San Rafael, Mendoza miércoles 21 de abril de 2021

Clases presenciales: la familia tendrá que modificar sus rutinas

Inicio de Clases

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/161296718288682f1c7d1-8c7b-406f-9ec5-fbcfa337a0bd.jpg

Clases en la escuela José Vicente Zapata, de Ciudad.

Especialistas aseguran que la tarea no será sencilla, sin embargo, recomiendan que tanto padres como chicos reacomoden hábitos y horarios.

Un año se va a cumplir desde la última vez que los chicos se sentaron en sus pupitres y compartieron una clase con sus docentes y compañeros. Desde entonces y, a raíz de la pandemia por coronavirus, todo se vio modificado. Este lunes regresan a las aulas y si bien hay expectativas y ansiedad, es necesario reordenarse para volver a empezar.

Muchos hogares de la provincia volverán a encender sus luces en horas tempranas de la mañana y comenzará así el traqueteo con los chicos y es que arrancan las clases con un cursado diferente, entre lo presencial y lo virtual, pero con las mismas exigencias de siempre.

Ante este «volver a empezar», los especialistas manifiestan que es necesario:

  • Reacomodar la casa
  • Y los horarios, no sólo de los chicos sino también de los adultos.

«El compromiso de los padres deberá ponerse de manifiesto, ya que ellos son los que encausarán a los estudiantes en esta nueva etapa que, una vez más, vuelve a tornarse nueva para todos», expresó la psicopedagoga Nancy Caballero.

Volver a empezar

Si uno realiza una encuesta general detecta que los chicos (niños y adolescentes) están con ansias de regresar a las aulas porque se reencontrarán con sus compañeros, sus docentes, su ámbito educativo, sin embargo, todos deben comprender que este año no será el mismo que pasó, menos aún el anterior.

«La pandemia hizo que las familias vieran modificadas sus rutinas, los chicos estudiaban bajo la modalidad virtual, pero no lo hacían cumpliendo un horario determinado, escoltados con un uniforme o guardapolvo y respetando reglas generales, por ello, el trabajo que tendrán ahora los padres es lograr que los chicos retomen la rutina y cumplan con nuevas obligaciones», aseguró Caballero.

La especialista no sólo recomendó reacomodar los horarios para cenar, acostarse o levantarse, sino que también advirtió la necesidad de reflejarle a los niños y jóvenes que se encontrarán con una «nueva normalidad» que es desconocida para muchos.

«Ya no habrá recreos multitudinarios, niños jugando a la pelota en el patio y eso no es todo, sino que los chicos se encontraran con cursos segmentados, es decir, esos compañeros que uno tenía como preferidos, tal vez, no sean los mismos que cursen la misma semana que ellos, por lo que es fundamental que los padres les blanqueen el panorama que viene, para no generar falsas expectativas», agregó la psicopedagoga.

No habrá una rutina sino dos

La modalidad de cursado combinado requiere idear dos rutinas en los hogares

El hecho de que los chicos asistan una semana a clases y la otra trabajen desde el hogar hará que las rutinas en la casa se vean modificadas. Muchos padres tendrán que dejar de trabajar para acompañar a los estudiantes y eso demanda una preparación mental especial.

«Siempre recalco que la repetición de un acto genera un hábito, la repetición de un hábito bueno genera una virtud y la repetición de un hábito malo, un vicio, por ello, es importante que desde el primer día la familia entera incorpore nuevos hábitos en sus rutinas para alcanzar resultados a futuro, nada se logra en forma inmediata», aconsejó Caballero.

Por su parte, la licenciada en Psicóloga Infantil, Natalia Duarte, expresó: «En esta adaptación hay muchas cuestiones e indicadores a tener en cuenta y los padres deberemos acompañar y estar atentos al comportamiento del chico».

«Cada niño transitará esta nueva etapa de una manera distinta y es acá donde los padres deberán acompañarlos respetándolos en cada una de las manifestaciones que son individuales de cada niño», añadió.

La especialista también se focalizó en el rol de los padres y en algo que las propias autoridades de la Dirección General de Escuelas (DGE) solicitaron: la importancia de la toma de conciencia a la hora de cumplir con las medidas sanitarias.

«Nuestro rol como padres es remarcar y ratificar todo lo que el colegio nos pida que hagamos. Constantemente hay que hablar y repetirles las pautas establecidas en  la nueva rutina que afrontan. Reforzar los conceptos del uso de tapabocas, la higiene de las manos y demás», dijo la psicóloga.

Finalmente, la especialista recalcó que «hay que buscarle el lado positivo a esta nueva normalidad e incentivar a los chicos a que la disfruten».

https://www.elsol.com.ar/mendoza/clases-presenciales-la-familia-tendra-que-modificar-sus-rutinas

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail