San Rafael, Mendoza martes 20 de octubre de 2020

Cannabis protector de patrimonio??? – Por:.Beatriz Genchi

Los monasterios y templos en las cuevas de Ellora, son algunas de las ruinas más impresionantes del mundo y, por supuesto, un sitio catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 Sorpresivamente, el hecho de que estas construcciones se hayan podido preservar con sus increíbles relieves y detalles por cerca de 1500 años, se debe en parte al uso de cannabis, aunque no de la forma que muchos de nosotros podríamos creer.

Nos situamos en la India, concretamente en el Estado de Maharashtra. Ellora es un conjunto de cuevas que acogen monasterios y templos de diferentes religiones. Las más antiguas (12) son budistas, de finales del siglo IV a principios de VII, pero también hay 17 hinduistas (siglos VII al VIII) y 5 jaínistas, construidas entre los siglos VIII al XIII. Este enclave de arquitectura rupestre se encuentra a 300 Km. al noroeste de Bombay.

Según los arqueólogos indios, los monjes budistas que en algún momento habitaron estos templos usaron una mezcla de cannabis con arcilla y lima para preservar las estructuras. Los investigadores creen que el cannabis presente en la mezcla fue clave para que el sitio pudiera soportar el paso del tiempo.

La explicación de este curioso efecto es que la fibra de cáñamo tiene una mayor calidad que la que se usó en la época en la construcción de otros templos similares, además de que sirvió para evitar el deterioro asociado con la presencia de ciertos insectos. En las cuevas de Ajanta (otro complejo de templos construido en cuevas, igualmente impresionante), por ejemplo, no se utilizaron estas técnicas y el 25% de las pinturas se encuentran actualmente dañadas por los insectos.

Por si esto fuera poco, el cáñamo tiene la propiedad de aislar a los monjes que practicaban meditación, ya que absorbe buena parte del sonido y permite almacenar calor. En nuestra época, el cannabis ha resurgido como una planta multiusos, después de décadas de tabú.

Evidentemente, para los monjes budistas o los habitantes hindúes y jainas que también vivieron y construyeron los templos en diferentes periodos, este tabú no estaba presente.

A los múltiples usos del cáñamo y del cannabis quizá deberíamos ir agregando el material de construcción, que en inglés tiene el nombre de hempcrete. Que está siendo utilizado actualmente haciendo una mezcla de cáñamo, cal ,arena como material para la eco-construccion. Según expertos carece de la fragilidad del hormigón. El cáñamo es un material ya utilizado en Francia desde principios de la década de 1990 para construir muros de relleno aislantes que no soporten peso. Es de baja densidad y resistente al agrietamiento bajo movimiento, lo que lo hace adecuado para su uso en áreas propensas a terremotos.

Gracias a esta nueva (para el mundo occidental) aplicación del cannabis, aun podemos apreciar, treinta y cuatro monumentos excavados en la roca. Trabajo inimaginable de miles de personas, de miles de jornadas de sol a sol. Años, décadas, siglos de trabajo incansable, construyendo esta filigrana rupestre.

Gentileza: Beatriz Genchi – beagenchi@hotmail.com
Museóloga – Gestora Cultural – Artista Plástica.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail