San Rafael, Mendoza jueves 03 de diciembre de 2020

EL INSOMNIO – Por:.DR. JONATAN SEGURA

La OMS considera como insomnio la dificultad para conciliar o mantener el sueño; o una sensación de sueño poco reparador que genere un notable malestar o interferencia con las actividades sociales y laborales. En la mayoría de los casos constituye más un síntoma (percepción del paciente de un malestar, provocado por alguna alteración de base) que una patología en si mismo, pero por su prevalencia en la población (del 10% al 30 % de la población) se puede considerar un problema de salud en si mismo.

Se considera un sueño normal con una duración de 6 a 8 hs. Por su parte el insomnio puede es una experiencia de inadecuación o de baja calidad del sueño, que se caracteriza por una o más de las siguientes características: dificultad para conciliarlo, dificultad para mantenerlo, despertar precoz y sueño no reparador. El insomnio también tiene repercusiones durante el día, como cansancio, falta de energía, dificultades de concentración e irritabilidad. No es común la ausencia total de sueño sino horas de sueño inadecuadas. El insomnio clásicamente, se clasifica de tres tipos según su ubicación en el ciclo del sueño.
Insomnio de conciliación, que se corresponde con una latencia en el inicio del sueño superior a los 30 min, Insomnio por dificultad de mantenimiento del sueño, con despertar intermitente e Insomnio matutino, que se caracteriza por un despertar precoz sin que el paciente pueda volver a conciliar el sueño. Cabe aclara que el despertar por procesos fisiológicos (ej. ir al baño por la noche) seguidos de una conciliación inmediata del sueño no se consideran insomnio.

En cuanto al tiempo de duración del insomnio pueden ser de corta duración (3 semanas o menos) suele afectar a personas sanas, que suelen dormir bien, los agentes causales más frecuentes son las situaciones estresantes agudas, los cambios ambientales desfavorables, algunos tratamientos farmacológicos y el consumo de sustancias con acción estimulante (como café o nicotina). En cuanto al insomnio de larga duración (más de 3 semanas) se pueden encontrar patologías psicológicas o psiquiátricas, factores ambientales y problemas orgánicos que van desde patologías comunes como el reflujo gastroesofágico
hasta patologías complejas.

Un apartado importante para el publico en general es la aplicación de medidas higiénicas del sueño, no solo para evitar el insomnio sino para mejorar la calidad de vida de los individuos. A continuación, se enumeran algunas medidas:
• No mantenerse por mas de 8hs diarias en la cama.

• No utilizar la cama para otras actividades que no sea dormir (ej. Navegar por internet, ver tv o leer
un libro).

• Si se presenta insomnio no dormir la siesta.

• No consumir bebidas alcohólicas durante la tarde noche.

• No consumir bebidas estimulantes (como café) más de dos veces al día y evitarlas después de la
tarde.

• Realizar la ultima comida del día 2 o 3 horas antes de acostarse y evitar comidas copiosas.

• Evitar fumar durante la noche y antes de acostarse.

• Hacer una rutina de ejercicio durante el día, pero evitarlo durante 3 horas antes de acostarse.

• Establecer una rutina relajante antes del sueño.

• Mantener en la habitación una temperatura agradable, así como oscuridad, tranquilidad y silencio.

Gentileza: 
DR. JONATAN SEGURA
PSIQUIATRA MP:13744

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail