San Rafael, Mendoza jueves 22 de abril de 2021

Luz: Mendoza denuncia una nueva «discriminación» de la Nación

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1616508588255luz.jpgEl gobierno provincial critica los subsidios que la Casa Rosada planea otorgar a Edenor y Edesur para amortiguar el aumento tarifario en el Área Metropolitana de Buenos Aires antes de las elecciones.

«Aberrante». «Discriminatorio». «Tomada de pelo». Estas son sólo algunas de las definiciones que lanzaron desde el gobierno de Mendoza para referirse al proceso de aumento tarifario del servicio eléctrico que se analiza para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Este martes se desarrolló la audiencia pública virtual para debatir la tarifa de transición para Edenor y Edesur, las únicas distribuidoras del país que se encuentran bajo órbita federal y son controladas por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).

Mientras varias provincias ya definieron y aplicaron las alzas tarifarias para la distribución eléctrica para este año (en Mendoza fue del 30% en promedio), el incremento en el área metropolitana se está estudiando recién ahora, con diferentes visiones. Edenor y Edesur aseguraron que sus requerimientos de aumentos para los usuarios residenciales son del 31% y 34% promedio, respectivamente. Pero el ENRE afirmó que en realidad, con todos los ingresos solicitados, los pedidos son de hasta 81% y 157%.

Tarifas congeladas

Las tarifas eléctricas en el AMBA están congeladas desde hace casi dos años. Pero en pleno contexto electoral, las inminentes subas de la luz para esa región serán sensiblemente inferiores a las solicitadas por las empresas y, siguiendo las recomendaciones de los técnicos y funcionarios encolumnados con la vicepresidenta Cristina Kirchner, rondarán entre el 7 y 9% promedio de la factura final.

El plan del ministro de Economía, Martín Guzmán, era la de ajustar las tarifas de todos los servicios públicos en torno al 29% anual, para seguir la inflación proyectada en el Presupuesto 2021 y evitar tener que aumentar los subsidios. Sin embargo la postura del ala kirchnerista del gobierno nacional apunta a incrementos por debajo del 10% para que el golpe al bolsillo no se sienta tanto durante la campaña electoral. La definición de la Casa Rosada se tomaría a mediados o fines de abril y el incremento comenzaría a regir a partir de mayo.

“El incremento en las facturas tiene que acompañar una recuperación en la economía; no tiene que afectar el poder adquisitivo de los salarios”, aseguró este martes la interventora del ENRE, Soledad Manín, al abrir la audiencia pública.

En los informes que presentaron al ENRE, las distribuidoras destacan que para mantener sus niveles de servicio necesitan $20.142 millones (Edenor) y $34.260 millones (Edesur). Para equilibrar ese déficit -la diferencia entre lo que recaudan y lo que gastan en la operación- sólo hay dos opciones: aumento de tarifas o subsidios del Estado. 

«Solicitamos que a través de tarifas o subsidios directos se nos provea de los fondos necesarios para continuar el proceso de mejora y ampliación del servicio», indicaron este martes desde Edenor, la distribuidora recientemente adquirida por el grupo Vila-Manzano, que también controla la mendocina Edemsa.

En la misma sintonía, desde Edesur afirmaron que “conceptualmente existen dos formas excluyentes de ingresos para poder cubrir todas las erogaciones del servicio: una es aplicando un aumento sobre la tarifa del usuario final, y la otra, mediante un subsidio nacional”.

En este sentido la intención de la subsecretaría de Energía Eléctrica sería aplicar subvenciones directas por aproximadamente $60.000 millones para ambas distribuidoras, con el objetivo de evitar un impacto fuerte en las facturas residenciales del AMBA. 

El reclamo y la queja del gobierno mendocino apunta justamente a esos fondos que destinará el Tesoro nacional para  favorecer exclusivamente al Área Metropolitana de Buenos Aires.

«El aumento en el AMBA lo vamos a terminar subsidiando todos los argentinos», afirmó el secretario de Servicios Públicos de Mendoza, Natalio Mema, que calificó como esa decisión como una nueva muestra de la «falta de federalismo» de la Casa Rosada.

Las otras «discriminaciones»

En Mendoza afirman que la «discriminación» no sólo se nota en el sector eléctrico. Situaciones similares se registran, de acuerdo con autoridades locales, en otros servicios como el transporte público y el agua. 

En cuanto al precio actual del boleto de colectivo en el AMBA ($18 el mínimo), Mario Meoni, ministro de Transporte de la Nación, admitió: “Tenés $70 de subsidio y $20 que paga la gente, un subsidio altísimo”.

Las subvenciones al boleto de colectivo generaron a comienzos de febrero un duro cruce entre Mema y el Ministerio de Transporte de la Nación.

El funcionario local dijo que este año cayeron 50% -en términos reales- los recursos nacionales para subsidiar el boleto en Mendoza, que cuesta $25. Desde la cartera que encabeza Meoni le respondieron con un comunicado donde advierten que «la asistencia económica será de $2.130 millones durante el 2021, representando un aumento del 265% de subsidios que en 2019, donde la provincia recibió solamente $803 millones».

En el caso del agua potable, el gobierno de Mendoza decretó en enero un aumento del 30%. Mientras que en el AMBA, el último incremento se estableció en 2019 y no está previsto aplicar otra suba.

Por:Federico Brusottifederico.brusotti@elsol.com.ar@fedebrus
Fuente:https://www.elsol.com.ar/mendoza/luz-mendoza-denuncia-una-nueva-discriminacion-de-la-nacion

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail