San Rafael, Mendoza martes 11 de mayo de 2021

Alcayota, la delicia que abunda en Mendoza y es ideal para dulces

Crece en muchos patios mendocinos y también se consigue en ferias. Desde el porgrama 365 Tentaciones te contamos qué propiedades tiene y cómo se puede comer.

La alcayota, cayote o calabaza blanca es una planta rastrera originaria del continente americano, cuyo cultivo se ha extendido a todo el mundo y sobre todo en Mendoza, donde no es raro verla crecer en muchos patios y se cultiva para su venta en Lavalle, Las Heras y Guaymallén.

Mientras las flores y brotes pueden consumirse como verduras, su fruto, debido a su alto contenido de azúcares, resulta ideal para la elaboración de dulces y postres.

El fruto es de color verde con rayas blancas y pesa alrededor de 3 kilos. Cuando se cocina, se caracteriza por una fibra gruesa muy resistente. Es fuente de fibras y rica en vitamina C y E, ambas antioxidantes.

El dulce, tradicional de la región de Cuyo también se llama “cabello de ángel”, por sus finos hilos y se utiliza en facturas, alfajores y tortas. También se consume untado en tostadas o pan casero, como cualquier otra mermelada. Suele prepararse con nueces, lo que le da un rico toque gourmet y acompaña muy bien una rebanada de queso o una barrita de chocolate.

Además, se elaboran conservas de esta fruta, ya que la mayoría de sus propiedades se mantienen, en condiciones adecuadas, mucho tiempo.

Mermelada

Ingredientes

  • 1 alcayota
  • 900 g de azúcar
  • 200 g de nueces molidas (opcional)
  • Ralladura de 2 naranjas

Preparación

Poner la alcayota entera en el horno a 200°C por 30 minutos.

Dejar entibiar. Pelar y picar en cuadritos de 1 cm aproximadamente la alcayota, sacar las pepas. Acomodar los cuadrados de alcayota en una olla. Agregar la azúcar encima, dejar reposar unas 2 horas y luego llevar a hervor.

Revolver de vez en cuando el dulce de alcayota y cocinar por unos 20 minutos aproximadamente a fuego bajo.

Agregar a las alcayotas las cáscaras de naranjas ralladas y revolver muy bien.

Es opcional agregar a la preparación, al final, nueces molidas

Tarta de alcayota

Ingredientes (para un molde mediano)

Para la masa

  • 2 tazas de harina
  • 100 g manteca
  • 1 huevo
  • 50 ml de leche

Para el relleno

  • 1 alcayota de aproximadamente 1 kg
  • 1 kg de azúcar
  • 100 g de nueces
  • 2 ramitas de canela
  • 2 clavos de olor

Preparación

Juntar la harina y la manteca, ambas deben estar a temperatura ambiente. Incorporar el huevo y parte de la leche hasta que la masa quede bien unida. Estirar un poco más de la mitad de la masa con los dedos y cubrir un molde hasta los bordes. Pinchar con un tenedor y reservar. Guardar el resto para hacer el enrejado superior.

Relleno: poner en una olla grande la alcayota pelada con el azúcar, el clavo de olor y la canela. Tener en cuenta que tiene una cáscara dura que se puede pelar dando golpes con un cuchillo y luego sacar los trozos. Otra variante es cocinar en horno hasta tiernizar.

Hervir una hora o hasta que la fruta quede transparente. Incorporar las nueces y cocinar 15 minutos más. De esta misma forma se hace el dulce de alcayota.

Rellenar la tarta. Para cerrarla, se pueden hacer cintas de masa y decorarla con trama o simplemente estirar una masa redonda y cubrirla. Pintar la tarta con huevo batido o con leche.

Calentar el horno 5 minutos. Cocinar la tarta 30 minutos a horno medio o hasta que esté dorada.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail