San Rafael, Mendoza jueves 01 de octubre de 2020

El proyecto “Detección y persistencia de Covid-19 en aguas residuales” tendrá financiamiento para llevarse a cabo

Busca construir una herramienta efectiva y económica que permita detectar y monitorear el SARS-CoV-2 en aguas residuales del Gran Mendoza.

El proyecto multiinstitucional “Detección y persistencia de Covid-19 en aguas residuales” tendrá financiamiento para llevarse a cabo.

El trabajo busca construir una herramienta efectiva, y económica que permita detectar y monitorear el SARS-CoV-2 en aguas residuales del Gran Mendoza, con el fin de lograr un adecuado acompañamiento de las políticas sanitarias.

El proyecto que busca detectar la persistencia de Covid – 19 en aguas residuales fue elaborado en forma conjunta y multiinstucional entre el Departamento Gral de Irrigación, el Ente Provincial de Agua y Saneamiento, el Laboratorio de Vitología del Hospital Central, varias Facultades de la UNCuyo e Institutos de CCT-Mendoza; y resultó ganador en la convocatoria por financiamiento del “Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19”, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e innovación de la Nación.

Sobre el proyecto
La propuesta que resultó ganadora entre 28 trabajos presentados, busca construir una herramienta eficiente, efectiva, y económica que permita la detección y monitoreo de SARS-CoV-2 en aguas residuales del Gran Mendoza con el fin de lograr un adecuado acompañamiento de las políticas sanitarias y permitir un ajuste en tiempo real de las acciones socio-sanitarias.

Esta propuesta busca superar las limitaciones del muestreo individual y tener información de la circulación de SARS-CoV-2 a escala poblacional. Para ello se conformó un equipo multidisciplinar de trabajo compuesto por actores de organismos académicos, científicos, públicos y gubernamentales que han trabajado en un corto plazo para elaborar el proyecto “Persistencia y Detección de Covid -19 en aguas residuales”, que finalmente resultó ganador de la convocatoria.

Desde el establecimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio por parye de la Nación, la estrategia epidemiológica de nuestro sistema de salud se ha centrado en la identificación y diagnóstico de SARS-CoV-2 en personas que regresaron del exterior (casos importados), así como aquellas que tuvieron contacto directo con enfermos y fallecidos (familiares y personal médico-sanitario). Más recientemente, se ha instaurado el Sistema de Unidades Centinela COVID, que permite la pesquisa de SARS-Cov-2 en pacientes sintomáticos sin el antecedente de viaje o contacto con personas enfermas. Si bien estas estrategias tienen como objetivo la detección comunitaria no logran un alcance poblacional, en particular porque los recursos de laboratorio y personal calificado son limitados. Tampoco se ha podido determinar el impacto de individuos pre sintomáticos o asintomáticos en la comunidad.
Teniendo en cuenta que SARS-CoV-2 puede ser excretado en las heces de pacientes sintomáticos, pre sintomáticos y asintomáticos, y que se ha detectado su ARN en influentes de plantas de tratamientos de residuos cloacales en otros países es
que se propuso integrar un proyecto multidisciplinario (con biólogos, bioquímicos, médicos, geógrafos e ingenieros), multisectorial y multiinstitucional, integrado por Irrigación, el Ente Provincial de Agua y Saneamiento, el Hospital Central, la Universidad Nacional de Cuyo, y CONICET- Mendoza) a fin de desarrollar capacidades para identificar el SARS- CoV-2 en aguas
residuales en plantas de tratamiento del Gran Mendoza, como herramienta masiva de análisis poblacional y seguimiento de la evolución de la pandemia a nivel local, aplicable en otras partes del país y el exterior.

En un principio, el trabajo propone una investigación dirigida a las plantas de tratamiento “Campo Espejo” (que recibe aguas residuales del Este de Godoy Cruz, Capital y Las Heras) y “Paramillo”, (que las recibe del Oeste de Godoy Cruz, Guaymallén, Luján de Cuyo y Maipú). La recepción de ambas plantas de tratamiento es aproximadamente del 80 por ciento del total de influentes de la provincia de Mendoza. Sin embargo, el enfoque podría proyectarse a otras plantas de tratamiento de la provincia. El proceso también supone la posibilidad de inspección de algunas bocas de recolección (búsqueda corriente arriba) para monitorear geográficamente aquellos lugares o departamentos con mayor circulación viral.

Si este supuesto fuese correcto, según este estudio, se podrían acompañar con mayor precisión las políticas de aislamiento preventivo y obligatorio de la población.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail