San Rafael, Mendoza viernes 05 de marzo de 2021

Las claves de la campaña que viene: Mendoexit, Cristina y Zoom

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1612099224038maxi2%20.jpgLos comicios estarán marcados por la situación sanitaria. Analistas describen los ejes de debate y anticipan mayor presencia digital que territorial.

Terminó enero y comienzan a definirse algunas cuestiones políticas en torno a las próximas elecciones legislativas. Pero no será una campaña como la que estamos acostumbrados, puesto que la pandemia impondrá su sello, ya sea porque exigirá protocolos, pero también porque estará en la agenda de debate.

Mientras a nivel nacional la Casa Rosada dio luz verde al Congreso para que trate la eliminación de las PASO, en Mendoza están expectantes y tienen que resolver si se desdoban los comicios o no. Rodolfo Suarez tiene tiempo hasta mayo para decidirlo. Se trata de las dos grandes certezas que definirán en gran parte cómo jugarán los partidos y sus candidatos.

CFK, Suarez y la vacuna: los ordenadores

De acuerdo con Martha Reale, de la consultora Reale-Dalla Torre, «seguramente serán campañas diferentes a las que acostumbramos. Probablemente tengan un grado mayor de austeridad y dependerán de como siga evolucionando la situación sanitaria y económica. Se va a desarrollar en un marco atípico».

Si bien la foto sanitaria actual da cuenta de cierta estabilidad en los índices epidemiológicos, la expectativa está puesta en una posible segunda ola de contagios y en la masividad de la campaña de vacunación. Pero de la misma manera en que las autoridades sanitarias van observando el día a día, la campaña electoral también estará sujeta al corto plazo. «Al igual que las decisiones de nivel sanitario, las decisiones de estategias de campaña correrán la misma suerte y se verá cuando esté definida la situación en Mendoza», sostuvo Reale.

Otro experimentado consultor, que pidió reserva, analizó que «uno ve cómo hoy se van posicionando» las dos principales fuerzas de la provincia, aunque no se sepa si llegado el momento decidirán jugar con las mismas líneas o buscarán otras. En líneas generales, «hoy, desde Cambia Mendoza se plantea la discriminación nacional sobre la provincia, y después salen los comentaristas a decir que es Cristina la que manda en el Gobierno. Y respecto al peronismo, están tratando de que se presente como una fuerza unificada, algo similar a lo que hizo Fernández de Kirchner en el 2019, pero todavía no se ven las estrategias. No se les ve la ofensiva«.

Pero los escenarios son «dinámicos», planteó Reale. «El oficialismo está hasta ahora mejor posicionado, porque tiene un gobernador con buenos niveles de aprobación y eso allana el camino. Dependerá mucho de quiénes serán los candidatos, por supuesto. La principal oposición, el PJ, tiene una tarea ardua, porque no están bien posicionados sus dirigentes tanto locales como nacionales, como Alberto y mucho menos la vicepresidenta Cristina Kirchner. Tienen que remontar una cuesta empinada», explicó. Y nuevamente aparece el virus como un ordenador político. «Habrá que ver como el gobierno nacional logra sortear la situación sanitaria. Si el plan de vacunación resulta auspicioso y llega mejor perfilado. De la vacuna, depende la reactivación económica. El mundo entero está apostando a esto para recuperar la normalidad».

Como ha pasado en cada elección, el juego de las fuerzas principales consiste en qué proyección tendrán sus estrategias. Mientras «el peronismo parece que quiere provincializar la campaña, Cambiemos apuesta a nacionalizarla«, enfocó el otro analista. En ese punto, lo que hoy se vislumbra como eje de debate es la economía. «Es evidente que hay una gran incertidumbre, si bien la desocupación ha bajado, lo que ha bajado es la cantidad de gente que sale a buscar empleo. Y, por otro lado, hay un gran temor sobre la pandemia, si avanzan con la vacuna puede dar cierta tranquilidad. Seguridad, todavía no lo veo, pero tiene su impacto», graficó.

Por el contrario, Reale marcó que «el oficialismo querrá provincializar la elección poniendo en valor la gestión de Suarez y esto de plantearse ante el gobierno nacional, eso sin duda va a ser un activo«. Incluso pone en el centro del ring al mandatario: «No me imagino una campaña con un gobernador afuera y más con estos niveles de aprobación».

El peso de las terceras fuerzas

Las elecciones de medio término suelen tener una característica llamativa en Mendoza. En diferentes épocas y con diferentes nombres, han servido para poner en la agenda y en una banca a un Aldo Giordano, a un Nicolás del Caño y, ahora, a un José Luis Ramón. Pero a la vez, parece ser que a la irrupción le sigue una caída pronunciada.

«Hay momentos en que el cambio genera consenso, pero otros momentos en que no, cuando las cosas son tan complejas en tu casa. Tiene cierta lógica, en momentos de cierta crisis», sostuvo el experimentado consultor. Y agregó con más plafón: «Es histórico en Mendoza que en las intermedias hay entre 15 y 20 puntos para las terceras fuerzas. El tema es cuántas aparecen. No duran mucho. Y hay que ver a quién le restan. Eso te limita la estrategia electoral».

«En Mendoza aún no lo hemos medido», adelantó Reale pero va en sintonía con lo anterior. «Habrá que ver si van atomizadas o aglutinadas», ensayó. Pero además dio una clave que también será configuradora de los discursos, el rol de Cristina en el Senado nacional. «Un tema que no es menor es que, a nivel nacional, en Mendoza se elige senador y el voto opositor será más estrategico, porque seguramente la gran mayoría de la población que no está de acuerdo va a tener aspiraciones de obturar el poder de Cristina en el Senado. Y es probable que se polarice más en la provincia».

Más digitalización

La pandemia obligó a un salto abrupto tanto para ciudadanos como para dirigentes. Y una de las estrellas fueron las plataformas de conferencias grupales como Zoom o Meet como alternativa a las reuniones masivas ante el aislamiento obligatorio. Así, es posible que una mayor parte pase por una cada vez mayor presencia de los candidatos en el formato digital debido a los protocolos y al distanciamiento social. Pero esto, claro dependerá de la foto sanitaria del momento.

Pablo Vargas -de la agencia Big Brand– visumbra que «va a ser diferente de otras campañas» y si bien desde hace tiempo se han volcado a las redes sociales, «esta vez va a estar más abocado a eso, sobre todo viendo lo que fue EEUU, ya que siempre se observa lo que se hace allá para luego volcarlo en lo local«.

Así, con un escenario nacional sujeto a una polarización de fuerzas, «las redes sociales apuntan a fortalecer a tu público. Tanto Cambiemos como el justicialismo se han focalizado al núcleo duro y a darles el mensaje que quieren escuchar«, explicó Vargas.

«Particularmente con la pandemia, se van a utilizar las redes sociales para marcar agenda, tanto desde los líderes como desde los ejércitos de seguidores. Los líderes se mantienen en silencio, tiran alguna cosa y los que marcan agenda son las segundas o terceras líneas«, describió Vargas en torno al funcionamiento usual de cómo se usan redes como Twitter para instalar los temas del momento.

La pandemia modificó el tradicional calendario político de Mendoza, según observó a su vez Facundo Zelaya -de agencia Mermelada-. Es que a esta altura, era habitual que la primera vidriera política se configurara con los festejos vendimiales, pero este año no habrá una fiesta física y presencial.

«Todo será formato online. Toda la vendimia politica no va a estar. Arrancás en marzo y luego quedan cuatro meses para hacer gestión de campaña. Es muy poco«, señaló Zelaya, considerando que se recortaron los tiempos y el candidato que tenga «caja» será el que se instale mejor ante el elector.

«A nivel campaña, en cuanto a la utilización de medios, el 2020 arrancó a pleno con todo lo digital, todo el mundo hacía vivo y eso luego empezó a caer. Lo digital, que antes era la frutilla del postre, ahora es común. Entonces, vas a tener que ser 100% estrategico y hacer ecosistemas digitales con llegadas a distintos segmentos de ciudadanos. El politico va a tener que hacer una gran cantidad de contenido para llegar a distintas audiencias. Y tendrá que hacer contenido genuino, porque ya nadie se cree el político alzando un bebé», reseñó Zelaya.

El otro aspecto a considerar es que, desde la irrupción de Twitter en la campaña de 2011, la militancia digital se ha ido consolidando. Pero esto para los especialistas no vuelcan una elección. Y como consecuencia, también se sumó una figura de la que nadie se hace cargo pero genera ruido y no menos cuestionamientos: el troll político.

«El ejército de trolls no ayuda demasiado y es imposible de controlarlo. Me resulta más efectivo tener simpatizantes reales, es más capitalizable tener personas afines que viralicen tus ideas que un ejército de trolls, que solo sirven para robarle plata a los políticos. No dan vuelta una elección ni marcan tendencia«, consideró Vargas.

Zelaya, por otra parte, consideró que la militancia digital «no mueve la aguja» y que la pandemia obligará a cambiar las caminatas y el timbreo en el terreno. «Si vas a hacer terreno, será muy aislado con grupos o segmentos de grupos, vas a tener que elegir pequeñas reuniones. Hoy la gente está familiarizado con Zoom o Meeet. Eso es un punto a favor«, explicó.

Pero hoy la digitalización cambió las formas de consumo, incluidas el consumo político. Así, no hay sólo un primetime sino muchos y pequeños primetime, describió el consultor de Mermelada.

Pero con este horizonte que todavía tiene que terminar de armarse, ¿cuál plataforma será la estrella de las elecciones legislativas 2021?

Para Vargas, «Cambiemos se animó al snapchat y no pasó nada. Twitter es el que marca la agenda, que después no tiene llegada a la gente porque es un mundo aparte. Facebook e instagram son para llegar a la gente, pero el trabajo pasa por marcar una agenda por Twitter. En una campaña legislativa no se juegan tanto, en la mayoría se arma casi sobre la marcha», describió.

En tanto, Zelaya se anima trazar un escenario donde hay exceso de conservadurismo y poco de riesgo. «El politico se enamora de Twitter, pero es un microsegmento. Sirve para hacer agenda. Para acercarse y hacer una etapa de conocimiento hay que ir donde está la gente, de acuerdo a las edades. Facebook e Instagram van a tener que estar. Youtube va a ser como la reina del contenido. El que se anime a llegar a Spotify, que no lo ha hecho nadie, va a dar un salto de calidad. Pero los políticos no se animan a innovar«, señaló.

Fuente:https://www.elsol.com.ar/las-claves-de-la-campana-que-viene-mendoexit-cristina-y-zoom

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail