San Rafael, Mendoza miércoles 25 de noviembre de 2020

Malargüe: Tiempos difíciles que dilatan procesos

Martín Palma, un joven de 38 años de cuna radical es el presidente electo a través de una moneda. Padre de dos hijas, Técnico Mecánico y con su carrera inconclusa en Conservación de la Naturaleza, siendo esa su materia pendiente en la vida. Se retrotrae y rememora su fuerte influencia en la militancia política, hijo de madre justicialista, militante y concejala en La Rioja a quien acompañó y de la que aprendió sobre doctrina peronista. Padre radical hasta los huesos quien fue su maestro particular en las bases de la Unión Cívica Radical, con dos mandatos cumplidos como concejal, acompañándolo desde pequeño hasta tener cumplidos los 18 años y poder afiliarse a dicho partido. Actualmente ejerce la presidencia del Honorable Concejo Deliberante de Malargüe y también es presidente del Comité del Partido Radical.

Es partidario de las ideas innovadoras que refuerzan la fuerza en la militancia, de la renovación de autoridades; de dejarle el paso a los jóvenes que llegan con el espíritu pujante y con las ansias de seguir construyendo hacia adelante. Aprendiendo de las experiencias y las miradas de los más adultos del grupo, no significó dejar atrás a los mayores; esta renovación diregencial lleva la idea de construir un concejo de adultos mayores, Palma agrego: “Necesitábamos mucho de esta renovación, muchos jóvenes nos mantuvimos firmes a fuerza de la perseverancia, pedimos por la renovación durante mucho tiempo, a pesar de las derrotas, dentro del Comité logramos unificar y reconstruir la Unión Cívica Radical para llegar a las próximas elecciones, dejar de desangrarnos y tener roles más participativos puertas adentro del partido. Es la hora de empezar a cambiar ese pensamiento y formar una lista con todos, acá se llega adelante con todos”.

Al momento de preguntarle sobre si sentía este respaldo como presidente del H.C.D. por parte del resto de los concejales comento: “siento el apoyo pleno por mi bloque, totalmente respaldado, no tanto así del resto del cuerpo. Más que nada en estos tiempos de pandemia en los que debemos trabajar integralmente por el bien de la ciudadanía, al momento de sesionar bajo argumentos que no estaban explícitos en el reglamento de 1993, en su artículo 38 dice que se puede sesionar en forma extraordinaria fuera de la sala de sesiones en caso de fuerza mayor, porque está hecho en otro contexto histórico, donde se contemplan las sesiones en otros escenarios catastróficos como por ejemplo un terremoto. El problema de los tiempos que siguen corriendo y nos toca trabajar en un presupuesto, en esta situación de pandemia por ahí se dilatan mucho los tiempos y deberían ser procesos mucho más rápidos, esta pandemia nos permite estar más tiempo en la casa y poder revisar los expedientes y así poder acompañar y trabajar un poquito mejor. El dialogo siempre ha sido respetuoso y siempre han estado dispuestos, pero falta complementarse en un tiempo de trabajo, que no lo hemos tenido por lógicas razones, faltan más horas en las comisiones, eso genera más confianza y el trabajo más llevadero, hoy nos vemos pero muy poco”.

Presupuesto

La situación comienza cuando se declara la pandemia el 16 de Marzo, en función de esto y con 28 proyectos de los concejales, la semana anterior el Intendente abre sesiones, se pasa a un cuarto intermedio que coincidió con la declaración de la pandemia a nivel nacional y con el respectivo aislamiento, entonces no se le da ingreso formal al presupuesto, se llama a una sesión extraordinaria declarando la Emergencia Social, Económica, Sanitaria y Financiera lo que al Intendente le permite disponer de partidas de los recursos que tenga vigentes en función a que aún no tiene un presupuesto aprobado y en ese contexto el ejecutivo debe manejarse dentro del presupuesto del año anterior -que fueron 997 millones- con el proceso inflacionario que hubo los precios subieron.

Según Palma los tiempos se han ido dilatando: “Luego de explicar y discutir para sesionar en forma remota, se hace una resolución, pues un grupo de concejales solicitaba una ordenanza, pero el Concejo no puede dictar ordenanzas para sí mismo. Convenimos hacer una resolución de presidencia habilitando las sesiones, al momento de hacerla no dieron el quorum, luego pidieron que modificáramos el reglamento interno del Consejo quedando habilitado a través del decreto 071 con esta pieza legal -que debe ser votada en forma presencial- que habilita las formas virtuales de sesionar. Comenzamos así todos los concejales de nuestro bloque sesionaron en forma presencial siempre, el viernes pasado se cursó la invitación al personal de Hacienda del ejecutivo para que se evacuaran todas las dudas. Luego paso a Comisión, esperando que se le dé la mayor prontitud y se lo reenvíe al Intendente, hace  seis meses que Malargüe no tiene presupuesto. Tengo la facultad como presidente del H.C.D de solicitar el pronto despacho y que no se sigan pasando los días.

El presupuesto en general tiene varios puntos importantes, obviamente que lo más importante en la planta del personal, los aumentos salariales que obtuvieron a principio de año, luego compra de maquinarias, plan de obras, las distintas etapas de gas en los distintos barrios que se fueron urbanizando, créditos para el techo de la pileta del Club Deportivo, obras necesarias en los distritos, en la ciudad, pero sobre todo, un plan de obras para acercarle calidad de vida a los malargüinos” Concluyó Palma.

Lic. M. Aldana Lucero

+54902604- 638038
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail