San Rafael, Mendoza martes 20 de abril de 2021

La deuda, en el centro de la renegociación del contrato con el Nación

La deuda, en el centro de la renegociación del contrato con el NaciónEl 30 de junio vence el acuerdo y se barajan tres posibilidades: un contrato por un año; uno por cinco o cambiar de entidad.

La provincia de Mendoza vuelve a encarar una negociación clave con el banco Nación. Se trata, en este caso, del vencimiento del contrato que tiene a la entidad estatal como agente financiero de una provincia que deposita mes a mes unos $7.000 millones a cerca de 100.000 empleados del Estado local, pero que los números incrementan considerablemente en todos los movimientos financieros de la provincia.

Pero hay un dato no menor que estará sobre la mesa entre las partes, que es una deuda por $13.800 millones que el Poder Ejecutivo tiene con el Nación. El objetivo del radicalismo será tener mejores condiciones de pago que el que rubricó en septiembre, además de tener claramente más beneficios en el contrato con la entidad. Sin embargo, la negociación se hace con una gestión nacional de distinto signo político que el que gobierna provincia; el anterior acuerdo se hizo en 2016, cuando Alfredo Cornejo y Mauricio Macri eran gobernador y presidente respectivamente.

Entre las opciones del Gobierno también está la de tener otro agente financiero. Si bien es una posibilidad por ahora remota, si ocurriese eso debería pagar al contado la deuda con el Nación, que corresponde a un 12,3% de las acreencias totales de Mendoza (el 50,8% son con tenedores de bonos, el 20,5% con el Gobierno Federal, y el 16,3% con organismos multilaterales).

El 30 de junio es el día en el que vencerá el contrato de 5 años, que fue rubricado en 2016 por el ex gobernador, Alfredo Cornejo; y el ex presidente de la entidad, Carlos Melconian.

Actualmente los actores son el mandatario Rodolfo Suárez y Eduardo Hecker, que preside el Nación y que ya adelantó el interés de volver a establecer un contrato por 5 años más.

“A esta conducción del banco Nación le interesa seguir trabajando con el gobierno y la provincia de Mendoza, creemos que allí hay una relación fructífera”, declaró Hecker a Los Andes en la edición del 14 de marzo.

Entre los fundamentos que dio para un contrato de 5 años nombró la “buena relación” entre ambas partes y también el hecho de “establecer un marco más estable también para la tranquilidad de la provincia”.

Desde el Poder Ejecutivo admitieron que están reuniéndose “permanentemente” con autoridades del Nación y que uno de los temas es el inminente vencimiento del contrato, pero le bajaron la espuma al asunto, al dejar en claro que no tomarán la decisión de manera apresurada y que hay tres alternativas que se barajan: prorrogar un contrato por un año, firmar por 5, o cambiar de agente financiero. Además del Nación aparece otro competidor, el banco Supervielle, que es el agente financiero de varios municipios.

Por otro lado, si bien una promesa de campaña de Suárez fue la creación de un banco provincial, el proceso en primer lugar es complejo y largo, y si bien desde Casa de Gobierno aclararon que es un tema en el cual se sigue trabajando, la pandemia del coronavirus y la crisis económica afectaron los plazos, por lo que seguramente Mendoza deberá esperar algún tiempo más para concretar esta idea.

Lo cierto es que los procesos de renegociación del contrato han sido complejos. Lo fue en la gestión de Celso Jaque en 2010, así como también en la de Cornejo, teniendo en cuenta que es el momento propicio en el que la provincia puede negociar beneficios, como ampliación o más acceso de créditos hipotecarios y agrícolas, con mejoras en las tasas, entre otros.

La deuda en la mira

Según el stock de la Deuda Pública del ministerio de Hacienda, Mendoza debe U$S143,57 millones al Nación. El año pasado hubo una dura negociación entre las partes por nuevas condiciones de pago, que generó encontronazos con la entidad y, en términos políticos, también con el gobierno nacional de Alberto Fernández. El motivo fue que las discusiones se alargaron por 9 meses, en momentos en los que a la provincia se le siguió descontando el dinero mes a mes en una situación crítica como la cuarentena, en la cual la recaudación se desplomó casi a cero por algunas semanas. En aquella negociación, el Poder Ejecutivo no aceptó una cláusula impulsada por el Banco que implicaba, al firmar la renegociación de la deuda, una ampliación del contrato como agente financiero por 5 años, es decir, hasta la finalización del pago de las acreencias.

En el ministerio de Hacienda, comandado por Lisandro Nieri, se guardaron esta carta de la finalización del contrato como agente financiero para volver a negociar en estos meses mejores condiciones en el pago de los $13.800 millones. “Si aceptábamos ese punto, no íbamos a poder acceder a negociar mejores condiciones para la deuda Mendoza”, razonan desde el edificio ubicado en calle Virgen del Carmen de Cuyo. De hecho, el acuerdo firmado en septiembre establece 6 meses de gracia con una amortización del capital en 60 meses (5 años), con una tasa de interés del 5%.

Recordemos que la provincia había pedido una tasa de interés del 2% y un plazo de gracia de 18 meses. Se especula que la nueva propuesta local se encaminará en este sentido.

Competencia abierta

No obstante, sí hay otra cláusula vigente, llamada “de aceleración”, que establece que, si Mendoza cambia de agente financiero, debe cancelar la deuda al contado. Aquí aparecen otros bancos que están interesados en ofrecer sus servicios a la provincia, como es el caso del Supervielle, que maneja las cuentas municipales de varios municipios.

Según un relevamiento de Los Andes, Supervielle es el agente financiero de Capital, Godoy Cruz, San Martín, Luján de Cuyo y Las Heras. El Nación opera las cuentas de Santa Rosa, Tupungato, San Carlos, Lavalle y La Paz. Además, el Credicoop está presente en los departamentos de Rivadavia y Junín. En el caso de San Rafael, no tiene un contrato firmado, pero realiza la mayoría de las acciones financieras con el Nación, según confirmaron desde el municipio. En tanto, Guaymallén y Maipú tampoco tienen contratos con algún agente financiero. Es un hecho igualmente que el alcance que tiene el banco Nación en Mendoza es notablemente superior al del resto de las entidades bancarias. En Mendoza tiene 3 gerencias zonales, 40 sucursales, 17 anexos operativos, un puesto de promoción y 287 cajeros automáticos.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/economia/la-deuda-en-el-centro-de-la-renegociacion-del-contrato-con-el-nacion/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail