San Rafael, Mendoza jueves 22 de abril de 2021

Energía: aumentan el precio y los subsidios a los combustibles, pero la producción no deja de caer

Foto de archivo - Un trabajador mira sobre una plataforma de perforación de petróleo y gas en el área Vaca Muerta, en la provincia patagónica de Neuquén, Argentina. Jan 21, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian Un trabajador mira sobre una plataforma de perforación de petróleo y gas en el área Vaca Muerta, en la provincia patagónica de Neuquén, Argentina. Jan 21, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian

Así precisan un informe del Instituto Argentino de Energía y datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP). En 2020 los subsidios energéticos sumaron $ 440.000 millones

Aunque en lo que va del año el precio de los combustibles aumentó 4 veces, el próximo martes tendrá su quinto aumento y hay programadas nuevas subas para el segundo trimestre, la producción de petróleo y gas de la Argentina sigue cayendo.

Esto es así a pesar incluso de que en el último año los subsidios a la producción aumentaron 92%, a nada menos que $440.189 millones, según precisó un flamante documento del Instituto Argentino de Energía (IAE General Mosconi) con datos de la Asociación Argentina de Presupuesto Público y Administración Financiera (ASAP).

“En enero de 2021 la producción de petróleo se redujo 7,3% interanual”, señaló el informe de “Tendencias Energéticas” del IAE, que precisó además que la producción total acumulada durante los meses de cuarentena se redujo 8,1% respecto a igual período anterior”.

En enero, la producción convencional de petróleo se redujo 13,3% en tanto la producción “no convencional” de formaciones como Vaca Muerta aumentó 12,7%, pero esta última es todavía menos de un cuarto de la producción total de la Argentina.

Las cifras no son mejores para el gas. En enero la producción total cayó 11,4% interanual y la caída se dio en todas las mediciones posibles (acumulada, con distintas bases, etc) y se redujo además, nada menos que 7,4%, la producción de gas “no convencional”, pese a la entrada en vigencia del “Plan Gas” del gobierno.

El informe resalta que, contra todo lo que se podía prever, la producción “no convencional” de gas cayó más que la “convencional” por cuarto mes consecutivo. Y agrega: “la producción gasífera convencional y la variante no convencional Tight Gas, que representan entre ambas el 75% de la producción, cayó un 10,6% anual acumulado”.

El presidente Alberto Fernández, en una visita a una operación de YPF Vaca Muerta, acompañado del gobernador neuquino, Omar GutiérrezEl presidente Alberto Fernández, en una visita a una operación de YPF Vaca Muerta, acompañado del gobernador neuquino, Omar Gutiérrez

Duros de bajar

Esta caída de producción, en pleno proceso de aumento de precios, también coincide con un fortísimo aumento de los subsidios a la producción de energía. Un cuadro del informe consigna al respecto datos de ASAP que precisan que en 2020 los subsidios energéticos aumentaron nada menos que 91,9%, a $440.100 millones, equivalentes a USD 6.332 millones.

El grueso de los subsidios fue a Cammesa, la empresa mixta que maneja el mercado mayorista eléctrico y a las que las distribuidoras de todo el país le deben montañas de dinero. En 2020, Cammesa recibió nada menos que $323.000 millones en subsidios, 133% más que en 2019.

A la cuenta de “subsidios” energéticos deben sumarse las “transferencias de capital” al sector, que el año pasado fueron $ 26.442 millones, un 224% más que en 2019, destinadas principalmente a IEASA (Integración Energética Argentina SA, la ex Enarsa), que se ocupa de la importación de energía.

Un documento de la secretaría de Energía, a propósito de las Audiencias Públicas sobre el gas del lunes y martes próximo, dice que para evitar aumento del gas del 26% en otoño y del 35% en invierno, los subsidios deberían aumentar $ 46.000 millones más que lo presupuestado

Al respecto, un reciente documento de la secretaría de Energía, a propósito de las dos jornadas de Audiencia Pública sobre el gas que tendrán lugar el próximo lunes y martes, señaló que si quiere evitar aumentos del 26% en otoño y del 35% en invierno, el gobierno deberá aumentar los subsidios más de $46.000 millones.

Los aumentos del precio de los combustibles son, precisamente, una de las decisiones que finalmente decidió el Gobierno para no seguir inflando la pelota de los subsidios.

Fuente:https://www.infobae.com/economia/2021/03/14/energia-aumentan-el-precio-y-los-subsidios-a-los-combustibles-pero-la-produccion-no-deja-de-caer/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail