San Rafael, Mendoza sábado 23 de enero de 2021

Este es el estado de los embalses de Mendoza

Este es el estado de los embalses de MendozaIrrigación informa a sus usuarios y al público en general diariamente cuál es el estado de los embalses de la Provincia a través del Boletín que contiene información hidronivometeorológica. Esta síntesis de la situación hídrica de las cuencas provinciales se publica gracias al trabajo del Departamento de Hidrología, a través de la Dirección de Gestión Hídrica.

Embalse Potrerillos
La capacidad del embalse Potrerillos se encuentra al 53% y en esta época, el nivel sube y baja diariamente según el caudal que lleva el río Mendoza y comienza la etapa de llenado. Esto último está directamente relacionado con las temperaturas en alta montaña. Si la temperatura asciende, aumenta el caudal que lleva el río y por ende, aumenta el nivel del embalse.

Hasta fines de noviembre se igualó la cantidad de agua que ingresó al embalse y la que se erogó para todos los usos, según el Plan de Desembalse manejado por la Subdelegación de Aguas del río Mendoza que se está cumplimentando según lo acordado luego de la presentación del Pronóstico de Escurrimiento 2020-2021.

Con el aumento de la temperatura en alta montaña, los primeros días de diciembre empezó a ingresar más agua al embalse de la que se erogó. Hacia finales de febrero y mediados de marzo, lentamente, el nivel empezará a subir, hasta alcanzar la cota máxima.

Nihuil y Valle Grande
Al día de hoy el embalse Nihuil almacena un volumen de 91.9 hm3, lo que equivale a un 43.3 % de su capacidad. En tanto el embalse Valle Grande acumula 25.3 hm3, es decir un 18.4 % de su capacidad. En total ambos embalses suman 117.2 hm3 lo que significa un 33.50 % de la capacidad de almacenamiento del sistema.
A modo de comparación el año 2019 a esta misma fecha ambos embalses sumaban un 26% de la capacidad de almacenamiento.
Con respecto a los ingresos al sistema, el caudal medio diario de los meses de noviembre y diciembre es de 29.5 m3/s, siendo notorio que aún no se refleja un aumento en tales ingresos pese a comenzar la época estival.

El Carrizal
En la cuenca del río Tunuyán Inferior, el embalse El Carrizal se encuentra al 40%, acumulando 130 hm3 al día de la fecha.
Con respecto al Plan de Erogaciones 2020-2021 desde el embalse se tiene planeado erogar para la cuenca del Inferior un 20% más de agua que la temporada pasada, que fue la peor de la historia para el río. Esto beneficiará sobre todo a las Inspecciones de Cauce que no van a tener que realizar la corta anual en los meses de febrero y marzo, como se realizó el año pasado con una corta total de agua desde el 24 de marzo, habiendo agotado algunas Inspecciones que habían su cuenta de volumen de agua durante febrero inclusive.
Durante la cosecha y la post cosecha en viñedos se van a realizar riegos esta temporada.
En cuanto al comportamiento del río, a la altura del dique Valle de Uco, en La Consulta y en el ingreso al Carrizal, se aprecia según el Subdelegado de Aguas del río Tunuyán Inferior, Juan Pablo Villarruel, una menor recepción de agua que la pronosticada para la época y en el dique Valle de Uco, ha bajado menos agua que lo que se decía. “Tenemos esperanzas porque estos dos últimos días ha aumentado el afluente, por lo que de mantenerse esa tendencia, el nivel del embalse y el Plan de Erogación que tenemos lo vamos a poder cumplir con normalidad”, aseguró Villarruel.

Agua del toro y Los Reyunos
En la cuenca del río Diamante, los embalses Agua del toro y Los Reyunos se encuentran al 50%, con un volumen embalsado de 268 hm3 al día de la fecha, siendo el histórico de 362 hm3. El caudal medio del ingreso a los embalses bajo todo concepto, deshielo, lluvia, aportes de los arroyos La Faja, Hondo Carrizalito es de 37,5 hm3 y las erogación al 29 de diciembre de 38 hm3. “Un 13% más de ingresos a lo pronosticado”, aseguró el Subdelegado de aguas del río Diamante, Fabio Lastra, quien también sostuvo que la planificación del Plan de Erogación se va coordinando con los Inspectores de Cauce, por si se registran variaciones significativas en los caudales de ingreso al sistema de embalses respecto a los valores mensuales pronosticados o por contingencias climáticas que lo ameriten.

La planificación se realiza considerando la oferta disponible dada por el pronóstico de escurrimientos de caudales para el período octubre 2020 a setiembre 2021 y el volumen acumulado en los embalses a fines de setiembre del 2020. Teniendo en cuenta la demanda y la necesidad de llegar a setiembre del 2021 con un volumen acumulado mínimo, estimando preventivamente el próximo período 2021-22 como hidrológicamente seco, se establece la erogación a realizar para cada mes.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail