San Rafael, Mendoza domingo 27 de septiembre de 2020

El turismo mendocino hizo renacer la esperanza

El turismo mendocino colmó el finde XL e hizo renacer la esperanzaPASEO. LAS FAMILIAS APROVECHARON AYER EL DÍA SOLEADO PARA IR A CACHEUTA A ALMORZAR Y RECORRER EL LUGAR.

Más de 5.000 personas cubrieron el 90% de las plazas en la montaña, el Valle de Uco y Malargüe. Los restaurantes, también completos.

Falta para volver a la normalidad. Es difícil calcular cuándo, y si la “nueva normalidad” se parecerá en algo a la “vieja normalidad”. Pero a modo de alivio y dentro del sector turístico, este fin de semana que está llegando a su fin puede ser considerado como positivo y alentador en Mendoza.

Con la habilitación del turismo interno vigente, desde hace casi un mes, y con estrictos controles desde el jueves y hasta hoy, más de 5.000 mendocinos se alojaron en alguna de las plazas disponibles de los sitios más atractivos de la provincia, según destacaron desde el Ministerio de Cultura y Turismo. A ellos, además, se le suman todos aquellos que fueron -sí o sí con reservas- a comer a alguno de los locales gastronómicos habilitados.

El Valle de Uco, la montaña (especialmente Cacheuta y Potrerillos) y Malargüe fueron los destinos más elegidos por los propios mendocinos en este fin de semana XL patrio. En estos destinos, el promedio de ocupación alcanzó 90%, aunque en este sentido vale aclarar que cuando se habla de ocupación plena en este contexto se considera como tal a 50% de la capacidad real de los locales en épocas de normalidad, debido al distanciamiento obligatorio que deben respetar en mesas y alojamiento.

“Haber iniciado el turismo interno hace unos 20 días nos ha permitido que se puedan sumar más establecimientos. Cuando se reactivó, arrancamos con 20 habilitados y llegamos a 100 este fin de semana. También fue importante que se hayan abierto lugares icónicos para Mendoza como son el Hotel Potrerillos y Los Molles; a los que se va a sumar desde el lunes la Reserva de Villavicencio”, indicó la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri, quien adelantó también el retorno del bus vitivinícola.

Incluso, la funcionaria y los empresarios se mostraron entusiasmados de cara a los próximos días. “Para la semana que empieza ya tenemos 60% de ocupación reservada, y para el próximo fin de semana llega a 90%”, destacó a su turno el presidente de la Cámara de Turismo y Comercio Ruta 82 (Cacheuta y Potrerillos) Fabián González, quien también es propietario del complejo Terraza de Encalada.

“De ninguna manera esta situación es la misma que teníamos antes de la pandemia, pero empieza a traer alivio a los trabajadores”, acotó Juri.

Reactivación

Desde que se autorizaron las salidas dentro de Mendoza -a excepción de San Rafael, que por disposición municipal no ha reactivado el turismo interno-, la principal condición para poder hacer “escapaditas” es contar con una reserva previa. Ya sea para ir a comer a algún local como para hospedarse, debe haberse programado la visita con anterioridad. Y esto es lo que controlan más de 2.500 efectivos policiales dispuestos en distintas rutas de la provincia. Por supuesto que a esta exigencia se suma la del cumplimiento de los protocolos esenciales (tapabocas, distanciamiento y desinfección permanente).

En el movimiento de este fin de semana, el tiempo de estadía promedio de los mendocinos que salieron de paseo por su propia provincia llegó a las tres noches. Entre los 103 locales habilitados y en condiciones para recibir visitantes, hay 25 bodegas con sus restaurantes.

Según cálculos del Gobierno, en estos cuatro días cerca de 9.000 personas regresaron al circuito laboral, entre trabajadores fijos y otros temporales que fueron convocados para distintas funciones (como atención al público, mozos o mantenimiento).

“Este fin de semana era clave porque venimos trabajando paulatinamente desde hace varias semanas. También ha sido altamente positivo el cumplimiento de las pautas y protocolos. Vamos a seguir trabajando, porque hay otros establecimientos que quieren reabrir en las próximas semanas”, aclaró Juri.

 En tanto Fabián González indicó que si bien están lejos de la normalidad, desde el fin de semana largo del 15 de junio fue sintiéndose una leve mejoría en los hospedajes. “En gastronomía, estos últimos tres fines de semana han sido espectaculares“, resaltó González.

En el Sur, con San Rafael cerrado al turismo de mendocinos, Malargüe se convirtió en el gran atractivo. “Ha sido un fin de semana excelente, con ocupación hotelera plena, a 50%, que es lo autorizado y cuatro sitios turísticos habilitados para paseos”, contó el secretario de Turismo departamental, Marcelo Rivarola, quien remarcó el alivio económico y también social. Los visitantes llegaron desde San Rafael, Valle de Uco y Gran Mendoza.

El empresario gastronómico y bodeguero Alejandro Vigil también se mostró optimista por el fin de semana que hoy culmina. “La situación de 100 días cerrados a cero es tremenda. Pero todo ayuda, todo sirve. En estos días Mendoza ha estado a full. En Casa Vigil estuvimos los cuatro días sin lugar disponible y los otros locales que tenemos todos han funcionado muy bien. Creo que ha sido un éxito porque da sensación de esperanza y ganas, y los equipos trabajando, cambia todo. Lo más importante es que se siente una renovación de energía, un poco de aire”.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/sociedad/el-turismo-mendocino-colmo-el-finde-xl-e-hizo-renacer-la-esperanza/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail