San Rafael, Mendoza martes 26 de mayo de 2020

Continúa el programa para reeducar a hombres que ejercen violencia de género

La Provincia y  la organización de la sociedad civil “Cable a Tierra” acordaron la continuidad del programa que busca propiciar cambios en las conductas de los hombres.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes y la organización Cable a Tierra renovaron convenio de trabajo para un abordaje integral a hombres que ejercen violencia de género.

El convenio tiene como marco la Ley Provincial 8932, que establece la creación de espacios de abordaje del agresor, y busca reeducar a los hombres para que abandonen estas conductas, lo que redundará en protección para las mujeres y sus hijos.

La organización de la sociedad civil Cable a Tierra ofrecerá un espacio de reflexión, trabajo grupal e individual para los varones que lo soliciten en la Dirección de Género y Diversidad. Para esto deberán comunicarse al 4582197 o a través del correo abordajealvaron@gmail.com

“La tarea es reeducar a los hombres con una perspectiva de género, lo que les permitirá reflexionar sobre las pautas culturales que sostienen la violencia hacia la mujer. Así, lograrán identificar las distintas formas en las que ejercen violencia, modificar y eliminar actitudes, y creencias irracionales que la justifican”, sostuvo Silvina Anfuso, directora de Género y Diversidad.

Con este tratamiento, además, se busca eliminar patrones de conducta agresivos o violentos. Para esto, los hombres deberán asumir su responsabilidad, desarrollar empatía e internalizar conductas alternativas al empleo de la violencia. También se persigue que aprendan a convivir de manera equitativa con sus familias, lo que implica que  identifiquen la tensión y fricción que surgen de situaciones cotidianas que pueden llevar a responder con violencia. Además, la idea es que identifiquen de qué manera impacta la violencia en las mujeres, en niñas y niños, en la comunidad y en ellos mismos.

Al respecto, Diana Calderón, presidenta de Cable a Tierra, manifestó que la violencia hacia las mujeres es un problema de salud pública y derechos humanos. “Si bien el programa está enfocado a trabajar con el varón que ejerce violencia, el objetivo final siempre es la protección de la mujer y de los niños”.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail