San Rafael, Mendoza jueves 03 de diciembre de 2020

Relanzan el Procrear. Todas las claves del renovado plan anunciado por el Gobierno

El Gobierno anunció que otorgará 300.000 créditos
El Gobierno anunció que otorgará 300.000 créditos Crédito: Ministerio del Interior 

Después de que se especulara durante meses sobre un potencial relanzamiento del Plan Procrear , el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció ayer que habrá un nuevo llamado entre las 17 medidas económicas que comunicó junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En total se otorgarán 300.000 créditos: 100.000 para construcción y refacción y 200.000 para pequeñas refacciones y mantenimiento de hogares . De todas formas, aún restan detalles por ajustar.

En cuanto a la construcción y refacción aún no se informó por qué monto serán los 100.000 préstamos. De todas formas, en el Gobierno plantean que el objetivo sería construir viviendas de alrededor de 60 metros cuadrados .

Para el caso de pequeñas refacciones y mantenimiento de hogares, habrá 200.000 créditos. Serán préstamos chicos, de $30.000, que buscan generar reactivación en el sector de la construcción. Se podrán tomar para pintar casas, revocar paredes, arreglar baños e impermeabilizar techos, entre otras posibilidades.

En lo que refiere a la modalidad de otorgamiento, esta etapa del plan procrear mantendrá el esquema de su versión original. La asignación será por sorteo . Quienes quieran obtener un préstamo deberán inscribirse cuando lo anuncie el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat y seguir los pasos hasta que el azar determine quienes resultaron beneficiados.

Procrear: un nuevo escenario por el coronavirus

Un mes atrás, fuentes allegadas al Ministerio desmentían un eventual relanzamiento del programa por la situación macroeconómica además de que no tenían presupuesto porque no se había votado. En sus simulaciones del escenario más optimista, la inflación para el año se ubicaba en un 32%. En ese contexto, si conseguían que los bancos dieran préstamos a una tasa fija del 32% y ellos ponían un subsidio del 10%, para acceder a un crédito por $2,4 millones (aproximadamente US$30.000) a tasa fija del 22% las familias debían tener un ingreso de al menos $140.000 mensuales y pagar una cuota mensual de $48.000. Es decir, que las cuentas no cerraban para que quedaran comprendidos los sectores populares, destinatarios del programa.

Si, en cambio, el préstamo era con UVA más un 4% para el mismo crédito se podía acceder con ingresos por $50.000 y una cuota de $13.000, pero estaban descartando esta opción por la mala prensa que tiene la UVA además de que se la asocia con el macrismo.

Consultados por LA NACION , en el Gobierno dijeron que aún no está definida cuál será la tasa de los nuevos créditos, y aclararon que la idea es volver a las bases originales del programa. Eso significa plantear las líneas históricas de construcción, ampliación y refacción de viviendas y desarrollos urbanísticos y no ofrecer préstamos para adquisición de vivienda construida.

Federico González Rouco, ex asesor de jefatura de Gabinete de la Nación en temas de vivienda durante la gestión de Cambiemos, hizo su propia simulación de tasa. De acuerdo con él, con una tasa fija del 25%, para acceder a un crédito hipotecario de US$20.000 -escenario muy de mínima para el nuevo lanzamiento del Procrear- harían falta ingresos por $110.000 y pagar una cuota mensual de $27.000.
Para empezar a pensar, harían falta 110.000 con cuota fija, tas anual del 25% y un subsidio a tasa del Estado.

«La tasa podría ser menor, pero esto requeriría un subsidio mucho mayor del Estado. Los subsidios a tasa no suelen ser buenas políticas, distorsionan el mercado y dejan afuera al resto. Nadie tiene incentivos a competir. Mejor bonificar parte del capital. Si los créditos fueran en UVA, el aporte del Estado sería mucho menos y las cuotas iniciales e ingresos requeridos caerían a cerca de la mitad. Alrededor de $40.000 de ingresos y $10.000 de cuota para un crédito a 20 años con cuota de 6% o 7% anual, pero variable», explicó desde su cuenta de Twitter.

La opinión de los referentes del sector

Consultados por el impacto que podrían tener las medidas, distintos referentes de la actividad inmobiliaria y la construcción tuvieron distintas opiniones. Por caso, el fundador de Reporte Inmobiliario, José Rozados, dijo que no se trata de una verdadera política de vivienda sino de una medida anticíclica en materia económica que busca reactivar la actividad de la construcción.

«En el contexto es una de las medidas más directas y efectivas que podrían tomarse. Tiene un efecto importante en la ocupación de mano de obra, aunque más en aquella cuentapropista y por supuesto en la venta de materiales de corralones. La actividad de la construcción tiene un efecto multiplicador en otras industrias y sectores que ya está demostrado. Alentar la actividad de la construcción es una buena herramienta reactivadora de la economía y que distribuye además muy bien a nivel territorial sus beneficios», afirmó, aunque dijo que restan dos incógnitas: quiénes estarán en condiciones de asumir o tomar estos créditos y qué impacto tendrá la pandemia en la forma en la que se desarrollan habitualmente las obras.

En este sentido, desde la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) sacaron una declaración en la que dicen que apoyan las medidas anunciadas por el Gobierno nacional y acompañarán los esfuerzos para contener la propagación del coronavirus, especialmente en las obras de construcción que se encuentran en curso.

«Entre las medidas que impactan positivamente en el sector, se destacan el relanzamiento del Plan Procrear, además del aumento de partidas presupuestarias para gastos de capital. Es sumamente relevante también el resto de las medidas que contribuyen con una mejora de la productividad de la economía y el sostenimiento del empleo como la eximición de constribuciones patronales para sectores en crisis, entre otras», señalaron.

Sin embargo, Damián Tabakman, presidente de la Cámara de Desarrolladores (CEDU), dijo que lo que se comunicó no alcanza para revertir la situación de parate en que se encuentran, aunque tampoco ve oportuno pedir beneficios fiscales para incentivar la actividad porque las arcas públicas deben estar orientadas al coronavirus. En este sentido, dijo que la semana que viene tenían la primera reunión con la ministra María Eugenia Bielsa, pero se canceló por prevención para no propagar el virus.

En tanto, el presidente de la Asociación Empresaria de la Vivienda (AEV), Miguel Camps, dijo que el impacto de los planes parece bajo y que, si la economía se paraliza, pueden empezar a surgir conflictos sociales.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail