San Rafael, Mendoza sábado 05 de diciembre de 2020

Historia de la Espeleología Argentina – Cap. 18 Luego de la crisis… Por:.Carlos A. Benedetto

Como ya dijimos, el año 2009 fue el despegue, pero también comenzaron los ataques salvajes contra la F.A.d.E., comenzando por la expulsión ilegítima de la F.E.A.L.C., que el nuevo presidente Luis Carabelli intentó disfrazar (de buena fe, obvio) como renuncia. Nuestra convocatoria y nuestra escueta Memoria 2009 dice:

“Cumpliendo con exigencias legales, el próximo 14 de noviembre de 2010 la Federación Argentina de Espeleología llevará a cabo en su sede social su Asamblea Anual Ordinaria, que debió haber sido celebrada antes del 30 de abril y no fue posible por distintos problemas. 

En esa Asamblea se debatirá Memoria y Balance al 31.12.2009, como asimismo se discutirán otros temas, como designación de miembros honorarios, resolución de conflictos pendientes, problemas disciplinarios. Como viene siéndolo desde 2008, la Asamblea es abierta, por lo que podrán participar espeleólogos no federados. Reproducimos aquí resumen de la Memoria a ser discutida y aprobada, recordando que en la misma no se incluyen las actividades 2010. La convocatoria completa fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Mendoza

Luego, la Memoria es “escueta” porque su redacción está teñida de esa mezcla de bronca y dolor que produce ser víctima de tantas y tan sostenidas traiciones. No había muchas ganas de escribir…. Los espeleotruchos argentinos, la FEALC y un sector dominante de la UIS necesitaban un escarmiento, y había sido elegido como chivo expiatorio:

Memoria Anual 2009 . Introducción

El 2009 fue, luego de un tormentoso año 2008, el de la rehabilitación de la Federación como única expresión federal de la Espeleología Argentina, por otra parte reconocida por los organismos espeleológicos internacionales, ello a pesar de habernos retirado de la FEALC (Federación Espeleológica de América Latina y del Caribe) por disidencias severas con el creciente autoritarismo de su directiva.

No fue posible asistir a la Asamblea General de la UIS en Kerrville – Texas (mes de julio-agosto) para que el secretario de la FAdE accediera a un segundo mandato como secretario adjunto de ese organismo, pero la FAdE se consolidó como representante argentina, en tanto no había en ese congreso-asamblea otros aspirantes que rivalizaran con esa condición.

Es de destacar que en dicho congreso fuimos representados por el Socio Honorario Juan Carlos López Casas, de nacionalidad española.

La superación de la crisis institucional del 2008

La incorporación del CERMA (Cuerpo de Espeleología, Rescate y Montañismo de la Argentina) y de la Escuela Técnica Vertical en el mes de enero vino a cubrir el vacío dejado por la baja de otras dos asociaciones, que habían dejado a la Asociación INAE en soledad junto a unos pocos asociados individuales. Eso alentó la incorporación de nuevos espeleólogos y desde entonces la Federación ha crecido no sólo numéricamente, sino también en cuanto a representatividad federal.

En la Asamblea Anual Ordinaria de 2009 se eligió un nuevo Consejo Directivo con el aporte de estos miembros nuevos, y la primera decisión fue retirarnos de la FEALC y dar apoyo público al PROGRAMA PROVINCIAL DE ESPELEOLOGIA – PPE lanzado por la Secretaría de Medio Ambiente de Mendoza. También avanzamos en contactos hacia la formación de la futura “Unión Latinoamericana de Espeleología”.

De inmediato, en el mes de mayo, los equipos de la Federación elaboraron el proyecto del PPE y lo presentaron a las autoridades políticas de la provincia, al tiempo que se ponía a disposición de las mismas nuestra biblioteca, con el pedido de que la misma fuera bautizada con el nombre del creador de la Espeleología Científica, el francés Eduardo Martel.

Plan estratégico

Consideramos al año 2009 como el más importante en la historia de la FAdE, en tanto en este período se consolidó nuestro reconocimiento oficial en la provincia donde tenemos nuestra sede social y nuestra sede legal, al ponernos a trabajar en el Programa Provincial de Espeleología.

Pero además, en el mes de noviembre, la FAdE consiguió autorización para que dos investigadores (Lic. Marcela Peralta – Fundación Miguel Lillo y el Dr. George Brook – Universidad de Georgia, EEUU) obtuvieran autorización para realizar sus trabajos en el Sistema Cavernario Cuchillo Cura, Neuquén. En el caso del Dr. Brook, los mismos no pudieron llevarse a cabo por imperio de circunstancias de su vida personal, pero en el caso de la Lic. Peralta, los mismos se llevaron a cabo sin inconvenientes junto a dos biólogas del Programa de Conservación de los Murciélagos de la Argentina – PCMA.

Capítulo especial merece lo relacionado con la Escuela de Espeleología

En el mes de octubre se llevó a cabo, a pedido del Ministerio de Turismo de la Provincia de Salta, un curso básico de espeleología en esa provincia, con trabajos de campo en la Cueva del Diablo (La Poma), que originó un informe técnico que las autoridades tendrán en cuenta para un futuro plan de manejo turístico. La experiencia asimismo permitió la incorporación de miembros nuevos, tanto de esa provincia como de Buenos Aires. De esta manera, se constituyó una delegación en el NOA, anticipando las que se estaban conformando en el extremo sur del país.

En diciembre fue posible llevar a cabo el segundo curso de capacitación de espeleorrescatistas en Malargüe, con el aporte de la Escuela Española de Espeleología, merced al convenio firmado entre ambas federaciones nacionales a fines de 2005, dando así continuidad al proyecto de capacitación en técnicas de socorro en cavidades naturales.

A lo largo del año asimismo se reformuló el Proyecto Educativo Institucional – PEI de la Escuela, a los efectos de poder incluirlo como parte del Programa PPE en Mendoza.

Merced al curso dictado en Salta, se constituyó informalmente una Red Nacional de Áreas Naturales Protegidas, con técnicos que trabajan en relación con las ANP Cuchillo Curá, Las Brujas y La Poma.

Difusión

A mediados de año fue posible rehabilitar la web oficial www.fade.org.ar, la que al día de la fecha se mantiene actualizada.

Asimismo, pudimos editar con regularidad la revista digital cuatrimestral ARGENTINA SUBTERRANEA en sus números 21, 22 y 23, a las cuales nos remitimos como parte constitutiva de la presente Memoria”

Cuando se discutió esta Memoria, Luis Carabelli estaba yéndose abruptamente de la FAdE, por problemas personales con Pablo Grosso Andersen, que había llegado con él y estaba empezando a colaborar con el Programa A.S.E.S. – Asistencia Sanitaria en Espeleología, de la Dra. Ivanna Bustos (que también se quedó en la F.A.d.E.).

Esa memoria eran las palabras mínimas pero suficientes para expresar lo que habíamos anunciado en nuestro capítulo anterior (https://piramideinformativa.com/2020/03/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-17-el-despegue-y-las-reacciones-por-carlos-a-benedetto/).

La única información espeleológica importante en el país siguió siendo a través de la revista Argentina Subterránea, en la web propia de la Federación que también administraba Pablo Grosso: http://www.fade.org.ar/Secciones/ArgentinaSub/ARGENTINA_SUBTERRANEA_24.pdf,

http://www.fade.org.ar/Secciones/ArgentinaSub/ARGENTINA_SUBTERRANEA_25.pdf  y

http://www.fade.org.ar/Secciones/ArgentinaSub/ARGENTINA_SUBTERRANEA_26.pdf.

En el editorial del Nro. 24 decimos: “Como puede apreciarse en nuestra carátula, hemos cambiado el Nro. de ISSN a partir de la rehabilitación de la web de la FAdE. Los primeros números estaban alojados transitoriamente en la web del IN.A.E., pero ya hemos “vuelto a la normalidad”. También nos adelantamos ya que, en el cronograma que mantenemos desde que ARGENTINA SUBTERRANEA apareció hace poco menos de 10 años, nuestra regularidad fue siempre cuatrimestral (salvo en la transición 2007-2008 por imperio de una crisis interna), y las salidas de cada número se producían a fin de mes. Correspondía, por tanto, que saliéramos a fines de febrero con este Nro. 24; pero lo adelantamos, para que coincidiera con el día 4, en que recordamos el décimo aniversario de la fundación de nuestra Federación, el mismo día en que se descubría, en Poti Malal, la cueva a la que llamaríamos, justamente, “Federación”. La “primera fundación” tuvo lugar durante el I Congreso Argentino de Espeleología, realizado en Malargüe en febrero de 2000 y que recogía las experiencias de cinco “encuentros” anteriores. Sin embargo, y a pesar de haber estado durante años reclamando que se formara una “unión de espeleólogos”, la mayoría de los espeleólogos argentinos no quisieron formar parte de ella. Fue así que el primer año de vida estuvo caracterizado por más indecisiones que decisiones: trabajamos sobre la base de que constituiríamos sede legal en Neuquén, pero fueron los propios colegas de esa provincia los que finalmente sabotearían esa posibilidad.  Finalmente se efectivizó la firma formal del acta de fundación en la Semana Santa de 2001, en la sede de GEA – Grupo Espeleológico Argentino, se aprobaron los estatutos y se estableció que Malargüe sería la sede definitiva. Y así fue. En pocos meses teníamos ya la personería jurídica y autoridades. El peso del trabajo administrativo de mantener la personería jurídica recayó en el INAE – Instituto Argentino de Investigaciones Espeleológicas, en Malargüe. En ese tiempo llevamos a cabo nuestro segundo congreso en Tandil (2004), pero con pocos avances en la espeleología concreta, la espeleología de campo, salvo en la provincia de Mendoza. En el 2005 consolidamos nuestra inserción en la UIS – Unión Internacional de Espeleología incorporando por primera vez un argentino en su Bureau Ejecutivo, al tiempo que creábamos la Escuela Argentina de Espeleología y firmábamos convenio para su sustentación con la Federación Española de Espeleología. Pero en 2006 comenzaron también a sufrirse disputas internas, que durarían hasta fines de 2008. En ese contexto, en febrero de 2008, llevamos a cabo nuestro tercer congreso, nuevamente en Malargüe, mientras que paralelamente se daba una accidentada discusión interna sobre la necesidad de un Plan Estratégico de desarrollo de la espeleología nacional, que incluyeron propuestas de dar a la FAdE un perfil más claramente técnico, científico y ambientalista. Lejos de apaciguar los ánimos, esa discusión precipitó la crisis, que se resolvió en octubre de 2008, según relatamos en editoriales anteriores de este mismo boletín. A posteriori se produjo la incorporación a la FAdE del CERMA – Cuerpo de Espeleología, Rescate y Montañismo de Argentina, como asimismo de la Escuela Técnica Vertical, más asociados nuevos de distintas provincias, en los cuales ya habíamos pensado desde la propuesta de Plan Estratégico. Con ellos sumaríamos el proyecto de desarrollo de las técnicas de rescate, otra asignatura pendiente en la espeleo nacional. En 2009 FAdE decidió retirarse de la FEALC luego de 20 años de trabajo, por razones que también fueron expuestas en un boletín anterior, al tiempo que se consolidaba internamente con la presidencia de Luis Carabelli, quien en pocos meses consiguió, con una gestión mesurada y nada rimbombante, que se alcanzaran objetivos que por décadas parecían inalcanzables… por ejemplo el inicio de la espeleología en el NOA. En ese mismo año se reiniciaban los trabajos bioespeleológicos en Neuquén, ello gracias a las gestiones de Marcela Peralta (Tucumán), otra meta que parecía imposible.  En Mendoza comenzamos a dar curso al Programa Provincial de Espeleología, y se daba continuidad a la Escuela de Espeleología y al convenio firmado con la Federación Española.2009 fue el mejor año de la FAdE en toda su historia, sin los conflictos internos que debimos sufrir desde principios de 2006 hasta fines de 2008, corroborando que “sólo en paz se puede crecer”. Nos espera ahora un año (y una década) con muchos desafíos. Pero con la esperanza de que la sangre nueva que entró a la FAdE entienda que estamos trabajando para construir un edificio destinado a durar para siempre”.

Neuquén: otra pesadilla

Apenas terminada la campaña a Cuchillo Curá con Marcela Peralta, Daniela Rodríguez y Verónica Chillo (apenas dos semanas después del curso en Salta), se producía la renuncia de Sebastián Di Martino al cargo de titular de la Dirección Provincial de Áreas Protegidas de Neuquén. Sus palabras de entonces tienen plena vigencia hoy, no sólo en Neuquén, sino también en Mendoza: “Este mensaje es para comunicarles que he presentado mi renuncia al cargo de Director General de Áreas Naturales Protegidas. De todas formas, y como desde hace 12 años, seguiré trabajando como técnico en esta repartición. Mi renuncia se debe a que desde que la Dirección de Áreas Naturales Protegidas pasó a depender de la Subsecretaría de Turismo ha sido imposible desarrollar una agenda para las áreas protegidas de Neuquén. No se formulan políticas ni se elaboran planificaciones, pero tampoco se apoya a las emanadas desde el sector técnico. Esto, acompañado por una casi nula gestión en actividades que involucran o no la disposición de fondos. Como consecuencia de esto, la Dirección de Áreas Protegidas se ha convertido en un compartimento estatal prácticamente estanco y sin rumbo. Continuar ejerciendo un cargo en estas condiciones significa denigrar a la función pública. Para colmo de males, la única señal de rumbo que ha emanado desde la Subsecretaría y la Dirección Provincial fue la aprobación de un organigrama durante el mes de octubre que no responde a ninguna planificación presentada ni a las obligaciones emanadas de la ley de áreas protegidas (por ejemplo terminar de formular los planes de manejo faltantes antes de fines del 2010, algo ya imposible de cumplir). Este organigrama evidentemente intenta transformar a la Dirección de Áreas Protegidas en una especie de repartición cuyo objetivo casi excluyente es el desarrollo turístico, que si bien es importante y deseable, no es el más importante ni el único. De esta forma, se desconoce la importancia de los distintos objetivos que se plantean para estas unidades de conservación (objetivos que están contenidos no solo en numerosos documentos técnicos sino en la misma ley provincial de áreas naturales protegidas). Mediante la aprobación de este organigrama, se creó una Dirección General de Uso Público, del mismo rango que la misma Dirección General de Áreas Naturales Protegidas (y de mayor rango que cualquier otra actividad que pueda desarrollarse en las áreas, incluidas las de conservación de biodiversidad), sentando un precedente nefasto sobre la importancia que poseen las distintas actividades que pueden desarrollarse en las áreas protegidas y que creo no tiene antecedentes en ninguna repartición de este tipo. Entre otros, se vetó la incorporación de un profesional en educación ambiental (donde no existe ningún técnico asignado) y otro en el área pobladores (donde existe un solo técnico para ocuparse de más de 250 familias). Pero se nombró un profesional más en el área de uso público al que no se le asignaron funciones (siendo, además, que el área de uso público ya posee cuatro profesionales en la Dirección). No se aceptó la propuesta de creación del Departamento de Educación ni del Departamento de Pobladores, pero se creó el Departamento de Manejo de Visitantes. Se vetó el nombramiento de dos guardaparques para las áreas protegidas Domuyo y Cuchillo Curá (donde resultan imprescindibles) y hasta el cargo de jefe de guardaparques, pero se mantiene en la estructura a ñoquis que no concurren a trabajar y que presentan incompatibilidades legales para ocupar cargos en la Dirección. La temporada de verano en áreas protegidas con gran afluencia de público (como Domuyo, Copahue y Epu Lauquen entre otras) ya ha comenzado sin la presencia de guardaparques debido supuestamente a la falta de fondos para que se establezcan en las mismas. Sin embargo, sí se dispone de fondos para alquilar camionetas doble tracción que circulan por Neuquén capital o para realizar los nombramientos sin sentido o directamente ilegales como los ya mencionados. Las prioridades evidentemente están cambiadas. Estos motivos, entre varios otros, son los que me motivaron a presentar la renuncia al cargo. Saludos. Sebastián Di Martino”

Como puede apreciarse, esta carta no fue incluida en la Memoria Anual 2009. Sebastián, aún hoy, es miembro adherente de la F.A.d.E. y desde el llano, como técnico, consiguió ayudar a que el Dr. George Brook (Universidad de Georgia, USA) pudiera muestrear en Chuchillo Cura en 2013, pero en 2015 decidió emigrar de su provincia. No me imaginaba que apenas un año y medio más tarde debería vivir yo la misma experiencia, pero no de manera voluntaria, sino sencillamente despedido por presiones de los ahora llamados “espeleotruchos” (https://sinpelos2011.wordpress.com/2016/08/20/espeleo-trolls/), que ya entonces predicaban una espeleología “solidaria” (¿) . Nadie, ninguno de ellos, ni la U.I.S. ni la F.E.A.L.C., hicieron nada por impedir que estas cosas ocurrieran, y todo ello debido a una causa en común que tienen todos: complicidad con el poder económico y subordinación de la espeleología al productivismo neoliberal.

Mendoza y los espeleotruchos

Respecto de estos elementos residuales de la espeleología, los años 2009 y 2010 se caracterizaron por acciones de provocación a la violencia de manera inusitada, psicopática, sin precedentes en la historia de la espeleología argentina. Decimos en Argentina Subterránea 26:

“En los últimos dos años hubo espeleólogos que en algunos casos pertenecieron a la FAdE y en otros no, que violaron el Decálogo Etico de la Federación, aprobado en la Asamblea Anual Ordinaria de 2007. En dos años se violó ese código en los siguientes casos:

  • Semana Santa del 2009. Expedición en Portezuelo del Viento y Poti Malal (Malargüe) por parte de asociaciones no inscriptas según Ley 5978 de la Provincia de Mendoza y sin haberse rendido los informes técnicos posteriores a que obliga la ley
  • Enero de 2010: el mismo caso, pero en El Sosneado, San Rafael, acompañado de información periodística falsa sobre exploraciones y hallazgos en el Área Natural Protegida Caverna de Las Brujas

Los colegas que hicieron ésto, a pesar de todo, fueron invitados al Taller PROGRAMA PROVINCIAL DE ESPELEOLOGIA (Malargüe, julio 2010) para “aclarar las cosas”, pero prefirieron no asistir y en cambio organizar unas “jornadas” en otro punto de la provincia de Mendoza, con el claro objetivo de “quitar” gente a ese taller, pretendiendo hacer prevalecer así los objetivos políticos por encima de los espeleológicos. Nos respondieron con insultos y jactándose de haber violado el Decálogo Etico que nos ocupa.

Pero nada de eso sirvió, ya que seguimos trabajando. Sólo advertimos que la próxima vez actuaremos con más firmeza en la observancia de las leyes”.

Más información sobre estas actitudes pueden verse, como ya dijimos, en https://sinpelos2011.wordpress.com/2016/08/20/espeleo-trolls/

Y luego decimos en la misma publicación:

“Vivimos en un país extraño pero maravilloso a la vez. A menudo quienes queremos hacer las cosas dentro de la ley tenemos que estar dando explicaciones ante quienes tienen por costumbre ignorar la existencia de la misma ley. Vemos eso en todos los órdenes de la vida nacional, empezando por las dificultades con que cuenta el Gobierno Nacional para hacer entender lo obvio.

Desde que en la FAdE se desató la crisis interna que culminó hace dos años, venimos haciendo el ejercicio de comparar lo que nos estaba ocurriendo a los espeleólogos con lo que estaba pasando a mayor escala con el país. Se transformó eso en una rutina que aún continúa y, en parte para evitar la angustia que nos provocaba la pérdida casi cotidiana de amigos, contactos, etc., comenzamos el ejercicio de ver hasta dónde era cierto eso del antiguo esoterismo oriental: «como arriba, así abajo».

Y nos llevamos varias sorpresas por las sincronías y por constatar que, reflejándonos en el «gran espejo nacional» y viendo los resultados en él, recuperábamos la autoestima, muy alicaída por el hostigamiento psicológico de adversarios que, al no haber podido destruir a la FAdE desde adentro, presionaron psicológicamente (lo siguen haciendo aún hoy) de manera indirecta para afectar nuestra autoestima, sin reparar en contradicciones. Así fue que nos decían «estás solo, estás muerto, no existís», pero luego se encontraban esas mismas personas conspirando en varios frentes…. contra las mismas personas a las que se definía como «muertas». Con lo cual les daban vida… También se nos decía que nuestros trabajos de campo y de gabinete eran puro montaje fotográfico, o que los miembros de la FAdE son meros títeres de alguien, o que ese alguien era títere de ellos, y todo a veces dicho por las mismas personas. 

Hasta llegamos a creernos que todo eso era cierto. Lo cual nos llevaba, nuevamente, a compararnos con la acción psicóloga que viene llevando a cabo cierta prensa contra las autoridades legítimamente constituidas por el voto popular a nivel nacional.

Y es que la política virtual y mediática parecía ocupar el lugar de la política real, y entonces, de la misma manera, la espeleología virtual en algún momento hizo mucho ruido frente a la espeleología real. Y eso confundió y confunde. Eso fue lo fundamental de lo ocurrido: debíamos imponer el criterio de que «la realidad también existe». Con todos los defectos y problemas, en la asamblea re-fundacional del 18-10-2010 se marcó la línea divisoria entre realidad y psicosis colectiva. En eso también nos adelantamos al gobierno nacional: la reciente muerte del ex-presidente Néstor Kirchner puso en evidencia que la realidad política de los medios era pura imaginación, y que la realidad pasaba, pasa, por otro lado. A dos años de esa refundación de la espeleología seria en Argentina, debemos hacer un obligado balance y decir, al presentar este nuevo número de ARGENTINA SUBTERRANEA:

  • Que el plan estratégico diseñado luego del III CONAE sigue en marcha
  • Que las dificultades no son obstáculos insalvables, sino desafíos a la imaginación
  • Que los conflictos políticos internos y externos se auto-relativizan en el marco de lo único que importa: el trabajo, las exploraciones, los cursos, la expansión
  • Que no somos nosotros quienes estamos solos, sino los que equivocadamente priorizaron «la política» por encima de lo técnico-científico.
  • Que no estamos muertos
  • Que nada tenemos en común con la espeleología virtual creadora de «uniones/federaciones» imaginarias
  • Que la sociedad sigue creyendo en nosotros.
  • Que no tenemos «poder»
  • Que tenemos poder, pero de otro tipo.
  • Que no necesitamos cargos políticos para seguir siendo los referentes obligados de la Espeleología Argentina ante el mundo

Alguna vez, cuando propusimos la discusión interna de un plan estratégico, utilizamos la imagen de un pantano (la FAdE de entonces) y un torrente cercano, por donde discurría con mucha fuerza «la otra espeleología», la que no estaba federada. Nuestra consigna era: «debemos sumarnos a ese torrente o morir en el pantano». Obviamente nuestra insistencia en ese consejo fue motivo de burlas. Pero luego constatamos que teníamos razón: hoy la FAdE sigue imponiendo la agenda de los temas que se discuten en la Espeleología nacional, sigue siendo líder y referente, incluso de quienes no nos reconocen como federación, seguimos siendo el centro, los temas que se discuten son los que nosotros instalamos, los problemas nuestros lo son de toda la Espeleología, y eso se ve muy claramente en Mendoza y Neuquén. La FAdE ocupa la cabina de mando de un barco donde nuestros adversarios no hacen más que deambular por la cubierta… Sin darse cuenta de que «estamos en el mismo barco«.Así como en el país se es «K» o «anti-K», en Argentina se está en la FAdE o fuera de ella. Pero ella sigue siendo el punto de referencia obligado. En ambos casos, la alternativa parece seguir siendo solamente «estar en contra», lo cual es una forma de ponernos en el centro del escenario. Ello es así porque, parafraseando a nuestra presidenta Cristina Fernández, a nuestros adversarios «no se les cae ni una sola idea». Algo de eso exhibe este boletín 26”.

En resumen: en 2009 se produjo la recuperación del C.E.R.M.A. y hubo reanudación de autoridades. Ese mismo año se hizo el segundo taller de rescate a cargo de la Escuela Española de Espeleología, se retomaron fugazmente los estudios en Cuchillo Cura (la campaña debió ser suspendida por problemas de seguridad) y se avanzó hacia una espeleología en Salta (en 2011 tendríamos un efímero vicepresidente salteño). La ida de Di Martino de la D.P.A.N.P. en Neuquén no nos afectaba aún, porque desde su cargo técnico seguía ayudándonos en secreto

“Somos los referentes obligados”… palabras que tienen vigencia incluso hoy (luego de más de una década)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail