San Rafael, Mendoza martes 19 de enero de 2021

Consejos y recetas para aprovechar lo que quedó de la cena del 24 y no picotear los días siguientes

"Si sobra comida, lo que suele suceder es que se termina picoteando o comiendo en cualquier momento del día las sobra" (Shutterstock)«Si sobra comida, lo que suele suceder es que se termina picoteando o comiendo en cualquier momento del día las sobra» a la última comida de la vida, que a una vigilia de Navidad o despedida de año. Para empezar, pese a que las Fiestas en esta parte del planeta se celebran en pleno verano, se adoptaron costumbres y rituales del hemisferio norte, donde el frío invita a comer otras preparaciones.

Mucho de lo que no se consume en la noche termina convirtiéndose en ingestas fuera de hora o bien se desperdicia. Tres especialistas dieron sus recomendaciones para no comer de más ni tirar comida

Así, los platos típicos resultan repletos de calorías que podrían evitarse. Y para peor, lo que queda, se sigue comiendo los días siguientes.

Para la licenciada en Nutrición Ana Chezzi (MN 2245), “el problema no es tanto qué se come si no la cantidad, además, no debiera perderse de vista que es una Navidad, nada amerite que se descontrole la manera en que nos alimentamos”.

Para las ensaladas, recomendó servirlas sin condimentar en la mesa y cada comensal las condimente en su plato, “así lo que sobra se puede guardar con film en la heladera y no se tira”.

“Y si hubo preparaciones que son muy engordantes, para no seguir picoteando, se porciona y se freeza porque si los días siguientes se tiene a mano va a ser lo primero que se va a comer, en vez de elegir una opción saludable”, apuntó.

Para las ensaladas, los especialistas recomendaron servirlas sin condimentar en la mesa y cada comensal las condimente en su plato (Shutterstock)Para las ensaladas, los especialistas recomendaron servirlas sin condimentar en la mesa y cada comensal las condimente en su plato (Shutterstock)

A su turno, la licenciada en Nutrición Laura Romano (MN 5992) señaló que “si sobra comida, lo que suele suceder es que se termina picoteando o comiendo en cualquier momento del día las sobras y pueden pasar varios días esas preparaciones en la heladera”.

Después de dos días la comida cocida en la heladera termina siendo un desperdicio, por eso para que esto no suceda hay que transformar esas sobras, para no desperdiciarlo ni comerlo tipo picoteo -sostuvo-. Más si la sobremesa se hizo larga y la comida estuvo varias horas fuera de la heladera antes de guardarla, lo cual puede ser un causal de enfermedades transmitidas por alimentos que son muy comunes en estas fechas que hace calor”.

Así, “para que esto no suceda, reinventamos la comida”, aconsejó, y sugirió: “Si sobró mayonesa de ave o ensalada rusa, pueden convertirse en tomates rellenos agregándole un poco de atún; si quedó pollo relleno o arrollado se puede armar una ensalada con hojas verdes, tomates cherry, aceitunas, lentejas y agregarle el pollo cortado”. “Si sobró matambre, carré de cerdo o cualquier carne, se puede complementar con algunas verduras crudas o cocidas y armar unas fajitas para toda la familia”, sugirió, al tiempo que agregó que “si hicieron asado y quedó mucha carne pueden hacerse empanadas cortadas a cuchillo”.

"Si se planifica el menú con anticipación, puede evitarse el desperdicio de tanta cantidad de alimentos" (Shutterstock)«Si se planifica el menú con anticipación, puede evitarse el desperdicio de tanta cantidad de alimentos» (Shutterstock)

Para eso, el responsable de Nutrición de Fleni dio algunos tips:

– Ponerse de acuerdo con los que participarán de la reunión para no preparar la misma comida.

– Tratar de no cocinar de más, la comida queda en la heladera por varios días, y muchas veces se termina poniendo en mal estado y hay que descartarla.

– Tener presente el consumo responsable, preparar platos según la cantidad de personas de la celebración.

– Las comidas con mucha preparación (que contengan mayonesa, cremas, etc), deben consumirse el día de la reunión ya que es un riesgo tenerla varios días en la heladera.

– También es aconsejable repartir en porciones individuales, para que cada familiar se lleve una porción de lo que sobró.

– Lo que no se coma y se encuentre en óptimas condiciones, se puede ofrecer a personas que lo necesiten, que seguramente será la mejor opción.

Además, “para evitar descartar las comidas que se prepararon para las fiestas pueden optarse por otras preparaciones para aprovechar al máximo los alimentos y evitar el desperdicio”. En ese sentido, Querze señaló que “si se utilizaron carnes magras, como pollo, pavita o carnes rojas, pueden armarse rellenos para empanadas o tartas, salpicón de ave, ensaladas con pollo o pavita, fajitas de carne o pollo (agregarle vegetales frescos como cebolla, morrón rojo o verde, zanahoria)”.

“Si sobraron papas, pueden hacerse bombas de papa o tortillas, con los frutos secos, se pueden realizar budines, galletitas, etc, con los vegetales se puede preparar alguna pasta con salteado de vegetales, si quedaron tomates de una ensalada, se pueden procesar y guardar como salsa”, agregó.

Finalmente, para congelar o freezar recomendó tener en cuenta “el uso de recipientes aptos y que puedan cerrarse herméticamente, indicar la fecha en la que la que se congeló y separar carnes de vegetales”.

“La planificación y organización del menú es fundamental para evitar grandes desperdicios, y optimizar nuestros gastos”, concluyó.

Fuente:https://www.infobae.com/tendencias/2020/12/25/consejos-y-recetas-para-aprovechar-lo-que-quedo-de-la-cena-del-24-y-no-picotear-los-dias-siguientes/

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail