San Rafael, Mendoza martes 24 de noviembre de 2020

Vino en lata: en 2020 ya se despacharon más de un millón de litros

Vino en lata: en 2020 ya se despacharon más de un millón de litrosAunque aún representan una porción minoritaria del mercado, las cifras publicadas por el INV muestran una consolidación. Más bodegas están interesadas en sumarse a esta ola de consumo.

En la búsqueda de ampliar el espectro de sus consumidores, la industria vitivinícola continúa apostando por la diversificación de su oferta. Así como desde hace algunas semanas comenzó a hablarse de la posibilidad de elaborar vino desalcoholizado o con menos graduación alcohólica, en este 2020 ha comenzado a consolidarse la opción de vino en lata.

Este envase, que ya era utilizado por las gaseosas, cervezas, y otras bebidas alcohólicas, continúa ganando terreno consolidándose como el cuarto envase más utilizado en 2020 en Argentina y cada vez más bodegas comienzan a plantearse seriamente utilizarla para ampliar el espectro de sus consumidores.

Según las cifras dadas a conocer por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, en los primeros nueve meses del año se despacharon al mercado interno 1.135.660 litros fraccionados en lata. Esta cifra no tiene comparativa interanual, pero si se toma referencia respecto de otros envases, la lata ya superó con creces la performance en este mismo período de 2019 del bag in box y lo duplica en la representación total con un 0,2% de participación. Aún está lejos de los 25.840.090 de la damajuana, que ocupa el tercer lugar en la participación con 3,7%. En este sentido, las botellas de vidrio siguen dominando la escena con el 58,9% del total de todos los envases y un crecimiento interanual del 16,3%.

Estos datos se enmarcan en un 2020 positivo que nos ha dejado hasta setiembre que, pese a la pandemia de coronavirus y todas las restricciones que ha traído aparejadas, en Argentina se han consumido 50 millones de litros de vino más que el mismo período pero del año pasado.

Las perspectivas para este envase son muy buenas, más si se tiene en cuenta que muchas bodegas están pensando lanzar sus líneas de vino en lata en corto plazo y que esta nueva presentación les ha permitido llegar a un nuevo público.

Eduardo Sancho, presidente de Fecovita, consideró que “es difícil prever cuánto puede crecer” pero, según sus estimaciones, “puede llegar a estar en 2% o 3% del total en un mediano plazo”. “Esto va a depender de cómo se instale el consumo y si más bodegas se inclinan por la lata. A medida que otras marcas se sumen a la utilización de este tipo de envase, se va a producir un aumento del consumo”, dijo.

“Indudablemente el consumo en lata está aumentando. Como es un producto nuevo, tiene algo de distinto, pero también de desconocimiento. Por lo tanto, nosotros creemos que va a ir aumentando más. Por supuesto no va a llegar a volúmenes muy importantes porque es para una situación de consumo, pero creemos que dentro de los productos que está ofreciendo la vitivinicultura, va a ser un mercado interesante”, opinó Sancho.

Actualmente, Fecovita tiene en el mercado Dilema, de Bodega Estancia Mendoza, una línea de vino blanco y rosado en latas de 269 ml. pero, para el año próximo, planean el lanzamiento de una nueva alternativa que incluirá un tinto. “Vamos a continuar con Dilema, que es un vino más bien de baja graduación y en lata chica. Tenemos previsto para mediados de 2021 el lanzamiento de un nuevo vino, más económico, con una marca distinta. Seguiríamos con Dilema y sumaríamos ésta a uno nuevo a menor precio. La idea es que sea en tinto y blanco”, contó el presidente de Fecovita.

Bodegas Bianchi, Fecovita, Santa Julia, Peñaflor, Bodegas López, Viniterra y Blasfemia (de la cervecería Quilmes), son algunas de las que ya cuentan en el mercado con una alternativa en lata.

Sin embargo, no son los únicos. Por caso, Leandro Funes, enólogo de Bodega A16 anticipó que se están preparando para lanzar muy pronto una nueva línea de vinos en lata. A diferencia de los que ya han apostado por este envase, la propuesta del establecimiento lujanino apunta a un vino seco.

La experiencia de Bodegas López

Desde hace seis meses, uno de los establecimientos mendocinos que apostó por lanzar su vino en lata fue Bodegas López. En su participación en la charla “Entre enólogos”, el ciclo organizado por Guarda14, Juan Pablo Díaz aseguró que se trata de un envase con muchas ventajas que “viene a crear nuevos momentos de consumo en el vino”.

El Traful de Bodegas López es un blend de Moscatel, Torrontés y Semillón. “Es un vino muy aromático, muy fresco. Tanto el Moscatel como el Torrontés se elaboran como un dulce natural y el Semillón es un vino seco sin azúcar”, comentó. Su conservación es de 12 meses y está pensado para el consumo rápido.

“Es algo nuevo para todos. Cuando empezamos a estudiar esto no había mucha información. Lo único que sabíamos era que en Estados Unidos funcionaba muy bien. que está desde 2000. Es otro mercado y había que capacitar al consumidor de lo que se trata”, aseguró el experto que desde hace 14 años trabaja en López.

Para Juan Pablo “lo importante es la devolución del consumidor” y resaltó algunas de sus ventajas: “La lata es fácil de abrir, no necesitás un destapador; no necesitás estar preparado para ir a tomar un vino. Es muy fácil de enfriar, tiene un envase muy liviano y cómodo de trasladar. Otra virtud es que resiste a los golpes. Además te permite un consumo individual. También te da la ventaja de que, si no tenés copa, lo podés consumir directamente desde la lata teniendo la precaución de lavarla bien antes”.

Este vino ha sido creado para un consumo descontracturado y para todo público. “No creo que venga a competir de manera directa con ningún otro producto, sí indirectamente. La conclusión que he sacado sobre la lata es que crea otro momento para disfrutar el vino que no existía. Tenés la opción individual. No tenés que abrir una botella si no querés tomar tanto”. dijo Díaz.

“En la relación precio calidad es muy barato. Nos falta tiempo a los comunicadores del vino para dar a conocer que lo que se van a encontrar dentro de la lata es de la misma calidad que lo que van a encontrar en botella. Hay que sacarse el prejuicio de que la lata es de peor calidad”, afirmó.

Hasta el momento, Bodegas López sólo ha presentado su vino blanco dulce, pero no descarta expandirse hacia otros varietales. “Esto tiende a abrir muchas ramas. Creo que nos falta tiempo de comunicación con el consumidor para que entienda esto. Siempre digo que la lata no ha venido a remplazar ningún envase”, declaró Díaz, a lo que sumó: “Seguimos analizando cómo se comporta el mercado con este vino dulce. Ojalá que los clientes pidan y saquemos un rosado y un tinto”.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/economia/vino-en-lata-en-2020-ya-se-despacharon-mas-de-un-millon-de-litros/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail