San Rafael, Mendoza domingo 24 de enero de 2021

FIN DE AÑO NO FIN DE COVID – Por:.Dr Oscar Arrieta

Se termina un año difícil, difícil para todos. Si bien todos estamos en la misma tormenta, evidentemente viajamos en distintos barcos. Para muchos esta pandemia ha significado muertes prematuras. Eso de contar con enfermedades previas no alcanza a justificar la ida de muchos de nuestros vecinos como también si los años vividos explicaran o justificaran perderlos ante este virus que ha sido especialmente dañinos con ellos.

Por otro lado la falsa dicotomía que se instala de salud versus economía, y digo falsa porque en la realidad no existe, ya que sin salud no podemos trabajar y sin trabajo perdemos dignidad y salud. Mucho esfuerzo para todos, alejados de nuestros afectos más importantes, sufriendo la distancia, la falta de contacto físico, abrazos que tantas veces nos han dado la energía para seguir se limitaron, debíamos protegernos.

Y es así que intempestivamente la idea del otro nos atravesó a todos, a los temerosos creyendo que el que estaba frente a nosotros era mensajero de la muerte que nos traía la enfermedad, como aquellos con inconciencia y falta de solidaridad no utilizaban correctamente el cubre bocas ni acataba las medidas de prevención, que aún básicas y simples fueron desoídas por muchos.

El otro es importante, cuidarnos entre todos era y es imprescindible, solos no podemos salir adelante. La única manera es que el otro nos importe, el vecino, el abuelo, los padres y también los padres de mis amigos, los abuelos de aquél que viene a comprar. Mucho dolor hemos tenido ya, muchas sillas vacías en Navidad que no están con nosotros para comenzar el 2021.

Por ellos que se fueron, por el dolor de los que nos quedamos debemos entender que esto no ha terminado, que debemos estar atentos, el virus sigue, su presencia aún nos rodea. El clima, el sol nos ayuda, no vayamos nosotros en sentido contrario exponiéndonos a sus efectos. Incluso ha mutado, si bien aún no lo ha hecho lo suficiente para que nuestras defensas no lo puedan reconocer, nos está mostrando su capacidad de eludirnos.

No podemos estar aislados por siempre, pero tampoco podemos despreocuparnos o lo que es peor no ocuparnos. El mundo sufre segundas y terceras olas, y aunque parezcan lejanas o imposibles, no debemos olvidar que el virus que surgió  en china pudo llegar a golpear nuestras puertas.

Hay esperanzas, hay trabajo, hay compromiso de muchos que han posibilitado también que vacunas estén ya en nuestro medio. Es un arma muy importante en nuestra lucha, solo el tiempo dirá cuan efectiva, cuán rápida y de qué manera evolucionará la situación. Creemos que podremos avanzar hacia un tiempo distinto.

Depende de nosotros como construyamos ese futuro. Debemos aprender que la solidaridad, el respeto, la fraternidad, el compromiso con uno mismo y sobre todo con el otro hacen la diferencia. Si bien parece utópico, Malargüe lo ha puesto en práctica más de una vez ante tantas dificultades que en su historia ha sabido superar, consolidemos entre todos estos valores, por nuestro futuro, el de nuestros hijos y también de todos aquellos vulnerables no solo a este virus sino a otras variables que nos afectan como sociedad. Juntos no somos más sino mejores.

Feliz 2021 para todos!! A trabajar por una sociedad mejor, por un Malargüe pleno de salud y prosperidad. Abrazo a todos

Gentileza: 

Dr Oscar Arrieta.

Médico Cardiólogo.

MP 7710

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail