San Rafael, Mendoza lunes 25 de mayo de 2020

Funcionan a pleno los protocolos de seguridad en la obra pública de la provincia

Desde antes de iniciar el aislamiento social y preventivo decretado por el Gobierno nacional, que excluye los trabajos de obra pública, los efectores de la provincia aplican los protocolos de seguridad personal y limpieza de los bienes de uso.

Así lo manifestaron desde el Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública luego de inspeccionar las tareas que desarrollan en distintas obras de la provincia y de Vialidad Provincial e Hidráulica, que realizan trabajos de mantenimiento, además de otras vinculadas a pedidos excepcionales que realiza el Gobierno provincial.

“Nos sentimos seguros porque estamos implementando todas las técnicas que nos ha brindado la empresa. Tenemos todos los elementos de protección necesaria, la forma de trabajo también es la adecuada para poder presentarnos tranquilos”, señaló Andrés Alfaro, operario en la obra de Panamericana.

Alfaro destacó además que sus compañeros “se han dado cuenta de que hay que cuidarse y que es por el bien de la familia. Llevan todas las técnicas aprendidas a sus casas, desde usar el tapaboca a cómo limpiarse las manos y los cuidados que hay que tener”.

Por su parte, Diego Gil, capataz de tareas en la obra del Túnel 1 de Cacheuta, comentó que, si bien “no es nada sencillo trabajar bajo un protocolo muy estricto, lo hemos estado llevando bastante bien, con tranquilidad”. En el caso de esta obra, además de los protocolos instruidos, en el lugar funciona una enfermería donde se les toma la temperatura en la mañana, al mediodía y en la tarde antes de terminar el horario de trabajo.

En todos los casos, los trabajadores manifestaron tranquilidad, ya que tienen a disposición los elementos de higiene como alcohol en gel, líquido, lavandina o cloro, guantes, barbijos y máscaras faciales.

Roxana Glerean, encargada de Higiene, Seguridad y Medioambiente de la Dirección Provincial de Vialidad, contó que desde el organismo se comenzó a trabajar en este sentido previo al ingreso a la cuarentena, con capacitaciones a los operarios.

“Se les enseñó a respetar la distancia sanitaria de los dos metros, el lavado de manos, principalmente; también se les enseñó qué elementos de seguridad y bioseguridad debían tener y qué precauciones debían tomar al ingresar a la obra, al retirarse, al manejarse en transporte público y al llegar a sus hogares”, expresó Glerean.

La respuesta de los trabajadores ha sido óptima: “Se interesaron e inmediatamente se pusieron a trabajar con nosotros en su seguridad y en la de los demás. Trabajaron muy bien con nosotros y hasta el día de hoy respetan las normativas”.

Según manifestó Glerean, en ningún momento faltaron insumos para higiene personal y limpieza de herramientas.

“Una de las cosas que hicimos fue trabajar con tres recipientes: uno de agua con lavandina para que puedan desinfectar las herramientas que tocan; el otro tiene alcohol al 70%, que lo usan para las manos; y el tercero tiene alcohol en gel por si no tienen agua cerca y necesitan desinfectarse las manos. Esto sumado a los barbijos y guantes”.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail