San Rafael, Mendoza lunes 10 de mayo de 2021

Mendoza elevó a Nación su propuesta para ser incluida en la nueva Promoción Industrial

El Gobierno de Rodolfo Suárez propone que, en lugar de discriminar a la provincia en los beneficios fiscales que tendrán las demás provincias, se incluya a 106 actividades de Mendoza.

Luego de que el Poder Ejecutivo Nacional decretó incentivos fiscales para Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán, el Gobierno de Rodolfo Suárez elevó una carta a Nación. Consiste en una contrapropuesta, ya que, como ocurrió en los 90 con la Promoción Industrial, el plan nacional brinda ventajas a provincias vecinas con actividades similares a las que se realizan en Mendoza.

El decreto nacional prevé reducción de hasta el 80% de aportes patronales en esas provincias para más de 300 actividades y podría ampliarse a San Juan, por lo que, una vez más, Mendoza quedaría en desventaja competitiva para inversiones y permanencia de empresas y pymes.

El envío de la propuesta ocurre tras la reunión realizada el miércoles 31 de marzo en la que participaron el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié; el subsecretario de Industria y Comercio, Alejandro Zlotolow; el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial, Ariel Schale, y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz, ambos funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo de Nación.

En los fundamentos de la propuesta, enviada desde el Ministerio de Economía y Energía, se señala que la realidad productiva provincial atraviesa “un proceso de caída sostenida en el uso de la capacidad instalada, con escaso o nulo acceso a líneas nacionales de financiamiento blando para equipamiento e innovación”.

“La firma del Decreto Nacional 191/2021, que determina un Régimen de promoción de generación de empleo en el Norte Grande, viene a constituir una seria amenaza de profundización de los problemas estructurales que posee la economía provincial”, asegura la propuesta en sus fundamentos.

“Aun cuando Mendoza toda reconoce la necesidad de establecer políticas de Estado que propendan al federalismo y promuevan el desarrollo de las economías regionales, la generación desde Nación de beneficios impositivos sesgados violenta esos principios y se constituye como factor de discriminación que agrava profundamente las inequidades ya existentes”, se agrega.

Una de las razones que esgrime el Gobierno nacional para dar ventaja a las provincias del Norte es que están lejos de grandes centros de consumo, lo que implica mayores costos de logística. Mendoza está en una situación similar en cuanto a lejanía por lo que, desde el Gobierno de Rodolfo Suárez, se hizo llegar una contrapropuesta al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La propuesta: combinar programas provinciales con Nación

Desde que se inició la crisis por la pandemia, en marzo 2020, Mendoza implementó desde el Ministerio de Economía y Energía diversos programas para sostener la producción, todos financiados por la Provincia.

Casos como Mendoza Activa, Mendoza Activa Hidrocarburos o el Programa Enlace hicieron que muchos mendocinos pudieran seguir trabajando en un contexto adverso.

Ahora, con el decreto que pone en desventaja a Mendoza respecto de provincias que tienen una matriz productiva similar, el Gobierno propone a Nación poder utilizar recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP), para complementar todas las líneas de acción que se vienen desarrollando con recursos propios.

“Incluimos la misma cantidad de actividades que en el Decreto 191/21, pero sacamos algunas que creíamos que no tenían impacto en la provincia e incorporamos otras que obedecen más a la estructura productiva de Mendoza”, indicó el subsecretario de Industria y Comercio de Mendoza, Alejandro Zlotolow.

La propuesta de Mendoza que llegó a manos de Kulfas tiene 106 actividades priorizadas por el decreto nacional, más incentivos para el sector de servicios y comercio.

“Primero, actividades de producción de bienes, similares a lo que es el Norte Grande; segundo, actividades que son generadoras de empleo y también aquellas complementarias con Mendoza Activa, Enlace o futuros programas provinciales”, explicó el subsecretario. “La propuesta tiene como objeto seguir complementando los programas nacionales con acciones provinciales”, agregó.

Como punto fundamental, la Provincia solicita combinar los recursos que ya está destinando Mendoza para paliar la crisis con aportes del FONDEP.

Para llevar adelante la propuesta, los Fondos para Aportes no Reembolsables (ANR), es decir, para subsidios a la inversión y el empleo, serán destinados a un fideicomiso para posibilitar su eficiente gestión.

Además, en la nota se recalca que Mendoza ya cuenta con eficientes sistemas de gestión digital. “La gestión del beneficio se podrá realizar de manera on-line a través del sistema Ticket de la Provincia de Mendoza (Sistema de seguimiento gestionado por la Dirección de Informática y Comunicaciones), que es un sistema probado, transparente y ágil y que sirve de soporte a otros programas ejecutados por la provincia”.

Como contraparte, la provincia seguirá instrumentando y supervisando los programas Mendoza Activa, que devuelve el 40% de la inversión para rubros que abarcan construcción, comercio y agricultura; además del programa de generación de empleo Enlace, que brinda estímulo económico mensual por cada trabajador o trabajadora nueva registrada por las empresas.

Administración conjunta

Para llevar adelante esta propuesta, el Gobierno nacional administrará junto con el provincial y municipios las líneas de acción vigentes, locales y nacionales. Todas estas líneas de acción apuntan a sostener la producción de bienes disminuyendo los costos. “La producción es la que genera mayor valor agregado y capacidad de eslabonamientos productivos virtuosos”, afirma la propuesta.

De esta forma, se podrán sumar a los incentivos provinciales las reducciones de las cargas patronales fijadas por el Decreto Nacional de promoción del empleo. Esto, “siempre y cuando generen ingresos nuevos de mano de obra, en condiciones genuinas, por tiempo indefinido y cumplan en todo con los requisitos de legalidad y participación fijados por los marcos legales vigentes”.

Cabe recordar que todos los programas de empleo e incentivo de la inversión en Mendoza han contado con aval legislativo y han pasado a ser política de Estado.

El programa Mendoza Activa tiene como objeto sostener el funcionamiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, para lo que la provincia ha invertido, hasta la 7ª convocatoria $ 10.594.407.399, distribuidos en los distintos subprogramas, con un total de 2021 proyectos presentados.

“El programa ha sido un ejemplo de federalismo y transparencia en la distribución de recursos e inversiones, fomentando el desarrollo de todos los municipios de la provincia sin discriminación alguna”, asegura la nota.

“Con el Programa de Empleo, incorporamos más de 20.000 perfiles en la Red Provincial de Empleo, alcanzamos más de 1.000 entrenados en el programa Enlace con un monto de transferencias de $29.862.000”, agrega.

El objetivo final es que Mendoza, que ha realizado grandes esfuerzos en programas propios sin ayuda de Nación, no se vea perjudicada por un decreto con el que se corre el riesgo de perder inversiones, que se podrían trasladar a provincias vecinas que tienen las mismas actividades económicas.

El decreto nacional, de hecho, dará descuentos de hasta el 80% de aportes patronales en decenas de actividades que hoy se llevan adelante en Mendoza y que la provincia quiere preservar.

Algunos ejemplos son elaboración de mostos y vinos, elaboración de sidra y otras bebidas alcohólicas fermentadas, apicultura, sistemas de riego, preparación de conservas, envasado de dulces y jaleas, elaboración de jugos naturales y concentrados, elaboración de frutas, hortalizas y legumbres congeladas, elaboración de frutas deshidratadas o desecadas, elaboración de aceite de oliva, fabricación de ladrillos, cemento y yeso, cal, fabricación de equipos y productos informáticos, fabricación de motores, generadores y transformadores eléctricos o maquinaria y equipo de uso agropecuario y forestal.

La lista incluye más actividades, por lo que, si no se instrumenta un programa alternativo, la provincia corre el riesgo de perder empresas atraídas por los beneficios fiscales decretados por Nación.

Qué dice el decreto nacional

El Decreto 191/2021 que excluye a Mendoza contempla la reducción de los aportes patronales de hasta 80% durante tres años, para los empleos creados a partir del 1 de abril.

Abarca a Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán; con la posibilidad de extenderse a San Juan.

El decreto puntualiza que la rebaja de los aportes será compensada “con recursos del Tesoro Nacional con el fin de no afectar el financiamiento de la seguridad social ni el cálculo correspondiente a la movilidad previsional”.

Como la vieja Ley de Promoción Industrial que benefició a todo Cuyo menos a Mendoza, este incentivo pone en desventaja a la provincia. Cabe destacar que aquella ley derivó en un juicio, con posterior arreglo extrajudicial en 2006, cuando Néstor Kirchner firmó con Julio Cobos la financiación de la represa de Portezuelo del Viento por los perjuicios ocasionados.

Clic aquí para ver la propuesta

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail