San Rafael, Mendoza jueves 25 de febrero de 2021

Coches con ‘caja negra’ para cambiar el negocio de los seguros

Hello Auto quiere que los buenos conductores se beneficien de mejores pólizas mediante el uso de datos, Internet de las cosas y grabaciones

No es lo mismo comprobarlo en persona que verlo en la pantalla del ordenador, pero Martín Martínez, director general de desarrollo de negocio de Hello Auto, muestra con orgullo durante la videollamada una pequeña caja. La llaman Hello Auto Connect y es el corazón de esta insurtech (tecnológica dedicada al ámbito de los seguros) con la que el grupo empresarial de las gasolineras Petroprix, fundado por Manuel Santiago, pretende triunfar en el mundo del automóvil.

Con toda la información recopilada, y la posibilidad de evitar fraudes gracias a las grabaciones, Hello Auto afirma que sus asegurados pueden ahorrarse hasta un 50% anual en sus pólizas. “Sabemos por dónde conduce nuestro cliente, cuánto, a qué horas y hasta si da volantazos”, explica Martínez. “Un 30% del ahorro que ofrecemos a los aseguradores depende de esos datos”.

El objetivo es cambiar un modelo de negocio que actualmente “se parece al de los bufés: los que comen poco pagan por los que comen mucho”. Siguiendo esta analogía, los buenos conductores, que demostrarían esa condición gracias a la tecnología, dejarían de pagar por los no tan cuidadosos.

¿Es entonces esa caja negra del coche una especie de Gran Hermano que, si somos buenos conductores, trabajará a nuestro favor? “La información se recopila para beneficiar al asegurado, no a la compañía; los vídeos son suyos y se almacenan en el dispositivo. Existe la opción de que nada quede registrado”, explica el directivo. Esas grabaciones podrían entenderse como una intromisión en la intimidad. Una resolución de la Agencia Española de Protección de Datos multó con 1.500 euros la colocación de una cámara en un vehículo. Martínez enfatiza que su dispositivo cumple con la Ley Orgánica de Protección de Datos.

La normativa ha sido un escollo para Hello Auto, que ha tardado 14 meses en obtener la autorización de la Dirección General de Seguros para operar. Martínez contextualiza esa burocracia: “Para ellos es muy importante la credibilidad, y con esa autorización se nos abre también el mercado de la UE”.

Empezó a operar justo antes de la pandemia y cuenta con 50 empleados y más de 1.000 clientes. En plena transición a un modelo de movilidad más basado en los servicios que en la propiedad, ¿podría llegar este tipo de seguros, basados en el uso, a servicios como el coche compartido? De momento, explican en la insurtech, la ley liga las pólizas a los vehículos, pero el futuro apunta a seguros para la movilidad de las personas, se desplacen como se desplacen.

Fuente:https://retina.elpais.com/retina/2021/01/29/tendencias/1611919608_607025.html

Foto de autos ilustrativa

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail