San Rafael, Mendoza sábado 31 de octubre de 2020

Triunfar en pandemia con la música a cuestas:.Por Susana Vargas

Tiene 25 años, se llama Guido José Rodríguez y nació entre músicos. Aquí, en San Rafael. Su abuelo Vicente García, director del Conservatorio Da Arezzo. Su madre, pianista y profesora de música. Y él que lo escuchó de todos los géneros. Y su padre, un profesional, pero que ama el folclore y se lo inculcó a su hijo.

A los 8, el niño tuvo su guitarra y un incomprensible afecto por la Bossa Nova y el Samba brasilero que se expandieron a partir de 1960 y le quebraron la cabeza a los músicos de jazz de todo el mundo.

La cuestión es que Guido estudió portugués junto con la secundaria y al terminarla partió hacia Buenos Aires y después al Brasil.

Vivió y tocó en el mítico barrio de Ipanema en Río de Janeiro y de allí al Noreste, Pernambuco…Recife…Porto de Galinhas …Amazonas. No lo querían dejar ir, pero después de tres años, Guido siguió hacia Manaos y justo cuando estaba esperando para cruzar a Colombia para seguir viajando por América…La pandemia. Y tuvo que regresar a Río de Janeiro y hacer 40 días de aislamiento y después a lo mismo, pero aquí en su San Rafael.

Aislado en un hotel, terminó de componer. Después consiguió un trabajo de mozo y grabó en un estudio local con músicos, de los muy buenos que tiene San Rafael. Los resultados: asombrosos.

-¿Te creés ese lugar común que dice: “Nadie es profeta en su tierra”?   -La verdad que no, creo que además de estudiar, prepararse, tenés que estar en el lugar exacto en el momento adecuado. Que puede ser el lugar dónde naciste o tal vez no. Yo soy músico y viajero. Amo viajar y lo necesito. No podría quedarme toda una vida o la mitad en un solo lugar. Creo que tenemos que estar en movimiento permanente, y a veces, ese pensamiento te lleva a irte de tu ciudad.

-¿Cómo ves al público en San Rafael?

-Creció muchísimo la movida cultural en san Rafael desde que me fui! A la gente le copa ir a ver eventos, pagar por ellos, seguir a bandas, hay muchos músicos y MUY buenos.

-¿Y en Buenos Aires y en el Brasil?

Mis tres años en Buenos Aires me enseñaron mucho. El público allá es dinámico y hay de todo según en la movida a la que te incorporas. Como en toda ciudad grande, tal y como dijo Ceratti, Buenos Aires “es la ciudad de la furia”.

El brasilero es una persona muy simpática y agradable, así toques en un barcito o en la calle, ya se forma una ronda y todos se interesan en saber lo que estás haciendo. Después de 15 min están bailando y aplaudiendo. Son lo más! No me dejaban ir. Adrenalina pura… pero de la buena.

-¿Cómo es tu estado creativo?

-Soy pasional, leonino, bohemio y amo estar en movimiento y aprender algo nuevo todos los días. Pero al componer entro en un estado de recogimiento. Compongo en dos etapas. En la primera descargo todo lo que siento y lo que me pasa en una hoja mientras que mi guitarra acompaña una armonía que me sale de adentro, no suelo demorarme más de una hora. Y en la segunda etapa es cuando agarro esa hoja después de un tiempo.. y comienzo a darle una forma. Pero amo la primera etapa, libero mucha energía y suelo sentirme muy bien cuando termino.

Por ejemplo «Suave», nació en el hotel San Rafael cuando llegue de Brasil a mi ciudad tuve que hacer la cuarentena ahí, y estar encerrado en una habitación no es nada fácil, pero sí lo es para escribir. Hubo  muchas cosas en la cabeza: un virus y los medios atormentando mientras otras bestias se afilaban sus colmillos… «Sube la fiebre no se detiene, suben los precios de los placeres» (parte de la canción), las calles vacías, proyectos sin terminar, paranoia, y etc.. En ese tema participa en los coros Eugenia Rocca (CABA) grabó sus voces desde Brasil..

Y en el tema «delirando» que lleva el nombre del EP, lo compuse en Río De Janeiro, en contexto de pandemia… en los coros participa Zahira Apelans, (de Bahía Blanca) Mientras que en «Onça preta» (pantera negra) En coros participa Lala (USA,Georgia) dando la voz a la pantera.

También participa una persona que ayudó mucho en mí proyecto, tanto en conocimientos como en apoyo emocional, Juan Bernatene (Mar del Plata) fue el que grabó todos los bajos y una batería desde Brasil.

En la bateria de Delirando y de Suave, fue Ramiro Viñuela baterista y cantante de «La Funes Bang»

En las teclas y vientos, de los tres temas, puso su impronta, Maxi Guiñazú (san Rafael)

Letra, voz y música son mías y todo fue grabado, producido y mezclado en el estudio de Maxi Garino (san Rafael).

-Describite en el momento de mirar a a las personas que están abajo del escenario,

-Estoy muy tranquilo, sólo siento y caigo en la realidad cuando suenan los primeros acordes, y todo está sucediendo. Siempre hay algunos que te hacen divertir, bailando, haciendo caras, o estando en otra sintonía, eso me divierte mucho.

-¿A quién ves en ese momento?

-A personas que salen a compartir entre amigos y familia a ver un show. Gente que quiere participar, siempre les hago un lugar para que se sientan parte de mí música, veo gente libre.

 Soy muy agradecido, amo hacer música y cuando llega el momento de hacerla, me concentro mucho para poder disfrutar al.maximo, porque pasa rápido… y soy un afortunado de hacer lo que quiero, agradezco a los que en mí confían, a Dios, a la vida, al momento.

-¿ Pensás en algo o alguien antes de largarte a cantar? No suelo pensar, soy muy impulsivo… así fue que me fui a Brasil de un día para otro sin organizar nada sin saber a dónde iba.

Trato de conectarme con el tema que voy a interpretar, y así poder transmitirlo con toda la sinceridad y transparencia.

-¿Qué les pasa con vos a los músicos y al público en una zapada? Me gustan muchos las zapadas. Creo que ven al Guido cuando era un niño, estoy jugando y divirtiéndome.

-¿Que significan “los ritmos” para vos? ¿Cómo ves las diferencias con el Brasil, por ejemplo?

-Los ritmos son la identidad de un pueblo que va de generaciones a generaciones. En el Brasil me siento muy bien, hay mucha música, cambia mucho según las regiones, musicalmente es buenísimo, hay mucha cultura. El Noroeste Argentino me gusta mucho, tengo raíces allá, y me gusta el folklore y sus peñas. Es que la cultura de los pueblos originarios es muy rica! Mi padre es un sanrafaelino que vivió de chico en La Rioja y me transmitió su amor por el folclore!

La “música de origen”, une a todos. En las celebraciones y festividades de todo tipo, religiosas, carnavalescas, nadie es viejo o niño, rico o pobre y esa unión es muy importante. Por eso la música es lo más.

-¿Hasta adonde querrías llegar con tu música propia, compuesta y musicalizada por vos?

– Cómo a todo artista, quiero llegarle a la gente, que puedan conocer lo que hago y en lo que ocupo mi tiempo. Por ejemplo ese nuevo EP , lo voy a. Subir en las diferentes plataformas (Spotify,YouTube , etc)

-¿A quienes no te gustaría encontrar entre el público?

-A Gente que no respete al prójimo.

– ¿Podrías describirme tu cotidiando,aquí, en San Rafael?

-Amo juntarme con amigos, soy como soy, suelo reírme mucho, y aprovechar al máximo ese momento que son esos lo que le dan importancia a mí vida. Mis padres y mi hermano y mi hermana que vive en Australia, pero con la que me comunico todo el tiempo. Son mi vida cotidiana.

Me consta, Guido sigue siendo mi alumno y cuando él llega ilumina. Como cuando formaba parte de aquel grupo de adolescentes que en 2012 compartían el aula de portugués y los proyectos futuros de la vida adulta. Traía música de todo tipo y si no era brasilera la traducía mientras cantaba. Siguen su amistad, por supuesto.

Realmente, comprobar que ha crecido a fuerza de propio mérito y con el apoyo de  en una familia que siempre alentó a sus tres hijos y los crió en la alegría de sus vocaciones, da un gusto que te levanta el ánimo. Y yo lo necesita.

Gentileza: Susana Vargas

054-260154570343
Periodista Profesional-Matrícula nº 12.384 Act.-Ley 12.903
Profesora de Portugués
Egresada del Instituto Superior de Fundación Brasília
de la Ciudad de Mendoza
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail