San Rafael, Mendoza miércoles 21 de abril de 2021

Cerca de 80.000 estudiantes participarán en el Censo de fluidez lectora 2021

Está destinado a estudiantes de cuarto y séptimo grado de primaria y primer año de secundaria. Los resultados se transformarán en una herramienta para que los docentes planifiquen y fortalezcan la lectura y la comprensión.

La Dirección General de Escuelas (DGE) implementará durante el ciclo lectivo 2021 un censo donde se medirá la fluidez lectora de 79.437 estudiantes de cuarto y séptimo grado, de nivel primario, y primer año de secundaria orientada y técnica, tanto de gestión estatal como privada.

El objetivo de esta acción educativa, que se comenzará a desarrollar el 15 de marzo y que se extenderá hasta el 20 de abril, es contribuir en las trayectorias escolares y obtener una herramienta más de diagnóstico, luego de un año de escolarización no presencial, donde la fluidez lectora es considerada un aprendizaje prioritario.

El censo de fluidez lectora orienta e incentiva a leer en voz alta, ayuda a incorporar nuevas palabras y favorece el vínculo con la lectura. Desde la DGE proponen esta experiencia para que sea compartida desde las escuelas y las familias, ya que la lectura en voz alta también permite compartir tiempo con nuestros niños, niñas y adolescentes, además de despertarles interés en seguir aprendiendo.

Es importante destacar que 200 docentes aplicadores trabajarán junto a las escuelas, respetando el régimen de asistencia y protocolos sanitarios que cada institución estableció. Los docentes aplicadores están recibiendo capacitación para implementar el censo de fluidez lectora y también se trabajará informando a las familias para incentivar la participación de sus hijos e hijas y que no pierdan la posibilidad de participar en esta acción educativa.

Este censo será además un insumo muy importante para los docentes como un elemento más de diagnóstico para su planificación de lectura durante el año escolar.

La directora de Planificación de la Calidad Educativa, Silvina Del Pópolo, explicó que se seleccionaron estos grados y primer año del secundario porque son los que marcan cierres de ciclos y que son instancias importantes para observar y diagnosticar, en función de las respuestas de los estudiantes, cómo trabajar la fluidez lectora como una estrategia hacia la comprensión.

“Es muy importante entender que la fluidez es una estrategia hacia la comprensión lectora, contribuye y favorece a que toda la carga cognitiva que el estudiante pone antes de leer se repartan en la decodificación y en las otras habilidades necesarias para comprender un texto”, dijo Silvina Del Pópolo.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail