San Rafael, Mendoza lunes 25 de mayo de 2020

El ajo como repelente de insectos

El principio activo de este cultivo es utilizado para ahuyentar plagas que suelen ser depredadoras de muchos cultivos. Recomendaciones de cómo utilizarlo.

Los daños que realizan los insectos en los cultivos son ocasionados sobre las hojas y los frutos, disminuyendo la capacidad fotosintética de la planta y la calidad de la cosecha.  Por esto: “El ajo puede ser un aliado para el productor familiar a la hora de ahuyentar plagas de forma natural”, afirma Francisco Pescio técnico del programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Socia de la Nación / INTA) del INTA AMBA.

Desde el INTA se propone la utilización del alcohol de ajo para ahuyentar insectos que ataquen los cultivos de la huerta. Su elaboración consiste en triturar una cabeza de ajo y mezclarla con un litro de alcohol, dejar descansar en heladera por una hora, agregar dos litros de agua, agitar y filtrar.

La aplicación se realiza con pulverizadora a razón de un litro de preparación cada cuatro litros de agua.  Este debe guardarse en heladera para evitar descomposición y la pérdida de propiedades insecticidas entre una pulverización y otra.

En esta línea, en la cartilla de divulgación El control de plagas en la huerta familiar (y el jardín) del programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA) se propone al ajo como infusión para repeler posibles plagas.

“El producto logrado se debe aplicar puro (sin diluir) sobre plantas y también sobre suelos. La época de aplicación es en primavera, tres veces con intervalos de tres días”, recomienda la cartilla y recuerda que esto inhibe la aparición de enfermedades causadas por hongos y es efectivo contra el ataque de pulgones y ácaros (arañuela roja).

Ahuyentarlos

La alicina, principio activo del ajo, también produce un accionar errático de los insectos ahuyentándolos del cultivo.

“Este tipo de repelente ecológicos y bio-degradables no son tóxicos para animales ni personas y no altera los cultivos de la huerta que tanto esfuerzo llevan para cosecharse”, destaca Pescio.

El ajo es también una planta muy valiosa para incluir en la huerta ya que su cultivo asociado con el resto de las hortalizas es “un potente repelente de insectos dañinos que además tiene propiedades antifúngicas, es decir que sirven para combatir a hongos en plantas”, detalla el técnico.

Para ver la cartilla ingrese en esta misma publicación a Contenidos Relacionados

Foto: Gentileza Pablo Oliveri – INTA – Prohuerta (MDSN/INTA)

Para más información:

EEA AMBA – Comunicación
eeaamba.comunica@inta.gob.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail