San Rafael, Mendoza viernes 23 de octubre de 2020

En el 60% de los hogares bajaron los ingresos y en el 30% ya no se pueden comprar algunos alimentos

UNICEF hizo una encuesta sobre cómo se vive la cuarentena en Argentina

Surge de la encuesta que hizo UNICEF entre el 8 y el 15 de abril. La baja de ingresos afecta a 15 millones de personas.

El 96,2% de la población argentina aprueba el aislamiento como medida para evitar el contagio de coronavirus, y eso que en seis de cada diez hogares bajaron los ingresos y en tres de cada diez se dejaron de comprar cierto tipo de alimentos por no tener dinero. Esta situación es peor en villas y asentamientos, donde las privaciones nutricionales afectan a la mitad de los hogares. Son algunas de las conclusiones de UNICEF, que le presentó este miércoles el informe al presidente Alberto Fernández.

La “Encuesta de Percepción y Actitudes de la Población. Impacto de la pandemia y las medidas adoptadas por el gobierno sobre la vida cotidiana de niñas, niños y adolescentes”, se hizo en la semana 8 al 15 de abril. El equipo de UNICEF Argentina, encabezado por la Representante Luisa Brumana y acompañado por el Representante de Naciones Unidas Roberto Valent, compartió los primeros resultados con el presidente, que estaba acompañado por su pareja, Fabiola Yañez, y parte de su equipo de gobierno. La reunión duró una hora y media.

 El relevamiento tiene representación a nivel nacional y regional de todos los hogares con niños, niñas y adolescentes de Argentina. Indaga sobre las percepciones que tiene la población sobre la cuarentena, las medidas de prevención, síntomas, ingresos del hogar, acceso a transferencias sociales, alimentación, situación de las mujeres, educación, fuentes de información y percepciones de adolescentes.

«Es una encuesta muy robusta y representativa a nivel nacional -explica a Clarín Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social y Monitoreo de UNICEF-. Nos sorprendió el alto nivel positivo y la buena valoración de la cuarentena. Nos preocupa mucho la pérdida de ingresos, que llega al 60% pero en algunos sectores es mayor. Y nos tranquiliza que el sistema social está funcionando, está llegando».

«Otros datos que se destacan es la sobrecarga que están teniendo las mujeres en todas las tareas, más de la mitad dijo estar sobrepasada entre las tareas domésticas, las de los hijos y el trabajo propio», agrega Waisgrais.

Representantes de UNICEF Argentina con el presidente Alberto Fernández y Fabiola este miércoles en Olivos.

Representantes de UNICEF Argentina con el presidente Alberto Fernández y Fabiola este miércoles en Olivos.

«El presidente no se sorprendió con los datos. Sabe que el debate entre cuarentena y economía es falso. Sabe que debe seguir con la cuarentena y con los apoyos económicos -cuenta el representante de UNICEF a Clarín– Nos hizo muchas preguntas y aconsejamos seguir reforzando la asistencia social, que se ponga atención a la salud mental de la población. Nos preocupa que hay jóvenes y adolescentes que ya hablan de angustia y depresión. El presidente prometió pasar los distintos temas a los distintos ministerios».

“Los hogares más pobres son los que más sufren el impacto socio económico de la pandemia, en múltiples dimensiones”, dice Luisa Brumana, Representante de UNICEF Argentina, y alertó que los efectos secundarios del coronavirus, como la pérdida de ingresos, la inseguridad alimentaria, la falta de acceso a internet y computadoras para continuar con la educación a distancia, afectan a los chicos y las chicas más vulnerables, que son las “víctimas ocultas del coronavirus”.

Desde que empezó el aislamiento, en el 59% de los hogares se afirmó que los ingresos laborales se han visto reducidos: son 3,6 millones de viviendas relevadas en las que habitan 15 millones de personas. Este porcentaje aumenta al 62% en la Provincia de Buenos Aires, al 70% entre los perceptores de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y al 75% cuando son familias numerosas. La pérdida de empleos promedio en el país es del 7% y llega al 10% en provincias del Noroeste Argentino (NEA).

“En este contexto, los programas de transferencia directa son fundamentales y si bien no alcanzan a cubrir todas las necesidades, alivianan la situación de muchas familias”, continuó Brumana. El 21,8% de las personas adultas encuestadas recibió el “ingreso de emergencia”, el 27,8% el bono para la AUH y el 19% la Tarjeta Alimentar y otros apoyos alimentarios.

La encuesta muestra que los niveles de aprobación del aislamiento social que implementa el Gobierno Nacional son unánimes. Brumana es médica epidemióloga y destacó que más del 90% de la población afirmó tomar las medidas preventivas correctas como el lavado frecuente de manos y la desinfección de superficies. No obstante, un 11% de las familias que viven en villas o asentamientos no cuentan con insumos de protección, limpieza y desinfección suficientes, principalmente lavandina, alcohol en gel o común, barbijos y jabón.

En el 81,2% de los hogares las chicas y los chicos tienen actividades o tareas escolares, que en un 68% realizan junto a sus madres. Si bien buena parte de la oferta educativa circula en plataformas multimediales, un 18% de las y los adolescentes declararon no tener acceso a internet y el 37% no cuenta con Tablet, notebook o PC. Entre los que sí tienen conexión, el 76% considera que está más tiempo frente a las pantallas respecto al periodo previo de aislamiento.

El 81% de los jóvenes mantiene contacto con compañeros y amigos y dedican el tiempo en casa principalmente a las tareas escolares (87%), ayudar con las tareas domésticas (49%) y jugar en dispositivos electrónicos como la play o el celular (48%).

Entre los 13 y los 17 años, hay temor a enfermarse: el 44% piensa que ellos o sus familias se van a contagiar el COVID-19 y un 48% afirmó estar deprimido, angustiado o asustado por la pandemia.

El 2,4% de las mujeres declaró sentirse agredida o maltratada verbalmente, lo que representa a 142 mil hogares. Además, en aproximadamente 7800 hogares se relevaron mujeres que contestaron haber sufrido violencia física. En el 72% de los casos fue por parte de las parejas y en el 28% restante por parte de hijos. En el 86% de los casos no se tomaron acciones: un 14% hizo la denuncia policial, al centro de atención o a un familiar directo. La violencia contra cualquier persona en un hogar donde viven niños y niñas los afecta y además es un indicador que aproxima la situación que ellos mismos pueden estar viviendo.

Fuente:https://www.clarin.com/sociedad/coronavirus-argentina-60-hogares-bajaron-ingresos-30-pueden-comprar-alimentos_0_-qRykG4sd.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail