San Rafael, Mendoza jueves 03 de diciembre de 2020

MANÍ – fruto seco

El maní (o cacahuete) es uno de los frutos secos más comunes y contiene una gran cantidad de proteínas. El maní se puede comer en su forma natural, procesado y condimentado con sal, chile y hasta con sabor a limón.

Arachis hypogaea, es una planta anual de la familia de las fabáceas, cuyos frutos, de tipo legumbre, contienen semillas apreciadas en la gastronomía.

El maní realmente es una legumbre, pero debido a que posee todas las propiedades de los frutos secos como los anacardos, las almendras y otros, se lo incluye en la familia de los frutos secos.

Esta oleaginosa es muy buena para la salud por sus propiedades antioxidantes, es muy económica y tiene importantes vitaminas y minerales, aportan proteínas muy necesarias y disminuye el colesterol en la sangre.

El maní o cacahuate posee muchas propiedades beneficiosas para la salud, es bueno para el padecimiento asociado a las enfermedades coronarias o al cáncer.

Tiene altos niveles de proteínas y de grasas mono insaturadas, que reducen el colesterol en la sangre, contiene las  siguientes vitaminas que requiere el organismo, como la E, B1, B2, B3, y B6.

Beneficios y propiedades del maní

  • Aporta energía: el maní contiene vitaminas, nutrientes, minerales, antioxidantes y es además una rica fuente de energía.
  • Reduce el colesterol: reduce el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno en el cuerpo debido a que contiene grasas mono-insaturadas, especialmente ácido oleico que ayuda a prevenir enfermedades coronarias.
  • Propicia el crecimiento: el maní es rico en proteínas, los aminoácidos que contiene son buenos para el crecimiento y desarrollo del cuerpo.
  • Reduce el riesgo de cáncer de estómago: los poli-fenoles antioxidantes están presentes en el maní en altas concentraciones. El ácido p-cumárico tiene la capacidad de reducir el riesgo de cáncer de estómago mediante la reducción de las producciones de nitroso-aminas carcinogénicas.
  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón, enfermedades de los nervios, Alzheimer y las infecciones: un poli-fenólico antioxidante, el resveratrol, presente en la piel de los cacahuetes, previene las enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades nerviosas y las infecciones virales o fúngicas de manera eficiente.
  • Previene un accidente cerebrovascular: una vez más, el resveratrol en el maní evita golpes del corazón mediante el aumento de la producción de óxido nítrico.
  • Es antioxidante: el maní contiene antioxidantes en altas concentraciones. Estos antioxidantes se vuelven más activos cuando se hierve el maní. Hay un aumento de 2 veces en biochanina-A y aumento de 4 veces en el contenido de genisteína. Y éstos reducen el daño causado por los radicales libres producidos en el cuerpo.
  • Protege la piel: la vitamina E en el maní ayuda en el mantenimiento de la integridad de las células de la membrana mucosa y la piel, por lo tanto los protege de los radicales libres que causan un gran daño.
  • Es un multivitamínico natural: el maní contienen complejo B, vitaminas como la niacina, riboflavina, tiamina, vitamina B6, vitamina B9, ácido pantoténico y otros más.
  • Buena fuente de minerales: potasio, manganeso, cobre, calcio, magnesio, hierro, selenio y zinc son algunos de los minerales presentes en el maní. Y todos ellos juegan un papel importante en muchas funciones del cuerpo diferentes.
  • Reduce el riesgo de cálculo biliar: sólo una onza de maní o dos cucharadas de mantequilla de maní a la semana puede salvar de cálculos biliares o de la vesícula biliar con un 25% de riesgo reducido.
  • Previene el aumento de peso: las mujeres y hombres que comen maní o mantequilla de maní, al menos dos veces a la semana son menos propensas a ser susceptibles a la obesidad que los que no lo hacen. Así que si estás comiendo mantequilla de maní cada mañana con rebanadas de pan, entonces tiene menos probabilidades de aumentar de peso.
  • Reduce el riesgo de cáncer de colon: comer por lo menos 2 cucharas de mantequilla de maní dos veces a la semana puede reducir el riesgo de cáncer de colon en las mujeres hasta un 58% y en los hombres hasta un 27%.
  • Mejora la fertilidad: si se toma antes y durante el embarazo, el ácido fólico contenido en el maní reduce el riesgo de un bebé de nacer con graves defectos del tubo neural, reduciendo el riesgo hasta un 70%.
  • Regula el azúcar en la sangre: el manganeso que posee el maní ayuda a la absorción del calcio, a metabolizar mejor las grasas y los hidratos de carbono, regulando el nivel de azúcar en la sangre.
  • Combate la depresión: los niveles bajos de serotonina conducen a la depresión. El triptófano en el maní aumenta la liberación de esta sustancia química y por lo tanto ayuda a combatir la depresión.

…¿sabías que?….

Por cada 100 gramos de maní aporta 567 calorías.

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail