San Rafael, Mendoza lunes 30 de noviembre de 2020

Miopía; un problema aparejado al uso excesivo de pantallas y una vida de encierro.

El uso excesivo de las pantallas y una vida adentro produce un alto riesgo de miopización de la población especialmente en los niños.

La miopía es un serio problema de salud pública, que comienza a desarrollarse en la infancia y conforme crecen los segmentos corporales del organismo armónicamente. Sin embargo el ojo puede estirarse demás y a partir de los 6 años volverse miope. “La miopía es algo que se conoce desde hace mucho tiempo como el ojo largo, es decir el ojo es más largo de lo que tiene que ser para poder estar enfocado” explica el doctor Carlos Kotlik, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Notti.

La miopía puede aumentar hasta que termine el crecimiento corporal de un niño-adolescente después de los 20 años. Dicho crecimiento, termina por lo general antes en las mujeres que en los varones ya que el desarrollo de estas últimas empieza y concluye antes que aquellos. Se ha postulado, que todos los factores que influyen en el crecimiento corporal influyen también en el desarrollo de la miopía axil, como por ejemplo la influencia de la GH hormona del crecimiento durante la pubertad adolescencia, pero no se ha podido demostrar.

“Lo que estamos tratando ahora es evitar la progresión de la miopía. Hasta hace 20 años a un niño se le indicaba un lente para que pueda enfocar y por tanto, pueda ver. Ahora estamos viendo cuales son los mecanismos por los cuales lo que llamamos emetropización normal,  o sea el proceso mediante el cual las estructuras ópticas del globo ocular van cambiando desde el nacimiento, para lograr la refracción óptima, cuáles son los factores que hacen que esto no se produzca y uno de los factores de la vida moderna son las pantallas, ipad y televisores”.

Hace un tiempo no muy remoto se postulaba que el mirar de cerca todo el tiempo y no mirar de lejos producía miopía. Sin embargo este no es el problema sino que el problema viene aparejado por el uso de las pantallas. “Un factor muy curativo para el desarrollo de los ojos es estar afuera, tiene que haber luz” comenta Kotlik.

Efectos de la pandemia.

Lo que se ha visto con la pandemia son dos cosas, uno que los miopes son más miopes, y el otro problema es el ojo seco al estar tanto tiempo con las computadoras no se pestañea tantas veces. Cuando estamos frente a la computadora pestañamos hasta 8 veces por minuto, frente a 14 veces por minuto cuando estamos al aire libre. Al pestañar menos en lugares secos como Mendoza las lágrimas del párpado no se pueden repartir sobre la cornea del ojo.

“Esto es simplemente un cambio en el comportamiento, es la aparición de las computadoras, de hacer la vida adentro es que los chicos no salen afuera, juegan a la pelota virtualmente” explico el Dr. Kotlik.

Tratamiento

Existe una droga llamada antropina, la misma utilizada al 0.01 por ciento aumenta la producción de dopamina en las células amácrinas de la retina, por lo que en combinación con una correcta exposición a luz solar, puede ser una herramienta de gran utilidad para controlar el auge de la miopía en el mundo. Sin embargo también es muy importante la vida al aire libre.

Congreso con declaración de interés nacional y provincial.

El próximo 7 de noviembre se desarrollará en la provincia de Mendoza el primer Simposio sobre la Progresión de la Miopía. El mismo será 100 por ciento virtual y tendrá invitados internacionales.

El mismo está organizado por el Dr. Rafael Iribarren y el Dr, Carlos Kotlik y fue declarado de interés nacional y provincial.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail