San Rafael, Mendoza viernes 30 de octubre de 2020

Bajo una planificación previa, el municipio de Malargüe se enfrenta al COVID-19

El Intendente malargüino estableció ciertas medidas para que el personal municipal realice algunas funciones, respetando los controles de Higiene y Seguridad.

Por decreto municipal Nº 557/2020 el Lic. Juan Manuel Ojeda, en su carácter de máxima autoridad de Malargüe, estableció que hasta las 24hs del 10 de mayo del 2020 el personal administrativo no debe concurrir a su lugar de trabajo y, si se le es requerido por su superior a cargo, tendrá que realizar su deber de labor en el hogar. Asimismo afirmó que la capacidad ejecutora para las áreas operativas de la Municipalidad será de un 50% y con previo requerimiento del Jefe de Área. Además instauró que de 9:00 a 18:00 regirá el horario de atención al público en la comuna.

Estas medidas fueron tomadas en base a los decretos de necesidad y urgencia dictaminados por el Presidente Alberto Fernández –Decreto Nacional Nº 408/2020– y por el Gobernador Rodolfo Suárez –Decreto Provincial Nº 563/20-, a los cuales el intendente Ojeda se adhirió en todas sus formas.

“Asumo que es una opción peligrosa, que fue sugerida –en muchos casos- por los mismos empleados y eso me enorgullece. Vamos a intentar retomar las actividades en algunos sectores municipales y evaluaremos el proceder de las mismas. Si tenemos que retroceder lo haremos sin problema alguno pero necesitamos avanzar”, sostuvo el Jefe Comunal.

Sabiendo que hay dependencias de la Municipalidad de Malargüe que no reabrirán sus puertas -con suerte- hasta octubre del 2020 porque hay un decreto nacional que las prohíbe, el Intendente Ojeda manifestó que están reorganizando el personal de áreas como Cultura, Camping Municipal, Turismo, Centro de Convenciones, entre otros; para que realicen funciones temporales en otros sectores de la comuna que sí están llevando adelante sus labores.

Ejemplificando algunos lugares en los que se requiere refuerzos de los empleados municipales detalló primeramente los puestos de control, repartición de bolsones de mercadería, entrega de viandas a los domicilios y otras más que requieren de relevos. En este contexto el funcionario también agradeció a todo el personal que se encuentra trabajando en servicios de limpieza, levantamiento de escombros, mantenimiento de espacios verdes de la ciudad y a quienes -de una u otra manera- continúan realizando sus labores.

“Queremos que el empleado municipal cumpla un objetivo y regrese a su casa, no nos sirve que cumpla un horario fijo. Nuestra intensión es rotar al personal para evitar el aglomeramiento de personas”, cerró Juan Ojeda.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail