San Rafael, Mendoza miércoles 12 de mayo de 2021

En Mendoza el coronavirus no da tregua

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1604721911704hisopados%20pcr%204.jpgSe trata de casos sospechosos de reinfección. El promedio de las edades de los afectados ronda los 39 años.

La segunda ola de coronavirus trajo aparejada una serie de situaciones que no estuvieron presentes en la primera y que está llamando la atención de los especialistas. Lo cierto es que el virus está atacando ahora, por lo general, a la población activa, más joven. No sólo eso: además, muchos de ellos han sido reinfectados en dos o tres oportunidades.

Frente a los casos reiterados de la enfermedad, la directora de Epidemiología, Andrea Falaschi, aseguró a El Sol que pueden gestarse dos situaciones:

  • Casos sospechosos de reinfección: son las personas que tuvieron dos infecciones por COVID 19 detectada por PCR en un periodo mayor a 45 días entre uno y otro, y en ese lapso dejaron de tener síntomas o se les hizo una PCR y fue no detectable.
  • Casos confirmados de reinfección: requiere tener ese caso sospechoso y hacer un estudio de las dos infecciones para determinar que la misma se provocó por diferentes linajes.

De acuerdo con las cifras oficiales extraídas del Sistema Nacional de Vigilancia (SNV), hasta el 17 de abril (que representó la semana  epidemiológica 15) se han identificado 377 personas que han tenido 2 positivos, separados por un tiempo de 45 días entre uno y otro.

“El promedio de edad de esas personas es de 39 años y se trata de casos sospechosos de reinfección”, explicó Falaschi.

A la hora de analizar el rango etario de esos pacientes reinfectados en dos o más oportunidades, la epidemióloga manifestó que «la mayoría está concentrado en el grupo más activo, es decir, el que trabaja y circula, comprendido entre los 30 y 59 años»:

  • 240 casos: tienen entre 30 y 59 años
  • 84 casos: entre 18 y 29 años
  • 43 casos: entre 60 y más años
  • 10 casos: en pediatría

Respecto al género, Falaschi advirtió que “de los 377 casos, el 57% son mujeres sospechosas de reinfecciones”.

La segunda ola no da tregua.

Además, la profesional aseguró que, en la actualidad, existen unos 61 profesionales del sistema sanitario que se encuentra en ese grupo de afectados. En este caso, la mayoría, recibió las dos dosis de la vacuna.

«Del total de casos registrados en marzo, el 0,7% correspondió a personal de la Salud; en tanto, en abril el número se redujo notablemente a un 0,4% del total de contagios», reportó.

Finalmente la funcionaria expresó que «de todos los casos sospechosos de reinfección registrados, sólo requirieron internación 33 pacientes».

En primera persona: se contagió tres veces

Gerardo Scafi tiene 37 años, es empresario de transporte y contrajo el virus en tres oportunidades.

“La primera vez me agarró en septiembre u octubre del año pasado. No presenté ningún síntoma y como mi hermano dio positivo, resulté contagiado por contacto estrecho. Luego, a fines de enero, volví a hisopearme porque tuve mucha tos y nuevamente me dio positivo. Finalmente, hace 17 días, el PCR me vuelve a dar positivo, pero en esta oportunidad, la situación fue mucho más compleja que las anteriores”, explicó el hombre que hoy se encuentra «relativamente bien».

Scafi manifestó que siempre tomó todos los recaudos pertinentes y también admitió que, en la actualidad «se relajó un poco».

“La tercera fue la más fuerte de todas y, al lado de otras personas que pasaron por lo mismo, la saqué muy barata porque no requerí internación, transité el virus en mi casa», contó el empresario. Y agregó: «Lo feo y lamentable es que contagié a mis padres, de 78 y 75 años, pero ellos al estar vacunados sólo tuvieron síntomas leves”, contó.

A la hora de dar cuenta de los síntomas, Scafi dijo: “Empecé con tos, mucho dolor de cuerpo y agitación. Llegaba la noche y no soportaba el dolor en las articulaciones, sobre todo en las piernas, y el cansancio era intenso. A diferencia de las veces anteriores, acá realmente me asusté. El virus me tiró unos 7 días a la cama y no podía levantarme, fue de un día para el otro. Me costó y aún sigo sin recuperarme ya que conservo el cansancio y tengo mucha tos. En unos días tengo que hacerme un control de tórax”.

El empresario siempre respetó al virus, pero no se volvió obsesivo: “Mientras más me informaba, peor era porque la cabeza comenzaba a somatizar y aparecían síntomas inexistentes. Trato de cuidarme, cuido a mi entorno, pero me tocó y acá estoy saliendo. La última vez no se de dónde me contagié y la duda estará latente”.

Finalmente habló sobre el comportamiento de la gente de su edad y dijo: “Creo que los chicos tienen conciencia porque hay un miedo instalado. Tengo amigos que no salen y se cuidan y también han  terminado contagiados”.

Los contagiados, cada vez más jóvenes

Una de las particularidades de la segunda ola es la edad de los que contraen el virus. “El año pasado hablábamos de gente mayor a 70 años, gente que no contaba con vacunas y que, encima, tenía enfermedades de base, en su mayoría. Esta vez, los que ocupan las camas críticas de los hospitales son menores de 60, es decir que el promedio de los internados bajó”, comentó el coordinador médico de la cámara que nuclea a los efectores privados, Rodolfo Torres.

Imagen ilustrativa.

l profesional advirtió que, a diferencia de lo que se observó en el 2020, ahora los pacientes que llegan a la terapia no necesariamente tienen enfermedades de base.

“Nos encontramos con casos cuyos estados de salud han sido óptimos, gente deportista. Y también otros que tienen comorbilidades. El virus hoy está atacando a los más jóvenes que, lamentablemente, son los que están activos, están circulando y no tienen la vacuna colocada”, sentenció Torres.

Por:N. Mantineo y M. Alarcónredaccion@elsol.com.ar

Fuente:https://www.elsol.com.ar/mendoza/cuantos-mendocinos-contrajeron-coronavirus-dos-o-mas-veces

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail