San Rafael, Mendoza lunes 10 de mayo de 2021

Ahora Rusia asegura que el intervalo entre las dos dosis de la vacuna Sputnik V puede ser de tres meses

Lo comunicó Alexander Gintsburg, director del Centro de Investigación Gamaleya. Es un guiño a la decisión argentina de postergar la segunda dosis, pero por ahora no hay publicado un estudio que lo respalde.

El director del Centro de Investigación Gamaleya, Alexander Gintsburg, informó este lunes que el intervalo entre la primera y la segunda dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus se puede extender hasta tres meses.

La novedad cobra especial relevancia en Argentina, en particular para los adultos mayores que en las últimas semanas recibieron el componente 1 de esta vacuna, concientes (por la decisión oficial de alcanzar a más personas con una sola dosis) de que la segunda inyección les tocaría recién tres meses después, a pesar de la recomendación rusa de separar las dosis por 21 días, con un máximo de 60.

En las últimas semanas Clarín había consultado (sin resultado) a los referentes locales del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) si respaldaban la decisión del Gobierno de dilatar los tiempos entre ambas dosis.

La respuesta llegó finalmente este lunes, a través de un comunicado en el que se aclara que «es posible aumentar el intervalo mínimo entre la primera y la segunda vacuna, desde los 21 días aprobados anteriormente hasta tres meses».

El texto asegura que «la extensión del intervalo no afectará a la vacuna», agrega que «induce una respuesta inmune» y suma que, «en algunos casos, la potenciará y prolongará».

Por ahora se trata de un respaldo de carácter verbal a la decisión de algunos países de priorizar la dosis 1, que reformula las indicaciones iniciales desde Rusia sobre los 60 días «de máxima». No se dieron a conocer datos precisos sobre la investigación que sustenta la nueva indicación.

Del mismo modo, por ahora no hay precisiones (Clarín las aguardaba al cierre de esta nota) sobre el pasaje del comunicado que más esperanza: aquel que afirma que a mayor separación de las dosis podría haber, de «yapa», mayor cobertura inmunológica.

La escena recuerda lo que pasó hace algunas semanas con la vacuna de Oxford-AstraZeneca, cuando los desarrolladores reformularon la relación tiempo/eficacia en la administración de sus dosis, información que, cabe destacar, quedó plasmada en un paper de la revista The Lancet, en marzo pasado.

Eficacia

Hace solo una semana, el Centro Gamaleya había informado un aumento en la eficacia del esquema completo de la Sputnik V, que incluye dos componentes diferentes: del 91% pasaron a confirmar un 97,6% de eficacia, según un relevamiento hecho en Rusia entre diciembre y marzo.

De acuerdo al estudio, la tasa de infección desde el día 35 posterior a la primera dosis fue 0,027%, mientras que esta cifra se eleva a 1,1% en población adulta no vacunada.

Sin embargo, respecto de dilatar las dosis se han registrado más interrogantes que certezas.

Si bien se había informado que a los 14 días de la administración del componente 1 la eficacia llegaba al 87%, no quedaba demasiado clara la «vida útil» de los anticuerpos.

Es decir, más allá de que a comienzos de abril un grupo de científicos del Conicet informó datos auspiciosos, tras relevar que la tasa de mortalidad con solo una sola dosis de Sputnik en mayores de 60 años se reducía 20 veces (o sea que la protección contra la muerte superaba el 95%), seguía sin ser respondida la pregunta por la durabilidad de la inmunidad a lo largo de 90 días.

Mientras el Centro Gamaleya avanza con dos ensayos centrados en su versión de unidosis «Sputnik Light», la novedad difundida este lunes aporta tranquilidad a cientos de personas que por estas horas aguardan ser vacunadas con el componente 2.

En tanto, desde el laboratorio ruso estimaron que, «dada la demanda excepcionalmente alta de la vacuna entre la población (N. de la R.: la Sputnik está aprobada en 60 países), esta decisión acelerará significativamente la inmunización».

Regulación local

«Creemos que depende de cada regulador nacional decidir si mantener el intervalo de 21 días entre inyecciones o extenderlo hasta tres meses», sugirieron desde el Centro Gamaleya, antes de hacer una alusión directa a la Argentina.

Y añadieron: «Como desarrolladores de la vacuna, también apoyamos las declaraciones anteriores realizadas de forma independiente por respetados reguladores de la salud, como la ANMAT, sobre la ampliación del intervalo entre inyecciones».

A fines de marzo y en medio de la dificultad para conseguir vacunas contra el coronavirus, el Consejo Federal de Salud había recomendado postergar por tres meses la aplicación de las segundas dosis de las vacunas, para así cubrir con una primera dosis a la mayor cantidad posible de personas.

El tema generó controversia ya que, hasta ese momento, la medida solo tenía respaldo científico en el caso de la vacuna desarrollada por AstraZeneca/Oxford.

«Después de los tres meses de la primera dosis, se sugiere la aplicación de la segunda dosis en forma escalonada priorizando de manera secuencial la población de mayor riesgo de enfermedad grave (mayores de 60 y personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo) para completar esquema», habían señalado en aquel momento desde Presidencia.

«En aquellas personas con diagnóstico confirmado de Covid-19 luego de la primera dosis de vacuna, según definición del Ministerio de Salud, (la recomendación es) postergar la aplicación de la segunda dosis entre tres y seis meses posterior al alta clínica», agregaban.

Pero ahora el Gobierno también tiene el aval que faltaba desde los desarrolladores para prolongar la aplicación de la Sputnik V, cuyos dos componentes son diferentes. De hecho, hace una semana llegaron al país 800.000 dosis de la vacuna rusa, todas del primer componente, y todavía no se informó cuándo arribarán las segundas dosis.

Hasta el momento, en 12 operaciones completadas por Aerolíneas Argentinas hacia la capital de la Federación Rusa se trajeron al país 5.267.745 dosis de la vacuna de Gamaleya.

Estas vacunas deben viajar en contenedores especiales llamados «Thermobox», que necesitan estar refrigerados mediante el sistema termogel y hielo seco para mantener la temperatura a 18 grados bajo cero.

JPE – EMJ

Fuente;https://www.clarin.com/sociedad/rusia-asegura-intervalo-vacuna-sputnik-v-primera-segunda-dosis-puede-extenderse-3-meses_0_V84eFD3BG.html

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail