San Rafael, Mendoza miércoles 02 de diciembre de 2020

Las obras y créditos que la Provincia pierde por el rechazo legislativo al endeudamiento

Las obras y créditos que la Provincia pierde por el rechazo legislativo al endeudamientoSIN AUTORIZACIÓN LEGISLATIVA. EN DIPUTADOS HUBO FUEGO CRUZADO Y POSTURAS INCONCILIABLES ENTRE EL EL OFICIALISMO Y EL PJ. EL MARTES, EN EL SENADO, EL ESCENARIO ASOMA IGUAL.

En el Gobierno enumeraron los proyectos que requieren financiamiento y que no se podrán hacer tras la negativa del PJ en Diputados. El martes vota el Senado, pero no se vislumbra acuerdo. La Legislatura es la caja de resonancia de una clase política que hasta el momento ha sido incapaz de llegar a acuerdos para tratar de escapar, o al menos recuperar terreno, del bajón económico de este 2020. Eso quedó evidenciado con la discusión del Presupuesto: si en el Senado el martes se repite el mismo escenario que en Diputados, la Provincia perderá el financiamiento para obras aprobadas por organismos multilaterales, pero también se podrían caer créditos aprobados años atrás y cuyos fondos aún no se han utilizado. Así lo lo sostienen en el Gobierno para justificar el pedido de autorización para tomar deuda que finalmente no prosperó.

Con la sesión del miércoles pasado, en la cual el peronismo –que presentó una propuesta alternativa que el oficialismo no aceptó- votó en contra del proyecto, se cayeron dos herramientas que le serían de ayuda a Rodolfo Suárez para enfrentar 2021: la renegociación de $ 12.000 millones de deuda que vencen en todo el año; y un crédito por U$S 350 millones.

Sin este financiamiento, hay una serie de créditos a tasas bajas para obras a los cuales Mendoza no accederá, que provienen del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco Mundial (BIRF), la CAF y Fonplata, entre otros organismos. En el Gobierno ponen un ejemplo: a nivel nacional, sólo el BID mantiene acuerdos promedio por U$S 1.360 millones anuales que, si se aplican a Mendoza según la población, le corresponderían unos U$S 54,4 millones por año.

Hay otros proyectos que ya fueron aprobados por los organismos, con los que Suárez pretende avanzar pero necesitan los 2/3 de los votos en la Legislatura. Por un lado, hay obras para renovar la red de agua y saneamiento (que se encuentra obsoleta en un 60% según Aysam); también el programa de riego para el desarrollo integral del secano, financiado por el Fondo Saudita para el Desarrollo y que busca poner en uso 30.000 hectáreas improductivas (son U$S 100 millones con aval de la Nación en el Presupuesto 2021 que se discute en el Congreso); acueductos ganaderos (FFFIR – CAF); el programa de prevención y lucha contra el fuego en el secano (Girsar); el desarrollo de la cadena caprina (Prodecca) y el primer tramo de la doble vía Rivadavia-Junín (FFFIRFonplata).

Sobre este último crédito, el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, destacó que la aprobación de Fonplata venció el año pasado, por lo que en caso que se acepte la autorización al crédito en la Legislatura, se deberá volver a realizar la gestión con ese organismo.

Desde el Ejecutivo defienden los proyectos con las instituciones multilaterales, teniendo en cuenta que las condiciones de esos préstamos no se encuentran en el mercado ya que son a largo plazo (de 15 a 25 años) y con tasas que no suelen superar el 4%.

Según información del ministerio de Hacienda, en el ejercicio 2019 los servicios de la deuda por multilaterales, que son 14 programas, “representaron solamente el 2% de los ingresos corrientes de la Provincia”.

Programas lentos

Pero hay otro argumento del Ejecutivo respecto de la necesidad del endeudamiento, que son U$S 350 millones y que no se utilizarán sólo en 2021, sino que “trascenderá gobiernos”, ya que un gran porcentaje de este monto sería con estos multilaterales, que se caracterizan por ser programas a largo plazo y con años de desarrollo. Hay además dos autorizaciones legislativas de años anteriores con otros organismos que aún no se terminan de completar: una por U$S 372 millones con el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), que fue autorizado con la ley 6.455 hace 24 años (en 1996, durante la gestión de Arturo Lafalla), y que luego de dos ampliaciones tiene un saldo disponible de U$S 75 millones.

La otra es un plan de obras de agua y saneamiento. Este endeudamiento se aceptó en 2012 con la ley 8.270. El crédito fue por U$S 160 millones y aún restan U$S 100 millones de saldo. El problema es que la autorización vence en diciembre de este año y se ha solicitado una prórroga, que no tuvo aceptación de la oposición en la Cámara baja el miércoles.

Qué pasará en el Senado

En la sesión de Diputados, el peronismo presentó una contrapropuesta al Presupuesto de Suárez: rebajas impositivas para actividades afectadas por la pandemia, moratorias y planes de pago, además de congelar el valor del impuesto automotor e inmobiliario de 2019. Con eso, aceptaban un roll over anual. Pero también rebajaban la autorización de endeudamiento de U$S 350 a U$S 80 millones, para obras puntualmente marcadas.

Para Nieri, aceptar todas esas condiciones implicaría terminar con una “regla de oro”, que es no endeudarse para gastos corrientes, ya que la propuesta peronista “resultaría en déficit provincial, ya que se desfinanciaría la Provincia. ¿Cómo bajamos la presión impositiva y aumentamos sueldos? Nosotros estamos dispuestos a negociar, pero lo que no es negociable es que nos lleven hacia endeudamiento para gastos corrientes”, dijo tajante el ministro.

También cuestionó que el PJ “plantea disminuir impuestos patrimoniales cuando en la Nación se están aumentando”, y que otorgar más beneficios a los impuestos patrimoniales (impuestos automotor e inmobiliario) es “populismo al 100%”. En tanto, la resistencia a la moratoria es porque “implica no reconocer al cumplidor, porque si bien hay quienes no han podido pagar, hay muchos oportunistas que esperan estos momentos”.

Por último, expresó que si el peronismo está de acuerdo con el roll over anual, «lo podría haber votado de manera positiva en el artículo 38, “pero sin embargo decidió votarlo también en contra”.

Respecto de los U$S 350 millones, Nieri destacó que van a seguir defendiendo ese número y si bien dijo que puede ser negociable, no aceptarán que determinen cuál obra se hará y cuál no. “Nosotros hemos pensado obras para todos los departamentos”, aseguró el ministro.

Desde el peronismo, el jefe de bloque del Senado, Lucas Ilardo, aseguró que tienen la “la voluntad de llegar a consensos” para que el Gobernador “tenga su Presupuesto, pero sin actitudes infantiles”.

“El oficialismo planteó una idea y nosotros aportamos otra idea. Pero lo que ocurrió es que Suárez decidió rechazarla y no intentar buscar los consensos”, manifestó el senador de La Cámpora.

Asimismo, apuntó contra el mandatario al destacar que “en el momento en que el Gobernador defina terminar con esta actitud infantil y sentarnos a llegar a acuerdos, cuenta con el peronismo porque en el medio está la gente y es nuestra obligación pensar en el bien de la gente y no en caprichos individuales”.

E indicó que todas las propuestas son negociables (inclusive las obras con endeudamiento) y que el objetivo “no es poner palos en las ruedas”. Pero le contestó a Nieri explicando que al rechazar el proyecto de Presupuesto en general, no podían votar a favor artículos como el roll over anual. “Esperamos poder dialogar en buenos términos”, finalizó.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/politica/la-provincia-perdera-obras-y-creditos-sin-el-endeudamiento/

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail