San Rafael, Mendoza domingo 27 de septiembre de 2020

Pese a pandemia Alberto apura agenda de Gobierno: reforma judicial, deuda, dólar, tarifas y justicia social

El problema con la economía no es la cuarentenaEl presidente Alberto Fernández se refirió a los principales temas que ocupan a su administración. En el medio de la cuarentena dio definiciones sobre la economía, la deuda, las tarifas y adelantó que tiene listos para enviar al Congreso el proyecto de reforma judicial, el que crea el Consejo Económico Social y el que legaliza el aborto.

«El problema con la economía no es la cuarentena, es la economía», expresó el Presidente en durante una entrevista por C5N con el «Gato» Silvestre.

En una extensa entrevista por C5N, el presidente Alberto Fernández se refirió a los principales temas que ocupan y preocupan al Gobierno. En el medio de la cuarentena dio definiciones sobre la economía, el dólar, la deuda, las tarifas y adelantó que tiene listos para enviar al Congreso el proyecto de reforma judicial, el que crea el Consejo Económico Social y el que legaliza el aborto.

Dedicó una gran parte de la entrevista a hablar del problema de la deuda y el eventual default. Allí denunció que algunos bonistas especulan con un «cambio de gobierno» en la Argentina en caso de que haya default y les exigió a los fondos de inversión que «si tienen una contraoferta, digan cuál es».

Reforma judicial

El presidente Alberto Fernández afirmó que tiene listo el proyecto de reforma judicial para enviar al Congreso apenas termine la crisis por la pandemia de coronavirus, y dijo que apuntará a evitar que unas pocas personas concentren «un poder enorme».

«Ya tenemos hecho el proyecto de ley para el sistema judicial. Lo que pasa es que nos sorprendió el coronavirus», explicó el jefe de Estado, que también anticipó que enviará al Congreso el texto que crea el Consejo Económico y Social y la legalización del aborto.

Fernández sostuvo que la propuesta oficial sobre la Justicia «intenta resolver el tema penal y el tema contencioso administrativo, y el civil y federal».

«Trata de ordenar el sistema y trata de terminar con esos espacios cerrados que les permitían a esas (pocas) personas manejar un poder enorme», subrayó el Presidente.

A la vez, al ser consultado sobre la integración de la Corte Suprema, dijo que es algo que le gustaría que fuera analizado por «expertos».

Se refirió también a las políticas del gobierno de Mauricio Macri y dijo que la administración anterior «tenía una mesa judicial que presionaba jueces», algo que -a su entender- es «absolutamente contradictorio con la República».

«Vuelven normal cosas muy anormales», consideró Fernández, al ser consultado sobre los dichos de Federico Pinedo, quien señaló que «es totalmente normal que un gobierno vaya a ver a un juez para advertirle el daño que puede hacer con su fallo».

Y agregó: «Hoy no existe ni mesa judicial ni presión del gobierno sobre la justicia, ese era el sistema macrista».

Dólar

Fernández se refirió a la cotización del dólar por fuera del oficial y sostuvo que «sube por pura especulación del unos pocos inversores». Remarcó que las operaciones en dólares de contado con liqui: «No son ilegales, son inconvenientes y dañinas para la economía».

Luego el Presidente añadió que en «las operaciones de contado con liqui se conocen o los que compran bonos y los venden en el exterior se conocen». «Hay una lógica especulativa muy alta», apuntó.

«Hubo un momento en el que nos dimos cuenta que esto se estaba haciendo porque las empresas necesitaban hacerse de dólares, después es pura especulación», explicó sobre la operatoria vía dólar MEP y CCL de las últimas semanas.

Expresó sobre el dólar, en sus versiones no oficiales, que «van detrás de un dólar donde hay muy pocos inversores, con 30 millones de dólares el precio puede subir una enormidad».

Deuda

El presidente Alberto Fernández consideró que «algunos bonistas especulan con un cambio de Gobierno» si la Argentina cae en default, al referirse a las negociaciones que el país lleva adelante con tenedores de deuda emitida bajo legislación extranjera.

Fernández también dijo que la Argentina está dispuesta a escuchar una contrapropuesta de parte de los bonistas, aunque aclaró: «No somos unos necios, no somos unos irresponsables», en alusión a que el país solo se comprometerá a pagar lo que pueda llegar a cumplir, tras la oferta realizada días atrás.

El Gobierno fijó este lunes una extensión del tiempo de negociación hasta el próximo 22 de mayo, de modo de intentar llegar a un entendimiento antes del vencimiento del plazo de gracia para el pago de unos u$s500 millones de tres bonos globales, con el objetivo de no caer en default.

«Vamos a esperar. Queremos buscar un acuerdo y que la Argentina no vuelva a caer en default. El default es malo y nadie lo quiere», aseguró el Presidente.

Al respecto, dijo que durante la campaña presidencial recibió a fondos de inversión que le propusieron posponer cuatro años el pago de la deuda pero, aseguró, «no quiero resolver mi problema, quiero resolver el problema de la Argentina».

«Tenemos que entender que la deuda nos condiciona y que podemos tomar una deuda que podamos pagar, porque sino hipotecamos el futuro», afirmó Fernández, para quien la oferta que se hizo es una en la que «los acreedores no pierden, sólo ganan menos».

«Yo estoy dispuesto a discutir», aseguró, aunque dijo que «hasta aquí (los acreedores) no presentaron una contrapropuesta».

«Es cierto que algunos fondos especulan con que en cuatro años pueda haber otro gobierno pero vieron que todos los gobernadores e intendentes de la oposición expresaron el apoyo. Hay que entender cómo están las cosas en la Argentina», afirmó.

Ante la pregunta de si el país presentará una nueva propuesta con nuevas condiciones que pudieran aumentar el nivel de adhesión al canje dijo que eso «es muy difícil contestar porque no sé cual es la contrapropuesta».

«No somos unos necios que nos importa llevar al país al default. Quisiéramos que eso no ocurra, pero no somos unos irresponsables. Si hay una contraoferta estamos dispuestos a escuchar todo», afirmó el Presidente.

Por otra parte, dijo que espera que «la Argentina haya aprendido y que entienda que endeudarse para pagar déficit no es una buena idea», tal y como aseguró que ocurrió durante el anterior gobierno.

«Todo lo que entró se la llevaron los amigos del poder. Hay que terminar con la irresponsabilidad, esto es lo que nosotros creemos», manifestó Fernández.

Sobre los contactos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reencauzar el acuerdo stand-by firmado por la administración del ex presidente Mauricio Macri dijo que se está hablando «permanentemente» para tratar de «buscar un programa y puntos de encuentro».

«Este Fondo parece tener una mayor comprensión. Quiero ser prudente, pero pareciera ser que tenemos la suerte de tener un Fondo distinto al que hubo en el pasado», dijo Fernández.

Por último, respecto a las negociaciones con el Club de París, al que el país debe pagar una cuota de su deuda en los próximos días, sostuvo que el ministro de Economía, Martín Guzmán, «está negociando eso» ya que habló con los primeros mandatarios de Francia, Alemania e Italia, a quienes les pidió «ayuda» con este tema y que «se comprometieron a ayudar».

Tarifas

Alberto Fernández descartó cualquier incremento en las tarifas de los servicios públicos y expresó que «la escalada inflacionaria tiene mucho de especulativo».

El jefe del Estado, al ser consultado sobre un eventual ajuste de las tarifas, cuyo congelamiento vence en junio, afirmó que «en esta instancia no podemos aumentar nada, todos tenemos que hacer un esfuerzo». «Además los precios (del petróleo) han caído mucho. Hay que hacer un esfuerzo para tratar de parar la escalada inflacionaria que tiene mucho de especulativo», agregó.

«Los economistas hablan de una inflación autoconstruida y muchos ponen de ejemplo a la Argentina. La inflación autoconstruida es la inflación psicológica, la inflación de los que ven que el dólar sube y dicen a mi no me agarran, yo aumento por las dudas», dijo Fernández.

El Presidente Fernández fue categórico y subrayó que «no vamos a hacer nada que le complique la vida al pueblo».

En relación al tema de los combustibles, el Presidente puntualizó que «sería el colmo que aumenten». «El colmo es que suban las naftas. Establecimos un precio sostén con el barril criollo, para mantener la actividad petrolera, en momentos en que el precio internacional se ha caído», comentó.

Al ser consultado sobre las tarifas telefónicas, sostuvo que «no debería» haber aumentos en los servicios de cable ni de celulares porque «Enacom nunca autorizó» el incremento, por lo prometió «tomar en cuenta» el tema.

«Eso hay que verlo porque no debería ser. Voy a tomar en cuenta esto. Quisieron aumentar los celulares y lo paramos», enfatizó Fernández y resaltó que «Enacom nunca autorizó aumentos», por lo que «hay que verlo».

Billete de $5.000

El presidente Alberto Fernández descartó la creación de un billete de $5.000 como se especulaba en algunos sectores de la economía. “Hacer un billete de $5.000 fue una idea que circuló, pero no lo vamos a hacer”, aseguró el mandatario en declaraciones al programa de C5N Minuto Uno, con la conducción de Gustavo Sylvestre.

Jubilaciones

Respecto de un eventual incremento en las jubilaciones, Fernández manifestó que «vamos a dar el aumento que corresponda en junio».

Alberto Fernández anticipó que se otorgará un nuevo aumento a los jubilados en el mes de junio por decreto, aunque no especificó el monto de ese incremento. También destacó que esperan aplicar la nueva fórmula previsional para fin de año.

«Ya tenemos pautado el aumento que los jubilados van a percibir en junio, pero vamos a esperar que pase esto para darla a conocer», explicó Fernández.

El presidente anticipó que acordó el monto con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la economista y vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, pero dijo que «van a esperar a que esté todo terminado», en relación a la crisis del coronavirus que el país atraviesa.

«Es muy difícil aplicar una fórmula. Espero que podamos resolverla y que la podamos aplicar a fin de año», sostuvo el mandatario.

Con respecto a la crisis de la deuda, Fernández lanzó: «No vamos a hacer nada que le complique la vida al pueblo. Ayer estuvo Guzmán y estuvimos hablando de ese tema. Vamos a seguir trabajando hasta domar a los que actúan de este modo (contado con liqui). No hay per´don ético para que esto ocurra en este momento».

«Le voy a exigir a cada uno lo que tengo que exigirle para que no maltraten a los argentinos. Hay fondos que invirtieron con total inconciencia, sabiendo que adquirían bonos que no íbamos a poder pagar. No me van a torcer el brazo», disparó.

Por último, el presidente cargó contra quienes lo acusan de llevar al país a la crisis por la cuarentena. «Me piden que asista a las empresas, que no emita, que no haya déficit fiscal y que no caigamos en default ¿Y cómo quieren que haga? No se puede tener todo eso», lanzó.

Economía y salud

Alberto Fernández volvió a considerar un «falso debate» la opción entre economía y salud, se preguntó «quién dijo que si no se hace la cuarentena la economía se vuelve próspera» y advirtió que, así como el pronóstico para Argentina es que la caída de su economía rondará el 6 por ciento del PBI, en el Reino Unido esa caída será del 7 por ciento, en Finlandia del 6 y en Suecia, del 9 por ciento de su PBI».

«El problema con la economía no es la cuarentena, es la economía», expresó el Presidente en durante una entrevista por C5N.

Empresarios

El presidente Alberto Fernández criticó con firmeza la postura de aquellos empresarios que durante el macrismo aplaudieron las medidas que tomaba el Gobierno. «Muchos de AEA aplaudieron la decadencia de la Argentina», dijo.

El papa Francisco

El presidente Alberto Fernández aseguró que el Papa Francisco «es el único líder moral» del mundo, al tiempo que reveló que habla periódicamente y le «sirve mucho» charlar con él. El jefe de Estado contó que dialogó telefónicamente por última vez hace quince días, y remarcó que el Santo Padre «ayudó mucho silenciosamente» a la Argentina con el tema de la deuda.

«A mí me hace muy bien hablar con él, porque para mí la política tiene un contenido moral altísimo», expresó el mandatario nacional. Fernández, en declaraciones al canal C5N, sostuvo que el Sumo Pontífice «habla con una franqueza» que él «siempre quiso ver en la Iglesia».

«Con el Papa apareció una Iglesia ocupada de los sectores más vulnerable», destacó el Presidente. Y agregó: «El Papa es una figura superior a todos, no es mío, no es de nadie».

Casos y muertes

El mandatario volvió a lamentar las muertes de pacientes infectados en las últimas semanas con Covid-19, le envió sus condolencias a los familiares y advirtió que «la tasa de letalidad promedio» en el país es similar a la del resto del mundo y se ubica en un «5 por ciento de los contagiados».

Alberto Fernández advirtió a los argentinos que tengan en cuenta que no hay una «situación de normalidad en ningún lado» y les pidió que sean «muy cuidadosos» a la hora de realizar actividades por la presencia de coronavirus, más allá de que se hayan dispuesto ciertas aperturas de la cuarentena en el país, a excepción del AMBA, que «está muy lejos de lograr el objetivo» de que se dupliquen los casos de Covid-19 cada 25 días, en una entrevista con el canal C5N.

Reaperturas

El presidente Alberto Fernández volvió a alertar hoy sobre la gravedad del coronavirus y el cuidado que debe haber en el retorno a determinados trabajos, al afirmar que «aunque uno abra una actividad» persiste el riesgo de contagio.

«Aunque uno abra una actividad, como los negocios de cercanía, hay que tener en cuenta que si uno tiene la posibilidad de salir debe saber que el mundo que lo rodea cambió y que aumentaron las posibilidades de contagio», dijo.

Larreta

El presidente Alberto Fernández afirmó que «sería un ingrato» si dijera que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, «ha tenido una actitud inadecuada en este tiempo», y consideró que el coronavirus es un problema donde Nación, Provincia y Municipios tienen que unirse.

«Sería un ingrato si dijera que Horacio Rodríguez Larreta ha tenido una actitud inadecuada en este tiempo, porque la verdad es que él entendió lo que todos entendemos. Tenemos un problema que el epicentro del problema es la Capital Federal y el Gran Buenos Aires», enfatizó Fernández. Precisó: «Es un problema donde tenemos que unirnos más que nunca Horacio, (el gobernador bonaerense) Axel (Kicillof) y yo, y así actuamos».

Macrismo

Alberto Fernández criticó al anterior gobierno macrista porque sus funcionarios «se vanagloriaban de decir que no habían habilitado hospitales» que «estaban contruidos desde 2015».

«Es muy loco lo que nos pasa. Después que hicieron eso vienen a explicarnos cómo se arregla…No quiero hablar del pasado pero me obligan a hacerlo», sostuvo el Presidente.

El Presidente también apuntó contra los dirigentes de Juntos por el Cambio que reclaman levantar la cuarentena y se quejó de que «ellos destruyeron la economía sin un virus de por medio».

«Yo lo conozco a Alfonso Prat Gay hace mucho tiempo. Es llamativo. Decís que por el coronavirus vas a destruir la economía y ellos la destruyeron sin virus de por medio», subrayó el jefe de Estado, al referirse a las expresiones del ex funcionario nacional.

«Yo respeto, pero por favor dejen de confundir a la gente», se quejó el mandatario nacional en declaraciones al canal C5N, y volvió a pedir «salir del falso dilema entre economía y salud».

Alberto Fernández sobre funcionarios del Gobierno anterior.

Suecia

El presidente Alberto Fernández afirmó que no fue su intención «abrir ningún debate» con Suecia por la comparación que hizo con los números de la pandemia, pero destacó que nadie garantiza que levantar la cuarentena hará que «la economía prospere».

«Se dice ´Levantemos porque se van a morir más por la economía, que por la pandemia´. Yo no quise abrir ningún debate, yo tengo admiración por Suecia», expresó el jefe de Estado, al volver a cuestionar a los sectores que impulsan esa idea.

Fernández sostuvo «el Banco Central sueco anuncia que la mirada más pesimista es la caída de 9 puntos del PBI», al destacar que una cuarentena flexible no garantiza mejoras en la economía.

El Presidente volvió a hablar de Suecia luego de que este lunes la Embajada de ese país le respondiera a sus expresiones del pasado viernes y afirmara que no se pueden hacer «comparaciones directas».

Populismo

Alberto Fernández sostuvo que «nunca» entendió «qué es el populismo», ya que hay sectores que «usan el concepto» para hacer referencia a «tipos que gobiernan y esconden la basura abajo del sillón».

«¿Qué será el populismo no? Nunca sé que es el populismo, nunca entendí qué es el populismo. Uno tiende a pensar que populismo debe querer decir hacer lo que el pueblo quiere, ¿eso no está tan mal no? Está bastante bien. Eso es lo que deberíamos hacer porque nosotros tenemos alguien que nos manda y es el pueblo», enfatizó.

Dijo: «Usan el concepto de populismo como un sistema que significa algo así como que son tipos que gobiernan y esconden la basura abajo del sillón. Quiero decirles que los que hicieron el mayor desastre y escondieron la basura bajo el sillón son los que nos acusan de populistas».

Néstor Kirchner

Alberto Fernández se refirió a Néstor Kichner, con quien recordó una divertida anécdota futbolística que los tuvo como protagonistas.

«Hoy me mostró Cristina un video que subió Florencia (Kirchner) donde yo cuento la anécdota sobre el día que me puse el buzo de Pontiroli y Néstor me sacó enojado, porque le había atajado un penal a Racing en el úlitmo minuto. Lo veo y me emocionó», dijo Fernández al borde del llanto.

El mandatario se refirió así a una anécdota que cobró estado público en los últimos días, en la que contaba que fue a la Casa Rosada con el buzo del arquero que se convirtió en héroe en un partido que Argentinos Juniors le ganó a Racing.

Al verlo vestido así, Kirchner se enojó y le jugó una broma pesada en respuesta, escondiéndole las llaves de su hogar, lo que obligó a Fernández a volver a la Casa Rosada entrada la madrugada.

En la entrevista, el presidente también recordó que hace un año, el 7 de mayo del 2009, Cristina presentó «Sinceramente», en la Feria del Libro, en un acto que sirvió como puntapié de la campaña. Días después, la actual vicepresidenta lo ungiría como candidato a la presidencia,.

Fútbol

El presidente de la Nación repitió, dos días después de su primera afirmación al respecto, que la aplicación de los denominados test rápidos a futbolistas permitiría acelerar el regreso de los entrenamientos en los clubes y quedar más cerca del retorno de la competencia.

«Se podría jugar al fútbol sin los espectadores. Muchos jugadores son chicos que viven con personas mayores y el mayor temor es llevar la infección a sus casas. Para que vuelva necesitamos test rápidos, si se pueden hacer, se podría entrenar», aseguró Fernández, en una entrevista con la señal de cable C5N.

Fuente:https://www.ambito.com/politica/alberto-fernandez/pese-pandemia-alberto-apura-agenda-gobierno-reforma-judicial-deuda-dolar-tarifas-y-justicia-social-n5101797

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail