San Rafael, Mendoza sábado 05 de diciembre de 2020

Historia de la Espeleología Argentina – cap. 29 – Por:.Carlos Benedetto

A veces las mentiras tienen patas largas

Carlos Benedetto

Para que quede en claro: un 27 % de argentinos (y de la especie Homo sapiens en general) no cree que el virus COVID-19 exista y un 12 % estima que la tierra es plana… Es para tener en cuenta… no es un dato menor. Esto es aplicable también a la Espeleología, en la que hay un sector concentrado actualmente en la UAE (Unión Argentina de Espeleología) que niega la existencia misma de la FAdE, a pesar de haberse formado en ella o gracias a ella, de que no hay equiparación posible entre los respectivos logros y avances, y de cuestiones legales que serán el motivo central de este penúltimo capítulo.

Ser adversarios es sublimar la enemistad, diría Jorge Alemán, el psicoanalista, quien además advierte el riesgo de cuando los adversarios no se reconocen como tales. Es cuando desaparecen los códigos…De eso se trata este culebrón que llega a su fin.

En el segundo capítulo (http://piramideinformativa.com/2019/11/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-2-por-carlos-a-benedetto/)  dábamos cuenta de la protesta generada desde el grupo GEA (expulsado de la FAdE en 2008 por violación reiterada y deliberada de sus estatutos) contra la publicación de ese escrito, corroborando, para quienes lo conocemos desde hace 40 años, una mentalidad represora, censora, exclusivista. Todo en nombre de “lucha contra la dictadura”. La dictadura de Benedetto, luego del INAE, luego de Benedetto nuevamente, etc.

“Dictadura”, una palabra mal usada por aquellos que no vivieron, justamente en tiempos de dictadura; o no la sufrieron porque eran muy jóvenes. Usada incluso por quienes confunden “libertad” con “derecho a contagiar a los demás el COVID 19”. Entonces, cuando mi médico me recomienda no comer dulces porque soy diabético, ese médico no me está cuidando, sino que me está coartando mi libertad. O el derecho de ciertos cueveros de difamar a un colega sin derecho a la defensa. O el derecho de incumplir las leyes, los estatutos. Un concepto erróneo de la libertad.

En idioma de los seguidores de Freud, la situación de la UAE sería el triunfo de la pulsión de muerte sobre la pulsión de vida: al negar su pasado se están pegando un tiro en los pies. A eso nos referimos cuando hablamos o escribimos sobre algunos personajes que se titulan “espeleólogos”.

Varias de las muchas  travesuras espeleológicas de estos “libertarios”  fueron relatadas en los capítulos 13 a 16:  https://piramideinformativa.com/2020/02/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-13, https://piramideinformativa.com/2020/02/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-14-i-como-icaro-parte-2, https://piramideinformativa.com/2020/02/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-15-i-como-icaro-parte-3 y https://piramideinformativa.com/2020/03/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-16-i-como-icaro-parte-4 , aunque a lo largo de los otros capítulos venimos haciendo mención permanente a los “espeleotruchos” o “espeleotrolls”, personas que confunden, aún hoy, la realidad virtual con la realidad real, y que además consideran que las leyes son de cumplimiento optativo. Subproductos del neoliberalismo que no se decide a batirse en retirada de la vida de los argentinos…

Cómo cerramos estos conceptos?. Deteniéndonos en “la Ley”, otro concepto caro al Psicoanálisis y que mucho tiene que ver con lo que nos ocupa.

Quienes reniegan de la espeleología ambientalista y del proyecto de avanzar hacia una inserción en el medio académico es porque confunden “ley” con “códigos corporativos”. Entonces, se favorecen de la anomia imperante en nuestra materia en las provincias, e imponen sus propios códigos. Y a eso se agrega que siguen pretendiendo  manejar las cavernas cordilleranas desde sus escritorios en Buenos Aires.

“Trucho” es una palabreja que, para la espeleología, fue acuñada por el mismo Gabriel Redonte, mandamás del GEA y actual presidente de la UAE. Significa “falso”. Se refería a un personaje inventado por él mismo para hostigar electrónicamente a nuestros adversarios en común: Eduardo Paz, una dirección electrónica de Yahoo, de un falso espeleólogo pampeano, con la contraseña “trucho”. Nos divertimos mucho juntos con eso. Luego la diversión se terminó y aparentemente pasamos a otra cosa. Aparentemente, porque Redonte quedó pegado al personaje que él mismo había creado en 2001. Luego veremos por qué hay ciertos juegos que es mejor no jugar

Lo cierto es que a partir del día en que estas personas, con Redonte a la cabeza, que aún pertenecían a la FAdE, decidieron desconocer el estatuto en 2008 y la autoridad de la Dirección de Personas Jurídicas, acuñamos el término “espeleotruchos” para definirlos.

Con el tiempo, y dado que seguían haciendo asambleas por internet, manifiestos por internet, expediciones por internet, etc. y dado que llevaban a cabo campañas de difamación a través de medios electrónicos, las cuales se multiplicaban geométricamente, decidimos también llamarlos “espeleotrolls”, en alusión al modus operandi aplicado masivamente por  cierto ministro nacional del período 2015-19 en el país. En su momento posteamos una colección de documentos probatorios de la mala fe y malas prácticas de estos “truchos-trolls”, donde usamos ambos neologismos: https://sinpelos2011.wordpress.com/2016/08/20/espeleo-trolls/.

En aquel tiempo, la FAdE optó por la estrategia de refugiarse en la hiperlegalidad, y por ello es que la rendición anual de memorias y estados contables ante la Dirección de Personas Jurídicas de Mendoza, provincia donde sigue teniendo su sede, se convirtió en , casi, un ritual obligado. Así, la FAdE llegó a cumplir 20 años de vida, este año 2020, con 20 presentaciones anuales, regulares de sus estados contables. Es decir, mantiene su vigencia jurídica. De esto nos ocuparemos en el último capítulo, el próximo.

Sabíamos, también en aquel tiempo, que la UAE nunca llegaría a imitar semejante proeza, habida cuenta de que conocíamos a los actores, veíamos el desprecio por lo legal y  hasta la desidia para el pago de las cuotas societarias. “Si lo hicieron mal cuando estaban dentro de la FADE, lo  harán mal cuando estén afuera”, decíamos, y no nos equivocamos. Y porque sabíamos que lo imaginario nunca reemplaza a lo real

Por un lado eso y por otro lado el hecho de que dicha “Unión” fue creada con la única finalidad de destruir a una persona, tal como se dice expresamente en un documento de unas jornadas previas a la fundación en julio de 2010: en ese documento 17 miembros de esa UAE que aún no tenía existencia legal, proclamaban que desconocían a “Benedetto”, quien había participado de esas jornadas sin haber sido invitado y a quien no se nombraba en la carta de presentación firmada ante la DRNR  por Nicolás  Zervos, presidente del GEMA, grupo anfitrión, que se había iniciado en la espeleología en el curso semipresencial 2007. El documento original sigue estando en mi poder, ya que me fue girado por un error del empleado de la Mesa de Entradas de la DRNR para que dictaminara sobre él (ver https://sinpelos2011.wordpress.com/2016/08/20/espeleo-trolls/1-029-2010-gema-jornadas/) (elevé mi dictamen, pero adjuntando copia, no el original). Allí está claro que las intenciones fueron siempre “estar en contra de” y no “estar a favor de”… algo mejor. Nunca tuvieron un proyecto, nunca tuvieron objetivos ni horizontes, nunca conocieron el significado de democracia+pluralismo. Siempre prevaleció allí lo exclusivo por encima de lo inclusivo.  Toda semejanza con los políticos neoliberales es mera coincidencia? Coincidencia o clima de época?

Responder de esa manera, con ese documento infamante, a una invitación a trabajar juntos en el Programa Provincial de Espeleología, era el “modus operandi” tradicional de GEA, numen inspirador de la UAE: “me invitan a una reunión o proyecto, me apodero de ella/él y fijo MI agenda; luego me opongo a confrontar mis ideas e impongo mis no-ideas a los gritos e insultos”. El puro nihilismo neoliberal.

Eso estuvo presente en la crisis de GEA de 1988-1990, y se repetiría veinte años después en la UAE, que heredó la misma pulsión de muerte que su mentor.

Así fue que, gracias a la inoperancia del Director de Recursos Naturales (DRNR) Daniel Gómez y a la ignorancia y deficiencia de su superior, el entonces Secretario de Ambiente Guillermo Carmona, el Programa Provincial de Espeleología (cuyo borrador había sido hecho por la FAdE) fracasó y trece meses después yo era echado de mi trabajo. Hubo festejos, lo sabemos, pero duraron poco, porque el muerto se negaba a morir

Si se lee ese documento de la UAE, podrá apreciarse que carece de todo contenido, a excepción del odio contra una persona, manifestado en negrita y subrayado. Nada puede construirse cuando se proclama que el único fin es la destrucción-de. Eso nos lo enseña la Historia, y al principio costó creer que en la Espeleología también pasaban estas cosas. Pero así fue, y costó años reponernos del golpe, en lo personal, en lo familiar, en lo institucional.

El desdén hacia lo jurídico-institucional se manifestó el día mismo de la fundación de la UAE, con la surrealista repartija de cargos: estableciendo su sede en la Ciudad de Buenos Aires (o sea … GEA nuevamente como el centro del mundo, al menos en la fantasía), fue relativamente coherente que Silvia Barredo, geóloga anti-ecologista si las hay, ocupara la presidencia. Pero la tesorería recayó en un neuquino del grupo GAEMN, asociación títere de GEA al igual que los otros que participaron (bien pronto, la mitad de ellos abandonó el barco cuyo casco ya venía agujereado). Y la Vicepresidencia en Sergio La Rosa, Mendoza, y miembro del grupo títere GEMA. La pregunta era clara: cómo hace un neuquino para preparar los balances a 1.400 kilómetros de distancia?. Tardaron 9 años en entenderlo. Muy lentos de reflejos, a no dudar.

De nuestra parte, en nuestras puntuales y públicas convocatorias anuales a Asamblea siempre anunciábamos que las mismas serían abiertas. Obviamente, nunca acudieron a esas asambleas.

Cuando en 2019 nos enteramos de que el entonces presidente La Rosa padecía de cáncer, empezamos a preguntarnos cómo se manejaría la UAE con el presidente enfermo y residiendo  en Mendoza, el tesorero en Neuquén y el secretario en Buenos Aires. Y en eso cayó en nuestras manos el número 21 del newsletter ESPELEOAR (http://espeleoar.blogspot.com/).

Allí vimos que en noviembre de ese año la presidencia era ocupada ahora por Gabriel Redonte, que había sido, durante 11 años, el inspirador de este verdadero antiproyecto institucional. Parecía blanquearse la situación personal de Redonte, y además que estaban entrando en razones sobre que los principales cargos directivos deben recaer en personas residentes en el mismo lugar que la sede social y legal. En julio de 2020 esa “asamblea” no había sido informada a la Inspección General de Justicia de la Capital Federal, CABA (Fig 2)

Se ponían así en evidencia ciertos afanes hegemonistas y anticientíficos que ya habían motivado nuestro alejamiento de GEA en 1990: si prestamos atención a la nómina de autoridades nuevas en una de las ilustraciones (Fig. 1), veremos que GEA tiene “mayoría automática” en la conducción de la UAE, y los cargos menores fueron cedidos gentilmente a los grupos satélites, excepto la  vicepresidencia. En eso tampoco habían aprendido nada… por ejemplo que la espeleología no puede tener, como pivote geográfico-institucional, a la ciudad de Buenos Aires, donde no hay cavernas.

(Dicen que hay tres niveles de inteligencia humana: los muy inteligentes son los que tienen la capacidad de aprender de los errores ajenos; los medianamente inteligentes somos los que tenemos la capacidad de aprender sólo de los errores propios; en el tercer nivel, los carentes de inteligencia son los que no aprenden nunca. En realidad suele usarse un lenguaje más procaz, pero no es el lugar para groserías).

Consultando al Boletín Oficial de Buenos Aires para ver el estado de convocatorias a asambleas de la UAE, no encontramos nada. Esa asamblea publicitada en Espeleoar 21 no tenía validez legal si la convocatoria no se publicaba antes en el Boletín Oficial de Buenos Aires. Nuestra primera sospecha.

Entonces retransmitimos nuestra inquietud en la misma sede de la Inspección General de Justicia de Buenos Aires con un pedido de informes, de cuya respuesta (Fig. 2) surge que:

  • La UAE fue fundada legalmente en 2010 (en realidad ya estaba en proyecto antes de que GEA fuese expulsado de la FAdE en octubre de 2008), pero recién obtuvo su personería jurídica en 2013. Tardaron cinco años en hacer un trámite que en condiciones normales tarde tres o cuatro meses. En esos tres años la UAE sufrió varias bajas: el GELa de Las Lajas, antes el GIE de Tandil, el CEC de Córdoba, Argonautas del Plata de la CABA, y a oscuros personajes de apellido Piethé, Cerasale, Elortegui Palacios, Mendy, etc.
  • La UAE nunca convocó a asamblea por Boletín Oficial como dice la ley que debe hacerse
  • La UAE nunca rindió balances ni memorias anuales ante la Inspección General de Justicia
  • La UAE sólo comunicó cambios de autoridades en 2017
  • Sus estatutos tampoco son públicos

Conclusión: nada de rendir cuentas a nadie!!. Los verdaderos dictadores, como ya nos lo enseñó Jorge Rafael Videla, sólo rinden cuenta ante Dios y la Historia (el dios de ellos y la historia escrita por ellos).

Lo extraño de todo ésto es que la misma Unión Internacional de Espeleología (UIS) había tenido como único referente argentino a esa asociación y ya no a la FAdE:  https://www.uis-speleo.org/index.php?option=com_content&view=article&id=75:national-speleological-organisations&catid=79&Itemid=403&showall=&limitstart=1, lo que hacía suponer que las autoridades de ese organismo habían engañadas en su buena fe. Ese link ya no está, por fuerte. Eso podía tener su explicación en el hecho de que uno de los inspiradores de la creación de la UAE, el puertorriqueño-norteamericano Efraín Mercado, es vicepresidente de la UIS.

Ya le hemos dedicado varios párrafos a este personaje, que no es espeleólogo, sino bombero, y que aún se hace llamar “capitán” (ver Fig. 3), fiel a su costumbre de dar órdenes y no aceptar que lo desobedezcan. Mercado, como ya sabemos, se autoproclamó “presidente” de la Federación Espeleológica de América Latina y del Caribe (FEALC) (ver https://sinpelos2011.wordpress.com/2016/09/08/fealc/, denuncia nunca refutada fehacientemente), cargo que viene ocupando desde hace una década. Este apelativo de “capitán” no es más que blanquear un autoritarismo que ya nos era dolorosamente familiar.

GEA, y su apéndice UAE, fueron los únicos representantes oficiales de la espeleología argentina ante la UIS.

El 20 de abril próximo la UIS subsanó eso: https://uis-speleo.org/index.php/member-countries/#argentina. Allí puede verse que se actualizó el nombre del presidente de la UAE, pero en otro sector de la web UIS puede verse que se contradicen los nombres de los delegados a la asamblea UIS con lo que ellos mismos publican en Espeleoar 21, pág. 37. Compárese lo que está aquí: https://uis-speleo.org/index.php/uis-delegates-and-deputies/ con la figura 1 de este capítulo. Luego, véase la captura de pantalla (Fig. 12) de la página de la UIS, en la que no hemos borrado los datos de la UAE como ellos hacen siempre con los nuestros.

Están, existen, no nos interesan sus proyectos y menos sus mentiras, pero existen y seguirán siendo invitados a nuestras asambleas y a nuestros congresos. En eso también somos cualitativamente distintos, para mejor.

Celebramos este cambio de actitud de la UIS.

En cuanto a lo de surrealista, no es un término casual, ya que cuando abordamos al mundo mental, espiritual, de la espeleología, nos encontramos con un caos propio de la irracionalidad, la arbitrariedad, la ausencia de límites legales en la acción (o de límites a secas), la necesidad de un padre y la necesidad de matar a ese padre, reemplazarlo por otro, repitiendo siempre el ciclo. Eso dirían los psicoanalistas.

En el número de septiembre 2020 de ESPELEOAR (Nro. 22) podemos ver que GEA (UAE) sigue sin avanzar en la espeleología concreta y solo repite “cursos de rescate” que no sirven para nuestra geografía, o van al campo a turistear (Las Brujas) o siguiendo nuestras huellas, como es el caso del Valle de Poti Malal, donde ahora se adjudican trabajos ya realizados entre los años 2001 y 2006 conjuntamente por el Mendip Caving Group y el INAE (Figs. 4 a 9), todo ello negando que, si conocen ese valle, es porque los que residimos en Malargüe,  los llevamos allí por primera vez, e ignorando el proyecto de creación de un área protegida, al cual nos referiremos en el último capítulo.

Leemos un romántico y poco científico relato en Espeleoar 22: “Este valle tan bonito e inhóspito siempre nos da sorpresas, la primera vez que supimos de las Lagunas Verdes fue por un dato de un lugareño en 2019, recuerdo que llovía y algunos fueron a “pegar una miradita a ver si las encontraban” … Cecilio volvió esa tarde y me dijo “Las encontré, hay algo interesante allí”, y aquí estamos nuevamente para develar ese misterio”. Mucha gente para bucear un lago epigeo y sin entrar a ninguna cueva, adjudicándose el descubrimiento de cosas descubiertas y publicadas hace casi dos décadas!. Esa es la “espeleología” de la UAE.

Pero además se mantiene la mala fe de décadas: como creador del Catastro Espeleológico, Gabriel Redonte SABE que las cuevas de las Lagunas Verdes, Los Cangrejos (M 75) y La Gotera (s/nº catastral), fueron topografiadas por el INAE y el Mendip Caving Group en 2001 y fueron objeto de una exposición conjunta de ambos, él y yo, en el congreso de la FEALC en Aguadilla, Puerto Rico 2007.

(Dicho sea de paso, justo es decir que sabemos también que nos apresuramos al anunciar el descubrimiento de “nuevas cavidades” en 2019: https://piramideinformativa.com/2019/02/la-fade-descubrio-dos-nuevas-cavernas-en-el-valle-de-poti-malal-malargue-por-carlos-benedetto/.  En ese artículo rebautizamos erróneamente dos cuevas como San Roque I y San Roque II y esbozamos lo que sería el sistema hidrogeológico, sumamente imperfecto (Fig. 10), pero que dio lugar a una propuesta de considerar al área como una de las cuatro de importancia para la Hidrogeología Kárstica dentro del Valle. En realidad, habíamos llegado al lugar hace 20 años, pero por otro camino y en el caso del autor de estas líneas no lo había hecho en 2019, por su mal estado físico. Subsanaremos este error en nuestra exposición de fines de noviembre en el XV Encuentro del International Center for Earth Studies (ICES) organizado por la Universidad Nacional de Cuyo, donde tenemos programada una conferencia específica -Figs.10 y 11-.)

Se puede volver de un error de buena fe, pero no de la soberbia de haber engañado adrede a colegas extranjeros (el español Cecilio López Tercero, por ejemplo), ocultándoles esta información, como se verifica en el relato de ESPELEOAR 22…, el haber paseado a escondidas, etc. En cambio, en las topografías que se incluyen (imágenes 8 y 9) intervinieron varios espeleólogos del MCG (https://www.mendipcavinggroup.org.uk/) encabezados por Tim Francis, y del INAE, incluyendo el autor de este escrito y su hijo Ariel.

Vemos también en esa revista que, siguiendo nuestros pasos, organizaron una reunión en Las Lajas el 10 de enero de 2020, fecha que habíamos falsamente anunciado nosotros para probar si seguían o no pendientes de las decisiones de la FAdE. Fueron a respaldar un proyecto ilegal, que es la futura habilitación del Sistema Cavernario Cuchillo Cura, sin los estudios previos de impacto ambiental poniendo en riesgo la biodiversidad de esas cavernas, tema que el propio GEA había puesto en primer plano en 1986, cuando quien esto firma era su presidente. Eso tampoco les resultará fácil.

A veces las mentiras tienen patas largas, pero no tanto como pasar desapercibidas eternamente.

Algo de Psicología

Ya lo planteamos en http://piramideinformativa.com/2019/11/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-2-por-carlos-a-benedetto/ “Esplendor y negacionismo”.

La negación de “la ley”, de la realidad y de la propia historia eso es  psicosis.

GEA, sin embargo, parecía haber transitado el camino de “despertar a la realidad” cuando en 1997, luego de 7 años de combatir infructuosamente al INAE, comprendió que su lucha había sido en vano, al comprobar el éxito del III Congreso Latinoamericano en Malargüe, justamente organizado por el INAE. Luego vino la reconciliación con la creación de la FAdE, pero duraría poco… exactamente los cuatro años de la presidencia de Redonte. El mismo año en que asumí la presidencia (y la secretaría adjunta de la UIS), volvieron los viejos problemas. Rivalidad con  la “autoridad paterna”. Negación, sobre todo negación.

Quizás sea eso el trasfondo de la negativa a reconocer al rival como tal y no considerarlo “inexistente”. Quizás a eso se deba la ausencia de GEA (y de la UAE) en los congresos: no tienen nada para decir y temen encontrarse con que el mundo sigue girando sin ellos, y que lo que ellos son se lo deben al otro, al que niegan.

En 2008 tampoco fue posible volver a matar al padre, así que el paso siguiente fue el de crear otra federación, y negar la existencia misma del otro, de la federación original.

Al cabo de diez años de historia errática, al fin Redonte asume, en 2019, la Presidencia de la UAE, el rol de padre, y se encuentra con el mismo desorden que ya había provocado en GEA (1988-89), luego en la FADE (2008). Sabrá poner orden este “Edipo que no pudo matar al padre”?. Si sabe hacerlo, le va a costar mucho dinero.

Vaya a saber uno qué pasará en la psique de los enemigos de la FAdE. Para ésta, la UAE no es el enemigo, sino sólo un adversario. Por eso no se encierra y abre el juego e invita a sus asambleas.

Lo cierto es que siguen practicando un “rescatismo para pocos”, ya que “los demás no merecen ser rescatados” porque no pertenecen a la elite, sencillamente “no existen”.

Viene a la memoria el Tercer Encuentro Argentino de Espeleología, Buenos Aires 1992, cuando esta actitud de GEA se puso en evidencia: su exposición de fotos estaba “arrinconada en el centro” (valga el oxímoron) de un inmenso patio cerrado de una escuela de Buenos Aires.

“Arrinconada en el centro”….. una expresión paradojal. Una muestra cerrada, amurallada, como invitando a que no entrara nadie a verla. Una acrópolis inaccesible, cerrada, pero que exige reconocimiento de liderazgo. Esa sigue siendo la visión que GEA sigue teniendo de sí mismo, doy fe. En el centro, en un centro al que sólo acceden los iniciados

GEA siempre estuvo mentalmente amurallado, y por ende también lo está su hijo dilecto, la UAE. Siempre despreció la estructura abierta de la FAdE.  Redonte tardó 12 años en auto-asumirse como el verdadero “padre” de la UAE, pero sólo de la UAE. Niegan nuevamente a quienes formamos parte de su propia historia, que es una forma de negarse a una parte de sí mismos. Desde esa autonegación nada nuevo puede construirse. Puede destruirse mucho, pero nunca construir algo mejor en su reemplazo.

Desconocer, en 2008, el dictamen contrario a sus pretensiones destituyentes por parte de la Dirección de Personas Jurídicas de Mendoza fue otro acto de negación de la ley. Luego de muchos años de quedarse “encerrado afuera” (como en 1992), GEA construyó una nueva casa, pero sin ley, sin objetivos, sin proyectos, ni siquiera horizontes. Su futuro es un enigma. Y el de la UAE también.

La Federación fue creada en 2000, con el entusiasmo casi militante del propio Redonte. Un entusiasmo desmedido, como quien quiere lavar una culpa, o quizás una sobreactuación para cerciorarse de “controlar” al otro (el INAE y GENEU, que habían osado crecer sin su permiso). Percibimos eso entonces, pero decidimos que nos convenía formar la federación, para superar el aislamiento del INAE, no por confianza ciega en nadie. A sólo 8 años de ese reencuentro, en 2008, GEA volvía a mostrar su verdadera, oculta, esencia.

Hoy GEA-UAE tiene, además y por encima de Redonte, otro padre que además lleva el título de “capitán” (Efraín Mercado), vive lejos y consiente todo. Ese padre bueno, el presidente de la FEALC y vicepresidente de la UIS, también actúa al margen de la ley, de los estatutos de la FEALC y predica una “solidaridad” que no practica. Todo cierra. Los resultados de ello están a la vista: ningún logro significativo en 10 años y un vacío institucional y legal que ahora se les vendrá encima.

Desde nuestra óptica, decimos que GEA, la FEALC y luego la UAE, fueron necesarios para el crecimiento de la FAdE: todos los protagonistas necesitamos antagonistas y para eso sirvieron (sirven)  los adversarios. En cambio, los enemigos sólo sirven para rumiar el propio odio.

 

Carlos Benedetto – carlos.benedetto@malargueonline.com.ar

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail