San Rafael, Mendoza sábado 23 de enero de 2021

Hidroponia: verduras frescas, limpias y amigables con el medio ambiente

Cada vez más verdulerías de Mendoza ofrecen lechugas hidropónicas, que crecen sin estar en contacto con el suelo. Son más sabrosas, tienen menos contaminantes y se pueden cultivar en casa. Desde el Programa 365 Tentaciones te contamos cómo.

La lechuga es la protagonista de nuestras ensaladas y no es para menos, ya que combina con cualquier otra verdura y aporta fibra, betacarotenos, vitaminas B1, B2, B3, A, E y C, potasio, sodio, calcio y magnesio. Por su alto contenido de hierro, como todas las hojas verdes, previene la anemia, el cansancio o la fatiga.

Hoy son cada vez más los pequeños productores que ofrecen en Mendoza una lechuga más carnosa, limpia y jugosa que la que solemos consumir: se llama hidropónica y debe su nombre a que no necesita tierra para crecer.

Al momento de comprarla la vas a reconocer porque viene con una raíz gruesa y húmeda, tiene hojas muy grandes y limpias, como lustradas y es fácil de lavar, ya que no tiene rastros de tierra.

Las ventajas del “cultivo hidropónico”, que crece de la mano de programas del Ministerio de Economía y Energía, son que se necesita nula superficie de tierra, se optimiza el uso del agua en una región desértica, el ciclo de crecimiento es más corto, es amigable con el medio ambiente y se puede hacer en la ciudad o en el campo.

Según el Instituto de Desarrollo Rural, estas son algunas de las empresas de nuestra provincia que se dedican a la hidroponia gracias a programas de incubadoras:

En San Rafael está Esteban Schiavino, de Green House hidroponia e invernaderos, produce lechuga y otras verduras de hoja.

En Guaymallén, Guillermo David  y su hijo Alejandro cultivan lechugas hidropónicas de diferentes variedades que se ofrecen en el Mercado Concentrador de Guaymallén

En General Alvear se encuentra José Luis Sanchez, que también produce lechugas y otras especies de hojas verdes de distintas variedades que posee dos invernaderos de un cuarto de hectárea cada uno.

Germán León en San Martín desarrolla forraje verde hidroponico para suplemento de engorde de ganado Bobino.

Incluso hay pymes incubadas por el IDR que hoy ofrecen los dispositivos para que puedas hacer un cultivo en tu casa, para tu familia o a mayor escala.

Lo cierto es que las lechugas con raíz flotante se venden en todos los colores y variedades a muy buenos precios. En las ferias crecen los puestos y el precio es muy accesible: unos $60 una planta grande, que a su vez se puede conservar de raíz para iniciar otro cultivo.

Raíz flotante: paso a paso

El sistema de Raíz Flotante no es nuevo en el mundo, pero sí en Mendoza, donde se habla cada vez más de este sistema y crece de la mano de programas de desarrollo rural del Gobierno de Mendoza.

Es una técnica de cultivo en agua, en la cual las plantas crecen y desarrollan su parte aérea flotando en una placa (puede ser de telgopor) que se mantiene a flote dentro de un recipiente contenedor, con sus raíces siempre en líquido con nutrientes.

Lo ideal es comenzar con las lechugas y alguna aromática, ya que las plantas pesadas no pueden estar suspendidas en una placa tan fácilmente.

Podés adquirir sistemas verticales hidropónicos para hogares y oficinas. cultivos de hojas verdes y aromáticas haciendo clic aquí o podés hacerlo “casero” con estos pasos

¿Qué materiales se necesito?

• Recipiente, contenedor o cajón de plástico

• Bomba de aire para pecera

• 1 metro de manguera (depende del tamaño del recipiente)

• Plancha de tergopol (medidas adecuadas al recipiente que se utilice)

• Agua y solución nutritiva

Pasos:

1- Se vierte la solución nutritiva junto con el agua en el contenedor.

2- Se coloca la bomba en el fondo del recipiente.

3- Se toma la plancha de tergopol y se realizan perforaciones. Es importante que estén a una distancia considerable ya que hay que tener en cuenta que crecerá su parte aérea y se busca evitar la competencia entre las mismas para un correcto crecimiento y desarrollo. En un extremo de la plancha se realiza otra perforación para el ingreso de la manguera.

4- Una vez realizadas las perforaciones, se conecta una manguera en la bomba y se coloca la plancha de telgopor sobre la solución liquida. Esta deberá mantenerse flotando.

5- Se toman los plantines y se coloca la espuma fenólica en función de que sostenga las raíces y las envuelva. El plantin junto con la espuma deberán entrar en los orificos previamente perforados en la plancha. Las raíces quedaran en contacto con la solución continuamente para que puedan absorber los nutrientes necesarios.

6- Por último, se conecta la bomba.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail