San Rafael, Mendoza lunes 18 de enero de 2021

Günther Atem se prepara para el Argentino y el Mundial de Rafting en China 2021

El mendocino tiene como objetivo el Campeonato Argentino 2021 que clasifica al Mundial de Bosnia 2022 y la expectativa de hacer podio en el Mundial de China 2021.

Como muchas competencias deportivas nacionales y mundiales, la actividad del rafting también sufrió la reprogramación de su calendario 2020 debido a la pandemia. Tanto el Campeonato Argentino, que consta de cuatro competencias, como el Mundial a realizarse en China, fueron postergados para el año próximo.

Uno de los representantes mendocinos en el Mundial es el destacado deportista Günther Andrés Atem, de 30 años, quien explicó que “todo lo que era el calendario 2020, al no tener fecha de regreso por la pandemia se reprogramó, tanto el Campeonato Argentino como el Mundial, para el año próximo, si la situación sanitaria lo permite”.

Al respecto, comentó que en principio, “el Argentino constará de cuatro competencias: marzo en Potrerillos, abril en Buenos Aires, septiembre u octubre en San Rafael, y en noviembre en el Río Aluminé, Villa Pehuenia (Neuquén), siempre hablando de fechas tentativas, dependiendo de una solución al tema de la pandemia, y que siga todo habilitado”.

Al referirse al Campeonato Mundial de Rafting, Atem señaló que “se iba a competir en agosto pasado en China, pero debido a la pandemia, se reprogramó para agosto de 2021. Me estoy preparando con el equipo Open Masculino, que sería la categoría libre y se va a correr en la modalidad de cuatro personas, denominada R4. Tenemos las expectativas de poder hacer podio”.

En ese sentido, aclaró que “estamos entrenando mucho, el único problema es que lo estamos haciendo individualmente por cuestiones laborales y también de la pandemia. Esta situación nos complicó toda la programación que teníamos, pero también nos permitió tener más tiempo para obtener más recursos económicos y prepararnos de la mejor manera, de cara al Campeonato Argentino y al Mundial”.

Al referirse a los entrenamientos durante la cuarentena, manifestó que “la primera etapa tuve que entrenar dentro del departamento, que debe tener unos 40 metros cuadrados, hacíamos una especie de funcional de gimnasio con algunas pesas que teníamos. Después, al ir abriéndose un poco el panorama, ya pudimos salir a correr. Usábamos algunos horarios medio anormales, bien tarde a la noche o muy temprano a la mañana, para tratar de cruzarnos lo menos posible con otras personas”.

“En una tercera etapa –agregó-, pudimos comenzar nuevamente con lo que es gimnasio y kayak, que sería una especie de deporte complementario del rafting, que ayuda mucho al desarrollo individual del remero. Uno tiene que resolver las cosas individualmente, por lo que es un muy buen entrenamiento para progresar. Lo que se nos ha complicado un poco es entrenar en el grupo de cuatro, pero ahora tenemos planeado comenzar a remar en la balsa, algunos días de la semana, en el lago del parque General San Martín o en el Río Mendoza, en la parte de Cacheuta. Durante los fines de semana sería en el mismo río, en lo que es la parte superior del dique, en Potrerillos”.

Atem aseguró que “el Campeonato Argentino y el Mundial son nuestras principales carreras a nivel anual. Se realizan todos los años un Argentino, entre dos y cuatro competencias, que principalmente se realizan en el oeste del país donde están los ríos Mendoza, San Juan, Neuquén. Ahora hemos agregado una plaza que es Buenos Aires, y en otros años se realizaron también en Bariloche y Salta. El Campeonato Argentino del próximo año es preparatorio y clasificatorio para el Mundial de Bosnia 2022, siempre y cuando se den las condiciones sanitarias”.

“Si Dios quiere vamos a ir a competir al Mundial de China 2021con el equipo Pala Ancha -dijo-, en un río muy físico, hay que entrenar mucho la parte física. Estamos un poco en desventaja , ya que hay varios países que arrancaron bastante antes que nosotros a entrenar por el tema de las habilitaciones, pero tenemos el tiempo para prepararnos, tenemos el objetivo mentalizado en hacer podio, nos queda poder juntarnos, y pulir los detalles para la balsa”.

Comentó asimismo que “hay más de un equipo argentino clasificado a ese mundial, nosotros clasificamos en nuestra categoría, después hay equipos Sub-19, Sub-23 y Mayores de 40, tanto en rama masculina como femenina”.

“Queremos ganar el Argentino 2021”

En cuanto a los objetivos personales, aseguró que “queremos ganar el Campeonato Argentino del año que viene, ganar las dos primeras competencias antes de viajar al Mundial. Si bien yo he sido presidente de la Asociación Argentina de Rafting durante tres años, ahora estamos en un proceso de sucesión, colaborando con la nueva dirigencia. Estoy contento porque arrancó con mucha fuerza la Escuelita de Rafting en San Rafael, en Villa Pehuenia (Neuquén) y en Buenos Aires”.

En ese sentido, consideró que “parece que hemos hecho bien las cosas y que la gente estaba con muchas ganas de salir a practicar un deporte al aire libre, a la naturaleza, con todas las condiciones dadas en cuanto a los protocolos sanitarios. Hay unos cuarenta chicos por escuela que están comenzando, que para este deporte es un número muy importante. Después obviamente, es una pirámide donde terminan compitiendo algunos pocos, es un deporte relativamente caro, pero que te da una posibilidad de una salida laboral, que te permite también poder mantenerte, hacer el deporte y entrenarte mientras uno trabaja”.

Mas delante recordó que “el equipo argentino ya está clasificado al Mundial de China 2021, y está integrado por Jonathan Uyarte, Juan Miño, Matías Contreras, Sebastián Contreras y yo, en el equipo Open Masculino. Obtuvo su clasificación a la cita mundialista en el Campeonato Argentino que se disputó en 2019 y principios de 2020. El objetivo a corto plazo, es ganar las dos primeras fechas del Argentino de Rafting en las cuatro disciplinas (Sprint, Head to Head, Slalom y Down River)”.

“A mediano plazo –dijo-, tenemos como objetivo, en agosto, el Mundial de China, aunque no depende sólo de nosotros, existen algunos factores externos que no podemos manejar. Por ahí, lo que es el aspecto económico para poder asistir, sabemos que somos un deporte amateur y sinceramente, por el tema del dólar se ha complicado bastante. Los pasajes aéreos están demasiado caros, pero siempre tenemos la esperanza de poder representar al país y volver con un podio. Argentina ha dejado la vara muy alta en los últimos mundiales, ha obtenido muchas medallas y a nivel mundial ya está considerada como una potencia. Estamos con todas las ganas y la garra de poder organizarnos desde el punto de vista económico, físico y técnico para representar al país”.

Reconversión del rafting argentino

Atem explicó que “Argentina hizo una reconversión de su rafting en el período 2013-2014, donde hubo una reorganización desde su dirigencia. Un grupo de locos fanáticos, con horas de dedicación, amor y esfuerzo, pusieron al rafting en lo más alto del mundo, consiguiendo medallas de plata y bronce. Se fue gestando un muy lindo grupo que no sólo fue desde lo deportivo, sino también en el aspecto de transmisión de valores y de nuevos deportistas. Las mismas personas que en el Mundial de Brasil 2014 consiguieron medallas, volvieron e hicieron una Escuelita de Rafting en una zona urbano marginal de San Rafael”.

En ese sentido, mencionó además a “los chicos de Tunuyán, que volvieron e integraron otros equipos, siempre organizando competencias, aportando a que sea un ciclo, por ahí el que no está aporta desde otro lado, desde la seguridad, la dirigencia. Como se trata de un deporte amateur, nos ha tocado a veces ser deportistas, dirigentes, jueces, cronometristas, a veces nos ha tocado fallar en contra de nuestro propio equipo y no nos ha gustado, pero sabemos que somos un deporte en crecimiento”.

Al respecto consideró también que “nos cuesta mucho conseguir apoyo económico desde el punto de vista privado, somos además un deporte numeroso, al repartirlas entre tantos terminan siendo complicadas, y los deportistas que están en el comienzo de sus carreras, que trabajan y estudian, por ahí llegan a un punto de inflexión y tienen que tomar una decisión. Lo complicado es eso, llevamos a deportistas a la cima del mundo, a campeones mundiales, como se dio en 2018, pero después no los pudimos sostener en el tiempo”.

Comentó que “la pandemia nos trajo un boom de chicos, ahora hay que tratar de ser inteligentes, capitalizarlos, darles las herramientas para que sepan disfrutar la naturaleza, aprender los valores, lo que es un deporte, compañerismo. Hay que trabajar mucho en forma mancomunada entre los deportistas que componen un equipo, lo que tiene el deporte amateur que te forma más como persona que como deportista, haciendo el caminito para algún día poder ser olímpico, enfocándonos más en entrenar, capitalizar a los jóvenes y los talentos, que en tratar de poner parches y atajar los penales que nos tocan, pero sabemos que es un caminito de hormiga que tenemos que cumplir”.

Finalmente, Atem agradeció “a todas las entidades privadas que nos apoyan; al Gobierno de Mendoza, a través de la Subsecretaría de Deportes; Municipalidad de San Rafael; empresas de rafting; y especialmente a la familia, que desde el inicio deja muchas cosas de lado por acompañarnos en la pasión que tenemos por este deporte”.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail