San Rafael, Mendoza viernes 04 de diciembre de 2020

Las 8 razones que hacen que agosto sea el mes más inquietante para el Gobierno

Se notan presiones concurrentes de precios, tipo de cambio y descongelamiento. Se renovó el canje con China, pero a un precio más alto. La negociación con el FMI no será sencilla, y en los próximos días se conocerán varios balances importantes

A fines de julio se inició una etapa de descongelamiento y aceleración de los precios. Son pocos los que dudan que en agosto la inflación puede alcanzar e incluso superar el 3%

A fines de julio se inició una etapa de descongelamiento y aceleración de los precios. Son pocos los que dudan que en agosto la inflación puede alcanzar e incluso superar el 3%.

Agosto será un mes bisagra para el Gobierno. Hay un recalentamiento en la inflación y una pulseada que crece con el valor de los dólares alternativos y el “blue” o dólar libre. Estas son las razones principales que hace que este mes sea clave para el futuro de la gestión del Gobierno.

1- Inflación. Los últimos diez días de julio vieron crecer los precios de la canasta básica, a lo que se suma la suba de 10% promedio de los materiales para la construcción al ingresar la actividad a la categoría de servicio esencial y el aumento de los combustibles, que el gobierno se niega a confirmar, por presión de YPF y de las estaciones de servicio que hicieron notar que los valores tenían casi 20% de retraso.

2 – Descongelamiento. Todos los sectores que tienen poder en el mercado, están intentando volver a su lugar recuperando los precios. El descongelamiento que se va a renovar con algunas variables, hará que la presión sobre la inflación sea más sostenida y son pocos los que dudan que en agosto el índice del costo de vida puede alcanzar o superar 3%. Esto hizo que sobre el fin de semana suban los bonos que indexan por la inflación. La ventaja que tienen los títulos públicos sobre el plazo fijo indexado es que se puede salir en cualquier momento, mientras que en la colocación a plazo hay que esperar 90 días.

3 – Devaluación. El Gobierno enfrenta una alternativa clave: ¿Qué hace con el tipo de cambio? ¿Sigue devaluando al ritmo de 2,6% mensual o lo acelera para evitar el atraso? Este es el principal anclaje que tiene ante la inflación.

4 – Presión cambiaria. La reacción de los dólares que operan afuera del mercado oficial, pone presión a sus decisiones. El viernes el contado con liquidación y el dólar Bolsa subieron casi 3%, mientras el “blue” aumentó $ 1 a $ 133 y quedó comprador para hoy. No hay indicios de que la demanda sobre la divisa de Estados Unidos retroceda.

El dólar, otro factor de inquietud. Tal vez el BCRA deba recurrir a los yuanes del canje de monedas con China, que aumentó el precio NA

5 – Canje de la deuda. Otro tema que hace de agosto un mes de corte con el pasado, es que en la última semana se conocerán los resultados del canje de la deuda y se sabrá exactamente la paridad de los bonos. Por ahora, los títulos públicos están en un leve sube y baja a la espera de ese dato.

6- FMI. Pasado el acuerdo con los acreedores privados, el mercado comenzó a pensar en la negociación con el FMI, la más dura y clave para el futuro económico. El organismo multilateral pide reformas y recorte del déficit. El Gobierno advirtió que mientras dure la pandemia no recortará el gasto y, por lo tanto, no mirará el déficit fiscal. La emisión seguirá siendo la principal fuente de ingresos con la recaudación en baja y con la finalización de la temporada alta de exportaciones del sector agropecuario.

China le hizo ver al gobierno cuánto decayó la confianza: la tasa del canje de monedas con China aumentó de 250 a 400 puntos básicos sobre la SHIBOR (Shanghai Interbank Offered Rate).

7 – Reservas. La renovación de los swaps con los chinos le hizo ver al Gobierno como decayó la confianza. Esos yuanes que están a disposición de la Argentina cuando los necesite y que equivalen a USD 18.200 millones, variaron su tasa sobre la SHIBOR (Shanghai Interbank Offered Rate) que es la tasa de referencia de China. Cuando comenzó la operación en los años en que Martín Redrado, creador del swap, estaba frente al Banco Central, esa sobretasa era de 250 puntos básicos (2,50%) para una operación que equivalía USD 10.200 millones. Esa tasa que se mantuvo cuando Federico Sturzenegger los renovó y elevó el monto a USD 11 mil millones. Ahora el gobierno chino le pidió a la Argentina 400 puntos básicos (4%) sobre la SHIBOR que fue elevada recientemente a 3,15% anual. Si el Banco Central utiliza los swaps y los canjea por dólares, deberá pagar 7,15% anual. En los años de Sturzenegger los swaps justificaban casi 30% de las reservas. Hoy, representan 40%. A este ritmo, según adelantó Redrado en un tweet, el Banco Central debería reconvertir a dólares una parte de los yuanes. La presión cambiaria del sector privado, indica que esa sugerencia de Redrado se puede transformar en realidad.

8 – Balances clave. Otro dato que hace de agosto un mes clave, es que esta semana ingresarán a la Bolsa que, pese a la recuperación del viernes está en pleno reacomodamiento, los balances de las empresas cotizantes más importantes como Banco Galicia, YPF y Pampa Energía, entre otros.La apertura de los mercados, donde la atención estará puesta en las acciones y el dólar, es clave para ver lo que vendrá. Otro dato importante, será el comportamiento del dólar mayorista. Resta ver si el Central vuelve a devaluar hoy 20 centavos como lo hizo el lunes pasado y acelera el ritmo los días restantes.

Fuente:https://www.infobae.com/economia/2020/08/10/las-8-razones-que-hacen-que-agosto-sea-el-mes-mas-inquietante-para-el-gobierno/

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail