San Rafael, Mendoza martes 26 de mayo de 2020

Malargüe: El intendente recorrió una buena parte de Agua Escondida

 El intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, recorrió el distrito de Agua Escondida, ubicado a 228 kilómetros al este de la Ciudad de Malargüe. Lo hizo acompañado de la Secretaria General, Constanza Segura; de la Delegada Municipal, Fernanda Narambuena y el concejal Gabriel Rosas.

La actividad comenzó al amanecer del jueves en la ruta 186 y el primer lugar que visitó el Intendente fue la Mina Ethel. Ubicada sobre la margen derecha, tras dejar atrás el Volcán Carapacho, están hoy las ruinas de las viviendas y demás infraestructura que sirvió a la extracción de manganeso entre 1955 y 1977.

Ojeda expresó: “Desde que asumimos hemos definido una estrategia y una política de largo plazo para el sector minero del departamento. Aquí hay conciencia minera y ambiental y licencia social para esta convivencia. Aquí podemos contar con altos estándares de gestión, control ambiental y transparencia del manejo de las rentas públicas generadas por la actividad; lograr beneficios para las zonas donde se producen los desarrollos mineros; lograr una comunicación con la sociedad y todos los actores involucrados, con información de calidad y la promoción del desarrollo sectorial, consensuando medidas importantes para atraer inversiones. Nosotros podemos transformarnos en un punto de partida, ser la demostración que podemos hacer una excelente política de estado”.

Tras pasar la zona de desinfección vehicular y de control de ingreso y egreso a la provincia ubicado allí (recordemos que Agua Escondida es una localidad limítrofe con La Pampa), Ojeda se reunió con autoridades de la zona (delegada municipal y personal del destacamento). Junto a Constanza Segura salieron al encuentro de empleados municipales que se encontraban trabajando en el mantenimiento de las cunetas del pueblo.

Rumbo a la zona de la minera Don Sixto, Juan Ojeda fue recorriendo los puestos cercanos e interiorizándose de las necesidades de los vecinos rurales. Los pedidos fueron variados y en general, al estar en zonas alejadas, no han sentido el impacto del aislamiento preventivo excepto por la imposibilidad de hacer traslados extensos. Si, muchos de los vecinos, como Israel Martínez insistieron con el desarrollo minero “aquí no hay riesgo alguno de contaminación. Desde la década del 60 que se explotaron minas aquí, sin ningún tipo de recaudos de ninguna clase, ni siquiera para el personal que trabajaba y no hubo que lamentar consecuencias. Hoy, con la tecnología y los estudios que hay, puede hacerse mucho mejor las cosas. La gente debe entender que Malargüe es minería y esto es vida y trabajo para Agua Escondida”.

Juan Ojeda recorrió zonas cercanas al paraje de Agua Nueva. La escasa circulación vehicular permite apreciar no solo la presencia de animales como zorros, guanacos, liebres, cuis; sino también la vegetación de la zona como jarilla, tomillos, unquillo, romerillo. “Si lloviera un poco más, sería muy bueno” indicó un puestero de apellido Martínez.
Finalmente, Ojeda recorrió la zona de Don Sixto donde allí recibió el reclamo de los puesteros de la zona por la ausencia de explotación minera y quedó tiempo para recorrer unos de los primeros cementerios de la zona y un paraje entre las montañas que contiene un jagüel que –una vez pasada la pandemia- podrá ser visitado por turistas.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail