San Rafael, Mendoza viernes 23 de octubre de 2020

La Salud Mental En Contexto De Pandemia – Por:.Dr:.Jonatan Segura

Según la OMS, la salud se define como es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedades. En eventos críticos de cualquier orden (desastres, emergencias humanitarias y crisis epidemiológicas), donde se pone en riesgo la salud y la vida de la población, el impacto generado es múltiple, la amenaza a la seguridad y al funcionamiento normal del individuo y su comunidad se expresa en un incremento de síntomas que podrían afectar su salud mental.

En este sentido y en la actual situación atravesada a nivel mundial, los problemas de salud mental y la incidencia o exacerbación de trastornos mentales en forma aguda o de crisis dependerá de diversos factores: de la magnitud de la pandemia, del grado de vulnerabilidad de la población, de la respuesta de los servicios de salud, y de las características individuales de las personas afectadas por la emergencia; además, el temor de contagiar o ser contagiado agrava la situación.

En las crisis epidemiológicas, se incrementa el riesgo de problemas de salud mental a causa de las medidas de aislamiento, restricción de movilidad y disminución en el contacto físico directo. Las personas que pasan tiempo en aislamiento pueden mostrar síntomas de depresión grave y síntomas relacionados con el estrés postraumático. La separación de los seres queridos, la pérdida de la libertad, la incertidumbre sobre el estado de la enfermedad y el aburrimiento; pueden causar efectos psicológicos adversos. Por todo esto, es importante apelar a la participación social activa y recordar a la población que es un esfuerzo individual solidario, que beneficia a la colectividad.

Sin embargo, en el marco de estos eventos críticos, no todas las condiciones mentales que se presenten podrán calificarse como trastornos mentales o reacciones desmedidas de miedo que requieran de una atención profesional; más bien muchas serán reacciones normales ante una situación anormal y podrán ajustarse sin necesidad de intervención por parte de los profesionales de la salud mental.

REACCIONES PSICOLÓGICAS Y PSICOSOCIALES EN UNA CRISIS

Para abordar algunas de las reacciones psicológicas y psicosociales en situaciones de crisis, podríamos tomar los aportes de Walter Cannon en relación la teoría de las tres “F” (en inglés) de huida (Flight), lucha (Fight), y parálisis (Freeze). En este sentido, huir de la amenaza es buscar salir corriendo de la situación, pero, si huir no es una opción o está agotada como estrategia, se activa la respuesta de lucha o confrontación de la amenaza y en un tercer plano, se activa la reacción de parálisis, en donde las personas pueden sentir que la situación las tiene atrapadas y no pueden hacer nada. El procesamiento de información en contextos de alto estrés se torna muy simple y básico, el sistema de memoria falla y la capacidad de razonamiento se ve ligada a la sobrevivencia, por esto las personas tienden a perder parte de los mensajes, no pueden procesar toda la información que requieren atender.

Así, en relación a lo anterior y frente a la situación de pandemia, es normal experimentar ansiedad, tensión, inseguridad y vigilancia obsesiva de los síntomas de la enfermedad. El enojo, la irritabilidad y la indignación; son emociones que derivan de una percepción disímil del riesgo, algunas personas actuarán desmedidamente y pedirán que las autoridades y el personal de salud actúen de acuerdo con dichas emociones y, otras personas negarán o minimizarán el riesgo. El miedo, sentimiento de abandono y vulnerabilidad, ansiedad, depresión, duelos, estrés agudo, crisis emocionales y de pánico, reacciones colectivas de agitación, descompensación de trastornos psíquicos, preexistentes, trastornos somáticos de origen psíquico, así como el miedo a nuevas epidemias pueden aparecer en los individuos. El incremento en el consumo y/ abuso de alcohol y otras sustancias psicoactivas, así como el incremento en los casos de violencia intrafamiliar son otras situaciones a tener en cuenta en este tipo de situaciones

CONCLUCION

            En situaciones como la actual, donde la sociedad y el sistema de salud se encuentran en un estado de mucha presión, brindar información, permite la demanda temprana y el tratamiento precoz con el fin de maximizar los recursos disponibles para todos. Por tal motivo, y desde las diversas disciplinas, se insiste que en este tipo de circunstancias el compromiso de cada individuo es fundamental, ya que da sustento al esfuerzo colectivo y el compromiso social que nos permitirá salir adelante.

Gentileza:

Jonatan Segura

Médico Psiquiatra

M.P 13744

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail