San Rafael, Mendoza viernes 05 de marzo de 2021

Cepo y confianza, ¿primero el huevo o la gallina?

El cepo reduce la oferta y aumenta la demandade dólares.
El cepo reduce la oferta y aumenta la demandade dólares. 

Cuando quiero comprar un bolígrafo, el vendedor no me pregunta qué pienso escribir con él, mientras que cuando quiero comprar un dólar en el segmento oficial del mercado de cambios, el cajero me pregunta para qué lo demando. Y condiciona la venta a si mi respuesta figura en una selecta lista confeccionada por el Gobierno. El mercado de los bolígrafos está liberalizado; el del dólar, no. A esto último, en lenguaje coloquial, se lo denomina «cepo cambiario».

A raíz de los múltiples trastornos que ocasiona, existen anhelos y propuestas para eliminarlo. Los anhelos pertenecen el plano de los deseos, aquí me ocupo de una de las propuestas.

En el segmento oficial del mercado de cambios, el cepo reduce la oferta y aumenta la demandade dólares. Las mismas razones que llevan al sector privado a vender la menor cantidad posible de dólares lo llevan a tratar de comprar la mayor cantidad. No sorprende que, frente a un enfoque «administrativo» en materia cambiaria, las restricciones para conseguir dólares al tipo de cambio oficial sean cada vez mayores.

Aquí y ahora se propone eliminar el cepo, esperando que a raíz de esto el sector privado aumente la oferta de dólares. Esperando en el sentido de las expectativas, no meramente en el de la esperanza.

Guillermo Calvo explica que una misma medida de política económica genera resultados muy diferentes dependiendo de cuánto cree la población que va a durar la iniciativa implementada por el Gobierno. Aplicando el «teorema de Calvo», si en las actuales circunstancias el Banco Central anunciara la eliminación del cepo, ¿correríamos a venderle dólares porque interpretaríamos la medida como una señal de cambio de régimen, o correríamos a comprarle los pocos dólares netos que tiene en las reservas antes de que anulara la medida?

El cepo cambiario fue introducido en noviembre de 2011, luego de la apabullante victoria de Cristina Fernández de Kirchner; no como en 2019, luego de la apabullante derrota de Mauricio Macri. La versión 2011 del cepo no surgió de manera autónoma, sino que fue la respuesta pública a la reacción de la población, cuando el gobierno de entonces lanzó el «vamos por todo». Por mis ahorros no, dijeron millones de argentinos.

Para generar resultados, la cuestión de la confianza es crucial. Me encantaría que se pudiera recuperar vía algunas medidas; pero lamentablemente todo indica que se trata de algo más profundo.

Fuente:https://www.lanacion.com.ar/economia/cepo-y-confianza-primero-el-huevo-o-la-gallina-nid2605300

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail