San Rafael, Mendoza martes 20 de abril de 2021

Por qué la venta de productos de limpieza sigue en alza a pesar del derrumbe general del consumo masivo

La aparición del covid-19 en la Argentina, en marzo 2020, hizo que los consumidores se volcaran más intensamente que lo habitual a la compra de productos de limpieza del hogar y para la higiene personalLa aparición del covid-19 en la Argentina, en marzo 2020, hizo que los consumidores se volcaran más intensamente que lo habitual a la compra de productos de limpieza del hogar y para la higiene personal

Según un informe de Scentia sobre el nivel de ventas de febrero, esta categoría es la única que crece en el total canales. Cuáles son los productos más demandados por un consumidor con bolsillos “flacos”

El último informe de consumo masivo global que dio a conocer la consultora Scentia reflejó una caída de las ventas en febrero, en supermercados y autoservicios independientes, del 8,4% interanual, que hizo que en el primer bimestre la contracción acumulada ya trepe al 4,5%. Este efecto es básicamente producto de la peor performance de los comercios de cercanía, cuyas ventas se vienen desplomando producto de un claro diferencial de precios respecto de las grandes cadenas.

Dentro de esta magra performance general, hay rubros que resisten y sigue mostrando números positivos respecto del año anterior. Es el caso del rubro “limpieza del hogar y de ropa”. ¿Por qué esta categoría sigue pujante, a un año del comienzo de la pandemia? ¿Cuáles son las preferencias de los consumidores en un contexto de fuerte deterioro del poder adquisitivo?

La aparición del covid-19 en la Argentina, en marzo 2020, hizo que los consumidores se volcaran más intensamente que lo habitual a la compra de productos de limpieza del hogar y para la higiene personal. Tal fue la demanda que se generó en los primeros meses de la crisis sanitaria que algunos artículos escasearon hasta que las empresas ajustaron sus niveles de producción o, en el caso del alcohol en gel, por ejemplo, nuevas compañías comenzaran a elaborarlo.

“Este crecimiento llegó para quedarse”, coinciden los expertos en consumo y las empresas del ramo

El informe de Scentia mostró que las ventas en unidades del segmento “limpieza de hogar y de ropa” crecieron en febrero 5,3% respecto de igual mes del año previo, y acumulan un alza del 6,9% en el bimestre. En las grandes cadenas, comparten el podio con los productos “impulsivos”, pero en el caso de los autoservicios independientes, es el único que crece en términos interanuales. No es un dato menor que la base de comparación de febrero del 2020 es baja en el rubro, debido a que todavía no había pandemia y la explosión de estas compras arrancó al mes siguiente. De todos modos, en la industria remarcan que hay hábitos de higiene que se mantendrán aún cuando el covid-19 sea un recuerdo. Tal vez no el alcohol en gel, pero sí la lavandina o los jabones de tocador, por ejemplo.

“Las ventas de productos básicos crecieron entre 7% y 10% el año pasado, aunque en los premium se registran caídas, tanto en volumen como en facturación. Los consumidores han tenido un pasaje de primeras marcas a segundas y terceras marcas. Aparecieron muchas marcas de lavandina, porque es el elemento básico, muchos productos económicos sin tanta sofisticación”, explicó el presidente de la Asociación de Industrias Productoras de Artículos de Limpieza Personal, del Hogar y Afines (ALPHA), Miguel Queraltó, en diálogo con Infobae.

Las ventas de lavandinas crecieron 31% en 2020 versus 2019 y en enero treparon 15% interanual, según la consultora KantarLas ventas de lavandinas crecieron 31% en 2020 versus 2019 y en enero treparon 15% interanual, según la consultora Kantar

El directivo sostuvo que sigue habiendo un público ABC1 que consume productos cada vez más premium, pero “hay que reconocer que hay un mercado al que el nivel de ingresos no le da para tanta sofisticación” y “se ha notado en este tiempo el lanzamiento de marcas más baratas”.

Sobre los cambios de hábitos a raíz de la crisis sanitaria, Queraltó remarcó que “siempre estas situaciones generan cambios culturales” y que “si antes la gente se lavaba las manos sólo antes de comer, ahora tal vez lo hace cinco veces al día. Lo mismo que la lavandina, ahora se usa más”. Por ende, hay algunos productos que van a salir favorecidos de este contexto pandémico.

Según datos de la consultora KantarWorldPanel, la categoría “cuidado del hogar” creció en unidades 2% el año pasado y las tres subcategorías que más demanda tuvieron fueron las de lavandinas, insecticidas y desodorantes de ambientes. En el primer caso, treparon 31% versus el 2019 y en enero de este año las ventas estuvieron 15% por encima de las del año pasado. Los desodorantes, en tanto, crecieron 17% el año pasado y en enero 12% interanual. También los guantes tuvieron buena performance en este contexto del covid-19: mientras que cerraron el 2020 con un alza de 21% respecto de 2019, la variación de enero fue del 7 por ciento.

A su vez, los repelentes tuvieron un alza del 30% el último año -por el dengue- y en enero siguieron creciendo (6%). Por el contrario, otros productos de la categoría que habían sido muy consumidos durante la cuarentena ya estabilizaron su demanda. Apenas crecieron 1% versus 2019 y en el primer mes de este 2021 reflejaron una caída de 2 puntos en términos interanuales.

Desde Unilever, una de las empresas líderes en este rubro, afirmaron que “a nivel de mercado se vio un cambio muy grande hacia todos los productos de desinfección”. “Se observó un incremento en el uso de la lavandina, abarcando todos los niveles socio-económicos. Alrededor de un 50% de hogares declararon que, o bien comenzaron a usar, o incrementaron el consumo de limpiadores desinfectantes haciendo crecer los segmentos de limpiadores antibacteriales. Asimismo, el alcohol también tuvo mucho protagonismo, aunque no se considera producto domisanitario”, agregaron en la firma.

Alrededor de un 50% de hogares declararon que, o bien comenzaron a usar, o incrementaron el consumo de limpiadores desinfectantes haciendo crecer los segmentos de limpiadores antibacteriales

Además, precisaron que al principio de la cuarentena se observaron ciertos cambios de hábito relacionados con la limpieza de los zapatos, llaves, celulares, compras al ingresar al hogar o desinfección de frutas y verduras y que si bien algunos bajaron su intensidad, muchos declaran que hay hábitos que llegaron para quedarse. “Con lo cual creemos que va a aumentar la base de usuarios de productos desinfectantes a futuro. La preocupación por la desinfección se venía dando y se aceleró mucho más en este contexto. También se buscan productos que brinden soluciones integrales, que otorguen múltiples beneficios, como limpiadores que garanticen la desinfección a la vez. También, hay una tendencia en la búsqueda de productos más sustentables, tanto desde packaging como de fórmula. Todo lo que sea más amigable con el medio ambiente”, afirmaron desde la compañía.

Tras compartir las cifras de cada subcategoría, el director comercial de KantarWorldPanel, Daniel Mamone, dijo a Infobae: “El presupuesto de los hogares cada vez es más acotado” y en ese contexto un producto como la lavandina tiene más chances de tener una demanda sostenida, al igual que el jabón, que fue una categoría que lideró el crecimiento en cuidado personal desde el inicio de la crisis sanitaria.

Fuente:https://www.infobae.com/economia/2021/03/21/por-que-la-venta-de-productos-de-limpieza-sigue-en-alza-a-pesar-del-derrumbe-general-del-consumo-masivo/

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail