San Rafael, Mendoza martes 19 de enero de 2021

Historia de la Espeleología Argentina – Cap. 30 La reconstrucción Por:. Carlos Benedetto

Fue tan caótico como productivo el panorama espeleológico entre los años 2008 y 2016 mientras mantuvieron vigencia las personas denunciadas en nuestro capítulo anterior (https://piramideinformativa.com/2020/11/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-29-por-carlos-benedetto/). Los niveles de destrucción fueron  terribles, incluyendo en las vidas personales de varios miembros fieles a la FAdE, incluyendo al autor de esta obra que, más bien, debería llamarse PRE-Historia. Nuestros adversarios destruyeron todo lo que pudieron, pero a la par no construyeron nada mejor; es más, practicaron una sistemática autofagia.

Sistemáticamente, desde 2008 y durante casi 8 años, cuanta persona se acercaba a la FAdE, inmediatamente era “contactada” por esas personas y terminaban sintiendo pánico, no sólo hacia la FAdE sino hacia la espeleología en general.

Las fuerzas centrífugas de GEA desde sus orígenes en los 80 se contagiaron a la FAdE y a nuestros allegados reales o potenciales. Captados por la UAE, luego también huyeron de allí. Algunos de nuestros prófugos ni siquiera intentaron acercarse a ellos, pero volvieron a nuestro proyecto luego de mucho tiempo: Juan Alberto Montivero (ex CAE, INAE), Fernando López (INAE), Carlos D´Agostino (miembro aún del CAE), Héctor Sevillano (INAE), Alfredo Marinaro (BUCEO ACONCAGUA), Paolo Forti (ex presidente UIS).

Hay otros expulsados de la UAE a quienes les hemos abierto las puerta (en realidad nunca se las cerramos). El primero de todos fue el Grupo Espeleológico Lajeño (GEla), en la persona de Aníbal Fernando Cuesta, quien llegó a ser vicepresidente de la FAdE pero murió en 2019 (https://piramideinformativa.com/2019/08/algo-personal-siento-como-si-me-hubieran-amputado-una-pierna-por-carlos-benedetto/), una pérdida terrible en lo personal y que el institucional significó la interrupción momentánea del proyecto de trasladar, a largo plazo, la sede de la FAdE a Las Lajas, Neuquén. La creación del Grupo Espeleológico Cuesta Anibal Fernando (GECAF) sigue teniendo dificultades, agravadas por la pandemia, hay que reconocerlo.

La FAdE sigue teniendo vigencia jurídica, la UAE nunca la tuvo, y eso no es un dato menor. La FAdE tiene proyectos, la UAE no. La UAE es satélite de empresas petroleras o mineras, o “turísticas”, la FADE no lo es.

La comunidad espeleológica internacional sigue recurriendo a nosotros para recabar información sobre el estado de la Espeleología Argentina (Cuba, Brasil, Colombia, España, Ecuador, México,), seguimos publicando hallazgos espeleológicos trascendentales  en el Newsletter de la Comisión de Cavernas de la UIS. Nos piden a nosotros, no a la UAE, que centralicemos la distribución en América Latina de bibliografía histórico-espeleológica proveniente de Europa. Etcétera.

A los que siguen (y seguirán) afuera de la FAdE les quedó sólo el sello de ser “delegados permanentes ante la Asamblea de la UIS” (cargo que se dieron a sí mismos) o “presidentes-de”. Cargos, sólo cargos, pero nada de trabajo que los respalde.

5 congresos en 20 años, una revista (ARGENTINA SUBTERRANEA) que está siendo coleccionada en Europa y América Latina y que ya es material de consulta en todas partes. El sexto congreso debió interrumpirse por la pandemia de COVID 19, pero está “en carpeta”.

Somos los únicos que aprendemos de los fracasos propios. Más inteligente sería aprender de los fracasos ajenos. Ambos son mejores que no aprender nunca, que ya es cosa de imbéciles

La FAdE es un río que succiona y se alimenta de su propia historia y de la historia de sus afluentes, voluntarios o no, da lo mismo. La FAdE es el triunfo de lo cualitativo sobre lo cuantitativo.  La FadE es la realización de los objetivos fundacionales del INAE, que por sí solo nunca pudo siquiera acariciarlos. Nuestros adversarios lo único que hicieron fue ralentizar nuestra reconstrucción y la aplicación y enriquecimiento del Plan Estratégico aprobado en la Asamblea General Ordinaria del 26 de abril de 2008, pero no detenerla. Hicieron el trabajo sucio de eliminar a los más débiles de nuestras filas, cosa que agradecemos.

Nosotros no cortamos nuestras raíces, porque así no se puede crecer.  Nuestros adversarios nunca entendieron esa advertencia. Siempre confundieron “advertir” con “amenazar”.

2020 es el año de la guerra contra in enemigo invisible, lo que obligó a seguir trabajando, pero sin poder ir a las cuevas, excepto en febrero y marzo.

No pudimos sembrar en el campo, pero sí cosechar en nuestros lugares de residencia. Y encontramos nuevas formas de comunicación. Por ejemplo, la Escuela Argentina de Espeleología pudo tener su curso anual, vía zoom, seguido de conversatorios con especialistas nacionales e internacionales en distintos temas:

Clase 1: https://www.youtube.com/watch?v=LzoR7a6lhLM

Clase 2: https://www.youtube.com/watch?v=mGSkfTWj8FE&feature=youtu.be

Clase 3: https://www.youtube.com/watch?v=3K71awC1Jf8&feature=youtu.be

Clase 4: https://www.youtube.com/watch?v=4CfPhNSq09I&feature=youtu.be

Clase 5: https://youtu.be/5spmRABT2YA

Segundo conversatorio : https://youtu.be/XLwf-bBPkOU

Tercer conversatorio: https://youtu.be/XLwf-bBPkOU

No tenemos el link al primer conversatorio y el cuarto tendrá lugar el 30 de diciembre. Estas líneas se escriben el día 27.

Para estas actividades recibimos ayuda de la senadora provincial mendocina Andrea Blandini y su equipo de colaboradores.

Esto se complementó con una charla dictada en julio en Les Nits de Sarawak (ICEK-Catalunya) sobre la importancia de Payunia y sus cuevas https://www.youtube.com/watch?v=aOxdO7UIFsQ&feature=youtu.be  y un hallazgo biológico que supera en importancia el que realizamos estando en GEA en 1986 en cuchillo Cura: https://piramideinformativa.com/2019/10/fabuloso-descubrimiento-cientifico-en-la-payunia-revoluciona-al-mundo-por-carlos-benedetto/. Payunia será motivo de un extenso artículo del Newsletter Nro. 77 de la Comisión de Cavidades Volcánicas de la UIS (http://www.vulcanospeleology.org/news.html)  a mediados de enero 2021. Seguimos siendo referentes en el resto del mundo, más allá del detalle de no estar en la FEALC.

Esa sola información (la Escuela, Payunia) alcanzaría para cerrar un balance de cuatro décadas de actividad intensa, pero no alcanza.

Poti Malal es un caso aparte, porque allí debimos acercarnos a cuestiones sociales que nos obligaron a pensar en que el puro denuncismo (anti megaminería, anti fracking, anti turismo en cuevas), no alcanza para promover el desarrollo comunitario.

Además de protestar, hay que PROponer, por lo que propusimos en primer lugar que se creara un Parque Espeleológico en el Valle de Poti Malal, tema que, como ya fue informado, fue motivo de una ponencia en XV encuentro del ICES-CNEA-UNCUYO y que será motivo de una nueva conferencia en Les Nits de Sarawak, el próximo 11 de enero: http://icekinstitut.blogspot.com/2020/06/licek-amb-les-nits-de-sarawak.html.

Pero además, hay que empoderar a nuevos actores para la protección del patrimonio espeleólogíco, luego del estruendoso fracaso de guardaparques y guías de turismo tanto en Mendoza, como Neuquén y Salta. Sobre esto publicamos artículos en 2020: https://piramideinformativa.com/2020/12/el-parque-espeleologico-poti-malal-sigue-avanzando-pese-a-todo-parte-1-carlos-benedetto/, https://piramideinformativa.com/2020/09/se-suspendio-la-audiencia-publica-por-el-ordenamiento-territorial-en-malargue/  y https://piramideinformativa.com/wp-content/uploads/2020/09/Expte-78180-Poti-Malal-Legislatura.pdf. En esos links puede verse la estrecha relación entre el problema de los puesteros y el de la Espeleología:

El proyecto nuestro fue tomado por el diputado provincial Gustavo Majstruk (expte. 78180 Cámara de Diputados, incluido en ARGENTINA SUBTERRANEA 47 en https://www.facebook.com/Federaci%C3%B3n-Argentina-de-Espeleolog%C3%ADa-218199258562222),   para darle trámite parlamentario ante la inacción de las autoridades ejecutivas, más entretenidas en inventar consultoras hechas a la medida de sus negocios con empresas petroleras, mineras y con el manejo turístico de las áreas protegidas, cuando no con el turismo informal, problema que en Córdoba se da impunemente gracias a la ausencia de espeleólogos. A propósito, la FAdE tiene en proyecto la reanudación de las actividades en esa provincia mediterránea, quizás “cuando pase el temblor”..

En Mendoza esa apertura nos llevó, gracias al trabajo conjunto con el programa de Arraigo del Puestero, a reclamar la inclusión de la FAdE en el Consejo De Arraigo de los trabajadores rurales sin tierras (Ley 6086) y por lo tanto sumarnos a los reclamos para que se paralicen los desalojos rurales, tema en el cual nuevamente tomó participaron la senadora Blandini propiciando una nueva ley, que estaría siendo sancionada antes de este 31 de diciembre.

Mención aparte merece la provincia de Neuquén, donde hemos tenido que intimar a las autoridades a que detengan el proyecto de habilitar al turismo las cavernas de Cuchillo Cura dado que la asociación encargada de hacer el plan de manejo no tiene idoneidad para estudios de impacto ambiental, por no poseer biólogos especializados. Hasta el momento no hemos obtenido respuesta, por lo que pedimos la colaboración de la Red Nacional de Restauración Ecológica, lo que fortalece nuestros vínculos con el creciente movimiento ambientalista nascional.

 Respecto del resto de las cavidades neuquinas, en 2020 descubrimos la presencia de fauna adaptada en cavernas en yeso y en basalto del norte de la provincia y estamos organizando, junto con los alumnos de la Escuela de Espeleología 2020, un programa de expediciones en toda la Cuenca Neuquina (Neuquén, Mendoza y La Pampa).

En este marco, mención aparte merece el proyecto de creación de un espacio curricular en la Universidad Nacional del Comahue (UNCOMA), luego del fracaso del mismo en la Universidad Nacional de Cuyo en 2011 y 2015.

Esta vez, hay una propuesta de convenio tripartito con la empresa cubana INVERSIONES GAMMA S.A. El objetivo es, tras la realización del VI congreso en esa provincia, firmar un convenio UNCOMA-GAMMA-FADE, con posibilidad de ampliarlo a posteriori y extenderlo a otras instituciones, para llevar la espeleología científica al medio académico y sustraerla de los clubes de aficionados que tanto daño han hecho. La pandemia puso también eso entre paréntesis, pero el proyecto sigue vivo.

La pandemia también ttrajo sus beneficios, ya que obligó a suspender las actividades turísticas en Caverna de Las Brujas, a lo que se sumaron los destrozos provocados por el viento a las instalaciones del Centro de Interpretación y la Casa del Guardaparques, ambos construidos sin consultar a los espeleólogos y sin estudio de impacto ambiental, según publicamos hace tiempo en https://piramideinformativa.com/2019/01/que-protegemos-en-las-areas-protegidas-por-carlos-benedetto/ . Los guías de turismo protestaron en una marcha en las calles de Malargüe (el más peligroso de ellos sin barbijo), pero para pedir por su fuente de trabajo, no por la reivindicación de los espeleólogos ni que se haga un plan de manejo monitoreado por espeleólogos. Eso fue lamentable, aunque no esperábamos otra cosa. Las autoridades estiman que recién en junio de 2021 Las Brujas estará todavía “operable”, aunque desconfiamos de esa cifra y confiamos en que el cierre sea para siempre.

En 2020 el CAE cumplió 50 años, el GEA 40, el INAE 30 y la FAdE 20.  Cuatro hitos.

La Espeleología argentina evolucionó.

En una charla reciente (https://www.youtube.com/watch?v=LzoR7a6lhLM)  concluíamos que las líneas maestras para entender esa evolución (1970-2020) eran, son:

  • Del amateurismo a la profesionalización en el medio académico
  • De la espeleología exploratoria (o de escritorio, o de internet) que se autopercibe como ciencia, a la espeleología científica en serio.
  • De la espeleología desentendida de los problemas ecológicos a la espeleología ambientalista
  • Del epicentro en Buenos Aires al eje en la Cordillera, fundamentalmente la Cuenca Neuquina

Todo esto y mucho más son las reflexiones a que nos obligó la pandemia, razón por la cual no consideramos a la pandemia COVID 19 como un estorbo para el crecimiento, sino apenas un “parar la pelota” para organizar mejor los datos del pasado y el futuro.

La web de la FAdE (www.fade.org.ar),  actualizada y renovada, verá la luz el próximo 1º de enero. Ya hay un equipo trabajando en eso. Se están armando equipos en varias otras disciplinas, que entrarán en acción pronto.

Es alentador saber que la UIS ha corregido un error grave, y ahora la FAdE ha vuelto a formar parte de las Organizaciones Nacionales reconocidas, lo que nos obliga a corregir apreciaciones pesimistas anteriores: https://uis-speleo.org/index.php/member-countries/#argentina. Esa actualización ocurrió el 23 de abril de 2020, otro logro gracias la pandemia

Éstos son los ejes centrales de los 29 capítulos anteriores en lo que en realidad debería llamarse “Prehistoria” de la Espeleología Argentina.

La Historia la escribirán otros, y espero que puedan hacerlo en primera persona del plural

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail