San Rafael, Mendoza miércoles 27 de mayo de 2020

El municipio entrega 900 viandas de comidas a familias necesitadas

Mediante el trabajo de empaquetamiento y distribución se ha logrado aumentar el número de raciones de alimento, que son distribuidas entre las familias más vulnerables de la ciudad.

Cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el Intendente de la Municipalidad de Malargüe empezó a gestionar raciones alimentarias debido a la situación económica que se avecinaba y la posibilidad de que muchas familias vulnerables no tendrían los medios para aportar alimentos sobre la mesa. Gracias a estas determinaciones se están entregando desde el municipio un total de 900 raciones diarias.

Tras esta visión futura de nuestro intendente Juan Ojeda, la cual no fue errada, hoy se entregan 500 viandas diarias -250 para el almuerzo y la otra mitad para la cena-. Además se suman las 400 raciones alimentarias que el Ejército distribuye en los barrios más carenciados. Todas estas familias han visto afectado sus ingresos debido a la Pandemia y por ello reciben este beneficio.

Este es un trabajo solidario mancomunado que tiene como objetivo cubrir el alimento diario, con las calorías necesarias, de niños y persona de la tercera edad. La distribución casa por casa es realizada por funcionarios del municipio, personal de Acción Social, Empleabilidad, Intendencia y voluntarios. Por ello es digno de destacar que, cada una de estas personas, realiza el servicio que le corresponde con recursos propios y de manera solidaria.ç

Jesica Laferte tiene a su cargo la ardua tarea del empaquetamiento y distribución , la que se realiza con dos grupos de trabajo de 10 personas cada uno pertenecientes al Área de Deportes del municipio. Estos equipos han recibido las capacitaciones necesarias para la manipulación de alimentos, como así también de protección y desinfección personal.

Este trabajo se realiza en el Polideportivo donde se han acondicionado las instalaciones para tal fin, contando con diferentes equipos de trabajo, que realizan las tareas de limpieza, desinfección y mantenimiento. Además se ha recibido la colaboración de diferentes áreas e instituciones para poder llevar adelante esta loable tarea.

Laferte informó que “se está realizando paulatinamente una evaluación para que realmente los casos que son atendidos sean realmente de riesgo, con lo que se han logrado detectar casos de abuso que no necesitaban realmente la ayuda”. Además indicó que mediante una articulación con instituciones civiles, ONG e iglesias del departamento, se están ocupando de incluir los casos que se consideran de riesgo dentro de sus comunidades.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail