San Rafael, Mendoza viernes 04 de diciembre de 2020

Aromaterapia: Aceites esenciales y sus Propiedades

La Aromaterapia es una disciplina terapéutica que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para restablecer el equilibrio y armonía del cuerpo y de la mente para beneficio de nuestra salud y belleza.

La palabra «aroma» significa olor dulce, y «terapia», tratamiento diseñado para curar.

La aromaterapia actúa sobre los planos sutiles por ello ayuda a la meditación, visualizaciones, concentración y a todas aquellas técnicas destinadas a buscar el equilibrio y armonía interior.

Los aceites esenciales son mezclas de varias sustancias químicas biosintetizadas por las plantas, que dan el aroma característico a algunas flores, árboles, frutos, hierbas, especias, semillas y a ciertos extractos de origen animal. Se trata de productos químicos intensamente aromáticos, no grasos (por lo que no se enrancian), volátiles por naturaleza (se evaporan rápidamente) y livianos (poco densos). Fueron creados y utilizados muchos siglos antes de que la aromaterapia los empleara.

PROPIEDADES  DE ACEITES ESENCIALES

Los puedes aplicar en tu piel o utilizarlos como fragancias para el hogar.

  • Lavanda. Relajante, sedante, equilibrante, purificante y armonizador. Mézclalo con eucalipto o geranio para estimular el sistema inmunológico. Regula la hipertensión arterial, alivia los dolores de cabeza debidos a la tensión o al estrés y es especialmente sedante para las mujeres después del parto picaduras de insectos, quemaduras. Ayuda a combatir la depresión.
  • Geranio. Ayuda al equilibrio físico y emocional. Puede ser mezclado en todos los tipos de preparaciones cosméticas y es bueno para equilibrar la piel mixta y seca. Es útil en el tratamiento del acné y el envejecimiento de la piel. Alivia el síndrome premenstrual y la depresión, calma el sistema nervioso y levanta el ánimo.
  • Eucalipto. Tiene amplias aplicaciones. Se utiliza liberalmente en colonias para después de afeitar, enjuagues bucales, y productos de limpieza para el hogar. Se utiliza para frotaciones, manchas de la piel, champús para el cabello graso.
  • Romero. Estimulante. Alivia los dolores musculares y reumáticas, ayuda a la personas con presión arterial baja. Recientemente escáneres cerebrales han demostrado que la fragancia de romero aumenta la circulación sanguínea en el cerebro. Unas gotas de aceite de romero con agua sirve para aliviar las dolencias del hígado y la vesícula biliar. Aumenta la secreción de bilis y disminuye los niveles de azúcar en la sangre. Puede desalentar la acumulación de ácidos en las articulaciones que llevan a la artritis. Precaución: El aceite de romero no debe utilizarse durante el embarazo. También debe ser evitado por personas con presión arterial alta y cualquier persona sujeta a convulsiones.
  • Limón. Purificante, refrescante y estimulante. Reduce el cansancio mental, alivia el estrés, estimula la concentración y mejora la circulación. Alivia la fiebre, dolor de garganta, tos y la indigestión. Como aceite de masaje puede reducir la inflamación y funciona bien en la relajación de los músculos rígidos. Precaución: El aceite de limón no debe usarse en la piel al salir el sol para broncearse. Puede desarrollar erupción.
  • Ciprés. Purificador, sedante y vigorizante. Calma el sistema nervioso y alivia los síntomas de la menopausia, las alergias y el estrés. Aumenta la energía mental y la atención mediante la reducción de somnolencia e irritabilidad. Un baño de aceite de ciprés es relajante y refrescante. El efecto astringente del aceite de ciprés en combinación con aceite de hisopo puede ayudar a aliviar el sufrimiento de la fiebre del heno.
  • Digestiva, descongestionante y antiséptico. Relaja y calma los músculos del estómago y del tracto gastrointestinal trastornos, problemas respiratorios y tensión nerviosa. Es eficaz para el tratamiento de los síntomas de la gripe. Se trata de un aceite de calentamiento, por lo que se encuentra en la mayoría de los linimentos utilizados para aliviar los espasmos musculares. Precaución: Al principio de menta se siente fría sobre la piel, pero ten cuidado; si es demasiado fuerte, puede quemar.
  • Sándalo. Purificante, relajante, equilibrante, afrodisíaco y descongestionante. Calma el sistema nervioso, alivia los problemas emocionales, tiene un efecto equilibrante sobre la mente, el cuerpo y el espíritu. Calma la mente y la prepara para la práctica de la meditación

 Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail