San Rafael, Mendoza martes 19 de enero de 2021

Cada vez más mendocinos practican el Kitesurf

Esta disciplina se comenzó a desarrollar en Mendoza hace 14 años, y ya suman alrededor de 350 atletas que la llevan adelante.

El kitesurf, que tiene en nuestra provincia el embalse de Potrerillos como epicentro de las actividades, es un deporte  náutico que se desarrolla con una cometa (kite), que con el impulso del viento, desliza una tabla diseñada para tal efecto, que le permite al deportista presentar mayor resistencia al aire y deslizarse sobre el agua. Si bien se trata de un deporte individual al aire libre, aún no está confirmado el calendario de actividades 2021.

Esta disciplina viene creciendo en forma sostenida en cuanto a cantidad de deportistas que se van sumando. Existe una gran expectativa en cuanto a las nuevas generaciones que lo practican. Mendoza tiene un muy buen nivel competitivo de atletas, que en diversos torneos a nivel nacional lo han demostrado al hacer podio en muchas competencias..

Pionero y referente del kitesurf en Mendoza es Oski Nievas, de 52 años, arquitecto, casado con Gabriela (psicopedagoga) y padre de Nacho, de 23 años, a punto de recibirse de profesor de Educación Física y Gastón, de 19, por ingresar a la carrera universitaria. El profesional, es instructor nacional y entrenador de kite, además de socio fundador y actual primer vocal de la Asociación Mendocina de Kite.

Nievas, junto a otro referente provincial de esta disciplina, Leo Verdini, instructor de Kitesurf, Internacional Nivel 3 A.A.K / I.K.A,  describieron el panorama actual en cuanto al desarrollo de este deporte a nivel provincial y nacional, su estrecha relación con la actividad turística, como así también sus experiencias personales en cuanto a su pasión por el kitesurf y detalles del curso completo de Green Kitesurfing Mendoza.

Explicó Nievas “soy instructor certificado por la Asociación Argentina de Kite y este año he sido parte del cuerpo técnico del equipo nacional olímpico juvenil de kitesurf, Los Biguas, El tema de la pandemia, ha complicado un poco los entrenamientos, que han quedado a cargo de la técnica Agustina Cerruti, (triple campeona argentina de ese deporte) que son todos online en lo físico y cada uno entrena por su cuenta”.

“Me dediqué a la arquitectura –dijo- muy poco tiempo, después las circunstancias de la vida me fueron llevando a dedicarme más al deporte y ahora estoy plenamente dedicado a la parte deportiva y al turismo. Además, estoy dentro del listado de instructores habilitados, cumpliendo con todas las normas de seguridad y todos los cursos necesarios que se requieren, como primeros auxilios, RCP, seguro de responsabilidad civil y de accidentes personales”.

Nievas aseguró “que cada vez hay más mendocinos que practican el kitesurf en la mayoría de los casos en Potrerillos, porque es el lugar donde corre viento todos los días. Eventualmente, vamos a El Carrizal, que lo muy bueno que tiene que es muy amplio, tenemos una costa muy amplia que es lo que requiere el deporte para que sea más seguro, algo que no tiene Potrerillos porque existen muchos cerros a su alrededor, que en lo hace en cierta manera un lugar peligroso, pero el mejor lugar en Mendoza es Potrerillos para la práctica de este deporte”.

Un deporte que crece año tras año

El instructor consideró que “el kitesurf crece año tras año, es increíble que en la actualidad, todos los días, hay un kiter navegando en Potrerillos. En la Asociación Mendocina de Kite, tenemos 200 socios, además de otros 100 más que aún no se han asociado, a lo que se agregan los que están aprendiendo ahora este deporte, estimo que estamos aproximadamente en las 350 personas que lo practican”.

Respecto a los atletas mendocinos de kite, señaló que “la verdad que tenemos muchas expectativas con los que son los juveniles, con las nuevas generaciones de deportistas. Ahora a nivel olímpico, han cambiado las disciplinas en las cuales estábamos participando, nosotros lo hacíamos en una modalidad denominada Tentti Raid, que es un slalom a través de unas boyas, que es una variedad más común”.

“Ahora, la modalidad en los Juegos Olímpicos es el hydrofoil –agregó- que es una disciplina en la que va una tabla, que tiene un mástil dentro del agua y debajo otra ala y la misma hace que se eleve el kite y vaya en una posición elevada del agua, sin rozamiento, que logra que el deportista necesite mucho menos viento para el deslizamiento de la navegación y hacen muchísima más velocidad. Creo que en la cita olímpica, han optado como se hace en cualquier parte del mundo y no en todos lados corre mucho viento, por lo que esta modalidad, que en Mendoza se está comenzando a practicar, pero es bastante cara y más difícil. Habrá que ver los chicos que están ahora en el seleccionado mendocino de kite seguirían participando, teniendo en cuanto que ha cambiado la modalidad competitiva”.

Nievas aseguró que los atletas mendocinos en general “son muy buenos, tenemos un muy buen nivel de deportistas. Han salido a competir desde Mendoza en forma particular a distintas provincias, a Chile y han hecho podio. Yo fui como entrenador en los juegos de playa unas tres veces y en todos los casos hicieron podio, lo que significa que el nivel competitivo mendocino es muy bueno. Lo que está pasando en Mendoza y por que no hay tanto progreso, es que no tenemos un espacio físico en el perilago de Potrerillos para practicar este deporte, lo que hace muy difícil y frena cualquier progreso, la falta de infraestructura es el principal problema que tiene el kitesurf en la provincia”.

Más adelante comentó que “cuando en 2006 comienzo a practicar este deporte en Mendoza, donde no había nadie que lo hiciera, mucha gente se me acercaba y me preguntaba, hasta que llegó el momento que comencé a enseñar y así en un par de años me hice instructor y la verdad que me apasiona hacerlo, transmitir mis conocimientos, porque es un deporte maravilloso y para mi una pasión”.

También dijo que “el deporte se practica en un escenario al aire libre, disfrutando del ambiente, del espacio abierto, se disfruta mucho lo que es la naturaleza, la libertad de ganarle en cierta forma al viento, las olas, son como desafíos que uno se propone para ganarle a esas fuerzas naturales, sin ningún motor, sin nada que lo impulse, sino únicamente tu propio esfuerzo físico, eso es lo que realmente veo y me apasiona, siento esa adrenalina que tengo que superar esos fenómenos naturales”.

“El deporte náutico de mayor desarrollo a nivel mundial”

Nievas aseguró además que el kitesurf “es el deporte náutico de mayor desarrollo a nivel mundial, el de mayor crecimiento en los últimos años. En Argentina, en todas las provincias que tengan un dique y corra viento, ya están las condiciones dadas para desarrollar este deporte, incluso hay gente que lo ha comenzado a practicar en La Pampa, donde se forman lagunas gigantes. Los lugares más frecuentes son en Buenos Aires, la costa atlántica, Córdoba, Rosario, en San Juan (Cuesta del Viento), en Mendoza, además de Potrerillos, en El Nihuil, El Carrizal, es un deporte que hay que ir buscando el viento. Donde haya agua y viento seguro que hay alguien que lo practica. También en La Pampa, Tucumán, Neuquén, Chubut, Ushuaia, Formosa, Entre Ríos, en todos lados se practica realmente este deporte. Uno de los lugares donde hay viento todos los días es en Mendoza y en Cuesta del Viento (San Juan), invierno y verano”.

En cuanto a la pandemia, explicó que “la verdad que frenó mucho todas las actividades, como entrenador del equipo mendocino, no pudimos seguir con los entrenamientos, hasta ahora no hay planificado nada en cuanto a competencias. Se sigue entrenando online con los chicos a nivel físico y cada uno lo practica individualmente en su lugar. La cuarentena no la pase bien, fueron muchos meses sin tener ingresos, es algo que nos complicó a todos. Ahora estamos con expectativas, se activó la situación, tengo bastante alumnos, fue una de las primeras actividades en habilitarse y desde setiembre ya estoy dando los cursos”.

Reconoció finalmente que “es un deporte donde se necesitan buenos recursos económicos, son todos equipos importados, no hay nada en Argentina que se fabrique a nivel local, a excepción de algunas tablas que pueden ser nacionales, y en ese sentido tenemos una marca muy buena acá en Mendoza, pero no hay nada en lo que se refiere a kite, es todo importado. Es un deporte caro, lo bueno que al momento de practicarlo, no necesitas combustible, el viento no se paga, no pagas un medio de elevación. El que quiere llegar a la competencia, requiere de equipos mucho mas caro. Una persona que empieza tiene que pensar en gastarse en equipamiento mínimo alrededor de 1.500 o 2.000 dólares comprándolo usado, ni hablar de algo nuevo”.

Verdini, del jet ski al kitesurf

Por su parte Verdini, oriundo de Godoy Cruz, residente en Chacras de Coria, tiene 43 años, está de novio con Celeste Correa y es padre de Bastiano de 11 meses. Toda su vida hizo deportes náuticos, corrió durante 10 años en jet ski (variedad de moto de agua) hasta que en el 2007, en la ciudad balnearia de Pinamar, observó el kitesurf y despertó su pasión por este deporte que continúa en la actualidad.

Explicó que “hace 10 años que vivo en Chacras de Coria, lo cual me facilita mucho el acceso al dique Potrerillos. En cuanto a mis actividades laborales, toda la vida me dediqué al rubro de neumáticos y lo sigo haciendo actualmente en forma personal y en temporada, de setiembre hasta abril, trabajo como instructor de kitesurf full time, soy instructor internacional de nivel 3. Practico el deporte desde 2010 y me hice instructor en el 2013, soy el segundo más experimentado, detrás de Oski Nievas”.

“Yo comencé a correr en jet ski –dijo-, desde el año 1998 hasta el 2008 aproximadamente. Primero a nivel provincial, después en el 2001y 2002 salí campeón cuyano, en 2006 subcampeón argentino y en 2007 logré un tercer puesto en jet ski a nivel sudamericano, categoría standard. Ese mismo año, en una carrera en Pinamar, ví por primera vez este deporte en forma presencial, he practicado deportes de tabla toda la vida y de agua también, hice skate desde chiquito y en 2006 me hice instructor de  snowboard, cuando vi este deporte en el mar, de la mano de un cometa volando, dominando el viento y con una tabla colocada en los pies y el deporte que se desarrollaba en al agua, quedé fascinado”.

Al respecto comentó que “en 2010 comencé con esta actividad deportiva, tomé el curso en Cuesta del Viento, San Juan y fue un camino atrapante, el kitesurf es un camino de ida, sumamente adictivo, por suerte es un deporte, que transmite mucha sensación de libertad, que te permite trasladarte por el agua hacia cualquier punto, se puede viajar a más de 30 km., te permite elevarte en el aire, saltar muchos metros y volver a aterrizar. Hace varios años atrás, me lo había tomado a nivel de competencia, logré un tercer puesto en una categoría intermedia a nivel nacional. Después, cuando en el 2013 se desarrollo el mundial en esta provincia, tuve la oportunidad de correrlo. Años después, cuando me hice instructor, me dedique mucho a las clases, me apasiona enseñar y termino haciendo amigo de los alumnos porque comparto muchas vivencias lindas con ellos”.

Mas adelante, Verdini recordó que “cuando comencé con esta actividad hace 11 años atrás, éramos menos de 10 personas en Mendoza. Actualmente este deporte ha crecido exponencialmente en la provincia y a nivel mundial. No se trata de una moda, sino de un tremendo deporte , un poco complejo de aprender, pero cuando las personas lo logran, quedan totalmente cautivadas. Potrerillos es verdaderamente  un paraíso, los bonaerenses cuando vienen nos dicen que están navegando literalmente en agua mineral”.

“El mensaje de este deporte  -agregó-, lo que a mi me ha reflejado y me hace mucho ruido a nivel positivo, ya que vengo de otra actividad deportiva náutica, de la mano de un motor que contamina el agua, el mensaje principal es la ecología, el disfrute de los deportes al aire libre, los deportes náuticos, un lago no contaminado, el dominio de un cometa y el viento a través de una tabla. Lo que quiero cultivar en mis alumnos, es que dejen los espacios de la naturaleza tal cual se encuentran, que ayuden a mantenerlos limpios. El tema de las edades, de 8 a 80 años, es un deporte que tiene una excelente vejez, tanto para niños y niñas y hombres y mujeres, que no le tengan miedo, porque en la actualidad, no es un deporte tan peligroso como era en sus inicios, hace 15 o 20 años atrás. Quiero hacer mucho hincapié en que todos los deportistas, grandes y chicos que practican este deporte, tienen que usar chalecos salvavidas, nadie, por más experto que sea, puede entrar al agua a navegar sin su chaleco”.

Respecto a la cuarentena, Verdini señaló que “a nosotros se nos cortó la actividad en marzo pasado, por lo que transcurrimos todo el invierno sin poder navegar, hasta que la Asociación Mendocina de Kitesurf presentó los protocolos correspondientes y nos habilitaron para volver a navegar por el mes de setiembre”.

“Es un deporte que se puede traducir en la nieve”  

Aclaró el instructor que el kitesurf: “es un deporte que se puede traducir en la nieve. En el 2013 tuvimos la oportunidad de practicarlo en Las Leñas y se denomina en la nieve snowkite, que es una locura, donde he sentido la sensación de tocar las nubes con las manos, es algo increíble. Una vez que uno aprende a manejar el cometa, logra poder manejar nieve, agua, arena, en cualquier superficie que haya viento se puede utilizar”.

Más adelante, manifestó que “el mejor lago de Mendoza es Potrerillos, en segundo lugar vamos cuando hay viento norte a El Carrizal, y en el sur provincial el mejor lugar de San Rafael es el Nihuil, que tiene una costa bastante amplia toda de arena, que por su características de playa, facilita la tarea de dar clases allí”.

 Explicó que el curso completo de Green Kitesurfing Mendoza, incluye todo el equipamiento necesario para la práctica y aprendizaje del deporte.

Equipos:

1. Trainner (mini kite de practica) para vuelo en tierra.

2  Tabla de kite para el agua.

3. Trajes de neoprene.

4. Casco protector.

5. Arnes de cintura.

6. Chaleco salvavidas.

7. Anteojos de sol para el agua.

Indicó que “utilizamos en la escuela, kites o cometas marca Cabrinha y Liquid Force, catalogadas a nivel mundial como las más eficientes y seguras del mundo. El curso completo de kitesurf es personalizado, dado el grado de concentración que este deporte implica, siempre se prioriza la seguridad en la práctica del mismo (con alguna posible excepción para hacerlo en dupla con amigos o pareja). El valor de dicho curso será individual por alumno”.

Esto incluye  Teorico,  “de una hora de duración aproximadamente, con entrega de material  escrito y video instructivo en pen drive. Se desarrollara en Parque Benegas o lugar a convenir. Los temas  a desarrollar en el teórico: Armado/Desarmado del kite o cometa; Cuidado del equipo; Colocación correcta del arnes; trimado y conexiones de líneas; Practica de eyectores en tierra (sistemas de seguridad del kite); Teoría del viento (intensidad, dirección y ventana de viento); Opcionales para quienes ya comenzaron cursos en otros lugares o tienen algún tipo de experiencia previa en el deporte”.

Para mayores informes sobre los cursos, los interesados podrán llamar al 2616 11060

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail