad”.

El especialista agregó: “Inicialmente armamos un chat entre algunos colaboradores, unos diez concretamente, y actualmente somos más de 300. Hay un estallido en el interés por la hidroponía en la Argentina. Algunos que han tenido experiencia en el cultivo del cannabis y a partir de su experiencia en el cultivo aprendieron a manejar temas como fertilización, oxigenación del agua, iluminación artificial y ventilación, han comenzado a dar sus primeros pasos”.

“Otros que llegaron a interesarse por esta modalidad de cultivo venían frustrados por las cadenas comerciales, los costos logísticos, la mala calidad de productos y, por último, emprendedores locales que observan lo que ocurre en otros países del mundo e intentan replicar en nuestro país casos de éxito”, destacó.

Argentina tiene 10 mil hectáreas de horticultura bajo cubierta y Brasil tiene 20 mil, de modo que estamos con una superficie que representa la mitad con una población cuatro veces inferior. En materia de superficie cubierta podríamos decir que contamos con un porcentaje importante. Ahora bien, en Brasil cuentan con 6 mil hectáreas de hidroponía, mientras que en nuestro país solo con 6.

Consultado Winograd sobre a qué responde esa diferencia, remarcó: “Seguramente tiene que ver con que la hidroponía significa realizar una inversión alta en cuanto a capital por unidad de superficie. Estamos hablando de 30 a 70 dólares por metro cuadrado, lo que lleva el costo a unos 700 mil dólares por hectárea y, en un país como el nuestro, es más complejo desarrollar esta industria. Sin embargo, desde 2015 a la actualidad se produce un cambio, una actualización de los prejuicios, lo que hace que la actividad logre posicionarse de tal forma que no se pueda volver atrás”.

La hidroponía en Mendoza

Si de hidroponía se habla, Mendoza cuenta con un proyecto importante que se encuentra en el departamento de General Alvear. Este es proveedor de gran parte del Sur argentino y, a su vez, cuenta con algunas verdulerías en Río Gallegos. En este sentido, la firma no solo lidera tecnológicamente sino además logísticamente el sector.

“Históricamente asociábamos hidroponía con cultivo en agua y sustrato, cultivo sin suelo, como algo aparte. Si entendemos que la horticultura en sustrato también es hidroponía, entonces Mendoza está liderando la producción de tomate en verano, por ejemplo. Todos los referentes aún están trabajando en suelo. Seguramente en los próximos años van a avanzar en la producción de tomate en sustrato”, destacó el especialista. Y agregó: “Si a esto le agregamos la producción de frutilla y algún ensayo muy tímido de arándano en maceta que se está haciendo en el norte, tenemos una perspectiva de cultivo hidropónico, no como un fenómeno para pequeños productores de hortalizas sino probablemente para los grandes remitentes de productos al país y al mundo”.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail