San Rafael, Mendoza martes 20 de octubre de 2020

Historia de la Espeleología Argentina – Cap. 28 – Por:.Carlos A. Benedetto

Y en eso llegó el COVID-19…

Muchas veces se nos ha criticado por nuestra manía de dividir los períodos históricos de a diez años. Ya hemos explicado el por qué a lo largo de los anteriores 27 capítulos. Seguimos reivindicando eso a pesar de las burlas de quienes han convertido a la “espeleología de escritorio” de los 80 en “espeleología virtual” en los comienzos del nuevo siglo. Y a su vez ésta en una cloaca sin producción seria a la vista.

2020 es el fin de un ciclo, iniciado en 1970 con la creación del C.A.E. y donde la principal celebración iba a ser en el transcurso del VI Congreso Argentino de Espeleología en Las Lajas; habíamos acumulado auspicios que incluyen al Instituto Patria y su Comisión de Ambiente, que manifestó su apoyo según decimos en la sexta circular del congreso y en la resumimos nuestras ideas fuerza que nos guiaron en los 40 de los 50 años de historia:

El 8 de abril de 2020 dará comienzo, a las 20 horas, el VI Congreso Argentino de Espeleología – VI CON.A.E. en Las Lajas, Provincia del Neuquén, Argentina. Ese día será sólo para acreditaciones y un brindis de recepción.

…………………………….

Sesionaremos en memoria de Aníbal Fernando Cuesta, ex vicepresidente de la FAdE fallecido el 10 de agosto de 2019, como compromiso de que proseguiremos con su obra por el crecimiento de la espeleología en la provincia del Neuquén y el sur de Mendoza.

Este Congreso recibió el auspicio de la Universidad Nacional del Comahue (UNCOMA) mediante Resolución del Rectorado Nro. 1022 del 15-11-2019, y del Instituto Patria. Asimismo, el embajador argentino en la República de Cuba, manifestó su intención de dar apoyo a esta iniciativa, en ocasión de una visita realizada en esta semana a la empresa INVERSIONES GAMMA S.A.

En los tres días de exposiciones se harán las conferencias y ponencias por la mañana y en la tarde se armarán mesas de debate y elaboración de documentos públicos, en torno a los siguientes temas:

  • Legislación Espeleológica en Argentina. Avances, retrocesos y aplicabilidad. Legislación comparada Neuquén-Mendoza. Situación legal de la espeleología en otros países. Dificultades normativas y prácticas para la elaboración de los planes de manejo en las áreas protegidas espeleológicas: los ejemplos de Cuchillo Cura y Las Brujas. Las leyes 2594 y 2213 (Neuquén) y 5978 y 6045 (Mendoza): las debilidades de sus reglamentaciones. Necesidad de adecuar esas normas al artículo 41 de la Constitución Nacional y a las leyes nacionales 25675 y 25831. Categorización de las ANPs espeleológicas. La necesidad de priorizar las actividades científicas
  • Las amenazas del extractivismo y el espeleoturismo informal. Los nuevos desafíos económicos y el peligro de la desestructuración de la cultura originaria. El Espeleoturismo como opción en la diversificación de la matriz productiva. Puesteros y pueblos originarios en relación con el patrimonio espeleológico.
  • Desafíos del espeleoturismo en cuevas de yeso. Los casos “Proyecto Parque Espeleológico Poti Malal” (Mendoza) y “Cueva del León” (Neuquén).
  • Importancia biológica de Cueva del León y Sistema Cavernario Cuchillo Cura (Neuquén) y de Cueva Doña Otilia (Mendoza). Eventualidad de relaciones filogenéticas en la fauna de las cavernas de la Cuenca Neuquina.
  • Avances en los aportes de la Espeleo-biología a la Biodiversidad en la Cuenca Neuquina e importancia de preservar a las cavidades naturales y su fauna endémica. Leyes de promoción o de prohibición?
  • Necesidad de crear una federación internacional de guías espeleológicos y de profesionalizar la actividad.
  • Necesidad de formación de investigadores científicos locales. La importancia de la Universidad Nacional del Comahue. El proyecto de Diplomatura en Espeleología. Importancia de convenios entre autoridades ambientales, medio académico y ONGs para avanzar hacia una Espeleología Científica
  • Historia de la Espeleología Argentina. Desde sus orígenes hasta su llegada al medio académico. Proyecciones futuras
  • Temas debatidos en el Conversatorio en la UNCOMA el 26-2-2020 

En noviembre de 2019 habíamos invitado formalmente a las autoridades neuquinas de aplicación de la ley 2213, anunciando un viaje a Las Lajas para el 10 de enero de 2020, frente a lo cual recibimos malos tratos por parte de Claudia Della Negra, Directora de Patrimonio Cultural de esa provincia. Alcanzamos a advertirle, antes de dejarle la invitación eso de “ya sabemos que ustedes van a organizar alguna actividad simultánea sólo para restarnos gente, pereo igualmente cumplo con el deber de invitarla; haga lo que usted quiera”)

Efectivamente, el 10 de enero el grupo GEA era invitado con todos los honores a disertar en Las Lajas sobre el futuro “plan de manejo” de Cuchillo Curá, en violación a todas las leyes ambientales habidas y por haber. Era sólo una demostración de fuerza, que obviamente les salió mal.

En realidad, nuestro viaje preparatorio estaba siendo organizado para el fin de semana largo de Carnaval, e incluía un conversatorio en la capital neuquina, dentro de la Universidad Nacional del Comahue, sobre la importancia del Congreso. Ya por entonces, incluso, estábamos pensando en la posibilidad de hacer el congreso en esa ciudad y no en Las Lajas, lo que fue desechado porque habría sido una desprolijidad manifiesta.

En ese viaje preparatorio quedó demostrado que la espeleología puede practicarse sin que los funcionarios políticos (de ambas provincias) siquiera se enteren, ya que han renunciado incluso a eso, a vigilar el cumplimiento de las inaplicables leyes. Los dos primeros meses del año fueron intensos, según publicamos en https://piramideinformativa.com/2020/03/finalizo-con-exito-la-expedicion-espeleologica-cuenca-neuquina-2020-por-carlos-a-benedetto/, con la corrección del caso, ya que a nuestro amigo Fernando Cuesta lo llamamos por error “Castro”. Va aquí el texto correcto: Finalizó con éxito la Expedición Espeleológica Cuenca Neuquina 2020. En el marco de los preparativos del VI Congreso Argentino de Espeleologia – VI CONAE (Las Lajas  – Semana Santa de este año), se llevó a cabo la primera expedición Cuenca Neuquina 2020, con la participación de espeleólogos de la CABA, Malargüe y Las Lajas, y de ambientalistas de la ciudad de Neuquén. La misma comenzó el 18 de febrero y finalizó el día 27.

En la víspera de la partida la Federación Argentina de Espeleología – FAdE y el rectorado de la Universidad Nacional del Comahue – UNCOMA, recibieron en simultáneo una declaratoria de interés de la Comisión de Ambiente del Instituto Patria (que, dicho sea de paso, reinicia este jueves 5 sus actividades en Buenos Aires) en el que, por igual, puede leerse lo siguiente:

“De mi consideración: Tengo el agrado de dirigirme a Usted a los efectos de expresar nuestro auspicio al VI Congreso Argentino de Espeleología – VI CON.A.E., a realizarse en Las Lajas, provincia del Neuquén, del 8 al 12 de abril del corriente año. Quienes integramos la Comisión de Ambiente del Instituto Patria, compañeras y compañeros de distintas expresiones políticas del campo nacional y popular, asumimos y valoramos la importancia que tiene este Congreso, en el que participarán especialistas argentinos, de América Latina y Europa. Este espacio de debate es esencial en la etapa histórica que vivimos en nuestro país y la región. La amenaza de un modelo económico basado en una concepción meramente extractivista no permite el camino hacia la sustentabilidad, es incompatible con la gestión integral de nuestros bienes naturales comunes, la cual debe ser prioridad. Estamos convencidos que la concepción de la sustentabilidad está en riesgo, es nuestro deber deconstruirla y reelaborarla, dado que es una construcción social imprescindible para nuestros pueblos de la región, que esté alejada de dogmas que no re­flejan nuestras realidades y menos nuestras necesidades. Una sustentabilidad en aras de la Justicia Social que también es Justicia Ambiental. Seguramente, estaremos presentes en abril, en el VI Congreso Argentino de Espeleología – VI CON.A.E., compartiendo y aprendiendo junto a los especialistas y con un oído en nuestros pueblos. Un saludo afectuoso. Verónica Bernardez Comisión de Ambiente – Instituto Patria”

Entonces, el día 18 partió el primer grupo, de cuatro personas, tres de ellas de Buenos Aires, para visitar la Cueva Doña Otilia y entregar a la familia de Martín Zagal las publicaciones realizadas luego del hallazgo histórico de fauna troglobia en dicha cavidad natural, y a la que nos referimos ya en https://piramideinformativa.com/2019/10/fabuloso-descubrimiento-cientifico-en-la-payunia-revoluciona-al-mundo-por-carlos-benedetto/. Con la familia Zagal se conversó sobre la realidad de que la cavidad contiene más fauna adaptada (homópteros, nemátodos, ácaros, etc.) y sobre la necesidad de protegerla.

El viaje siguió hacia el sur, por el camino de ripio que lleva a Cerro Fortunoso, concretamente el Puesto Mansilla, donde los espeleólogos pernoctaron pero no pudieron tomar contacto con los “cráteres” en basalto descubiertos no hace mucho tiempo, y que son de enormes dimensiones, tal como muestran las fotos enviadas por el yerno de Doña Iris de Mansilla, colaborador externo de la FAdE.

El miércoles entonces, y ante la imposibilidad de seguir explorando la zona, los cueveros tomaron por otro camino interno para llegar a La Pasarela, constatando la enorme cantidad de pozos petroleros que están operando a full dentro de la propia área protegida Payunia.

Por la tarde el grupo llegó a la Cueva de La Salamanca, a escasos 1.000 metros de la localidad neuquina de Buta Ranquil, donde se corrigieron datos de georreferenciación (la cueva fue topografiada por el CAE en 1983) y se comprobó que gran parte de la cavidad pasa por debajo de la Ruta Nacional 40, por lo que se encontraría en territorio nacional, no provincial. Asimismo, se notó la presencia de una pirca interna, hecho para facilitar el turismo, y mucha cantidad de basura, quizás por la cercanía de un basural a cielo abierto. A pesar de la extrema sequedad interior, pudieron verse arácnidos, lo que lleva a pensar que dicha cavidad también debería ser estudiada por biólogos.

El jueves hubo día de descanso en Chos Malal, aunque por Whatsapp llegó la noticia de que la Dra. Marcela Peralta, la principal bioespeleóloga del país, finalmente podrá participar del Congreso, lo que levantó fuertemente el ánimo.

El viernes a la mañana el grupo fue a visitar Pino Hachado y por la tarde a encontrarse con los compañeros y colegas del GECAF – Grupo Espeleológico Cuesta Aníbal Fernando, así llamado en homenaje a su inspirador, fallecido el 10 de agosto de 2019 (https://piramideinformativa.com/2019/08/algo-personal-siento-como-si-me-hubieran-amputado-una-pierna-por-carlos-benedetto/). Ya estaba preparado todo para las salidas al campo del día posterior, a la que se sumó un ambientalista de Neuquén.

El sábado eran 10 personas las que participaron de las visitas a las cuevas Salado III y Aguada de la Mula, ambas topografiadas hace muchos años por el GENEU – Grupo Espeleológico del Neuquén. En ambas, formadas en yesos de la Fm. Huitrín, también se corrigieron datos de georreferenciación y pudo constatarse, en la primera de ellas, un notable descenso de las aguas de su pequeño lago interior. Salado III (casi 600 metros de desarrollo) es una cueva en yeso pero que contiene estalactitas, estalagmitas y columnas de color blanco puro, de calcita. Por su parte, Aguada de la Mula, aunque es de menores dimensiones (apenas unos 200 metros) no presenta espeleotemas pero sí pudo verse y fotografiarse fauna sumamente llamativa, lo que fue informado de inmediato a los biólogos de la FAdE.

Las dos cuevas constituyen probablemente un sistema, o sea un conjunto de cavidades interconectadas, en los que se requiere de exploraciones y estudios ambientales sistemáticos, especialmente en temas de hidrogeología kárstica.

El día domingo 23 llegaron a Las Lajas más ambientalistas de la capital neuquina, con lo que el grupo final quedó constituido con 13 exploradores. Se visitó la conocida Cueva del León, en la que pudo verse la existencia de derrumbes recientes en la zona interior marcada en el mapa.

Como ya se sabe, Cueva del León es la cavidad en yeso más importante y extensa del país, y la única en la que también se encontró, en 1991, fauna endémica. La única en el país, como Doña Otilia es la única cueva basáltica sudamericana con fauna troglobia.

El lunes fue nuevamente día de descanso, aunque a medias, ya que los directivos de la Federación se dedicaron a inspeccionar las instalaciones del congreso a realizarse en Semana Santa. Varios allegados a este grupo espeleológico local GECAF ofrecieron su cooperación.

El martes al mediodía ya los neuquinos habían partido a la capital de regreso a la capital, con la promesa de un reencuentro al día siguiente en la Universidad Nacional del Comahue, para un conversatorio previo al Congreso y para analizar detalles de un convenio tripartito que durante el mismo firmarán la UNCOMA, la FADE y la empresa cubana INVERSIONES GAMMA S.A., según reza la sexta circular que se difundió un par de días después desde Malargüe: https://issuu.com/fade3/docs/vi_con.a.e._sexta_circular.

Como allí puede apreciarse, el congreso de cuatro días se repartirá en tres días de exposiciones y uno de salida al campo. Las conferencias iniciales de cada jornada:

Ing. Leslie Molerio León – Inversiones GAMMA S.A. – Cuba. Vicepresidente de la Sociedad Espeleológica de Cuba. Hidrogeología kárstica. Evaluación, ingeniería y protección de cuevas turísticas

Dra. Marcela Peralta – Fundación Miguel Lillo (FML). Delegada de la FML ante el Servicio Nacional de Datos Biológicos – SNDB. Miembro Honorario de la Federación Argentina de Espeleología – FAdE. Tema: Biodiversidad y cavernas. Estado actual de los hallazgos bioespeleológicos en Argentina y su importancia en la Cuenca Neuquina.

– Prof. Carlos Benedetto – Presidente de la FAdE. Historia de la Espeleología Argentina y su largo camino hacia el medio académico.

En el conversatorio quedó en claro que la legislación ambiental en Neuquén está siendo mal aplicada, o ha sido mal reglamentada, o ambas cosas a la vez. El estado de abandono de cuevas como La Salamanca es sólo una pequeña prueba de ello, mientras hay una persistencia de las autoridades políticas de habilitar al turismo el Sistema Cavernario Cuchillo Cura, con el apoyo de pseudoespeleólogos de Buenos Aires, sin dar participación a los espeleólogos locales y en abierta violación a la ley provincial 2594 (Áreas Protegidas), a la ley nacional 25.675 y el artículo 41 de la Constitución Nacional. De todo esto se habló en el encuentro, del cual no participó, obviamente, ninguna autoridad política a pesar de haber sido reiteradamente invitadas.

Es obvio: funcionarios y legisladores están más preocupados por los negocios petroleros y desatienden las cuestiones ambientales… por ejemplo, en Neuquén hay 14 áreas protegidas y sólo 15 guardaparques, sin medios para hacer cumplir la ley. Todo un indicador.

La cuarentena entonces vino a interrumpir no sólo nuestras actividades, sino también el raid depredatorio de GEA y sus seguidores.

De nuestra parte se incluye, en las actividades, el estudio de acciones legales contra el gobierno neuquino, cuestión que quedó en manos de la delegación Neuquén de la FAdE, y algunos requerimientos de información a las autoridades nacionales (Inspección General de Justicia – Buenos Aires) sobre la vigencia jurídica de la UAE.

Todo eso está entre paréntesis, por culpa del COVID 19. Pero luego volveremos a poner fecha al congreso, aunque ya sabemos que 2020 no será un año propicio, y también a nuestras acciones para proteger las cuevas y sancionar a quienes quieren usarlas con fines comerciales.

En el entretanto, la Escuela Argentina de Espeleología está preparando la realización de un curso de Espeleología por teleconferencia, para todo el país, con fecha de terminación en el VI Congreso

En  2020, por primera vez, al momento de publicarse ésto (25 de mayo), no habíamos podido hacer nuestra asamblea anual. Por eso es que también el capítulo 29 será publicado “Cuando Pase el temblor” (título de un magistral escrito del ex vicepresidente Amado Boudou).

La historiografía clásica definió al Medioevo como “edad oscura”, aunque luego el medievalista francés Jacques Le Goff rebatió ese concepto señalando que en realidad la Edad Media había sido un largo período de incubación de la modernidad. Quizás la cuarentena mundial sea, más que oscuridad, también incubamiento de nuevos tiempos, también en la espeleología.

 

Carlos A. Benedetto – carlos.benedetto@malargueonline.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail