San Rafael, Mendoza domingo 29 de marzo de 2020

Coronavirus: alcohol y lavandina son más efectivos si se diluyen en agua

Los desinfectantes como el alcohol, la lavandina o el jabón alteran la estructura del virus e impide que nos infecte. Su efecto dependerá de una  adecuada concentración de su preparado.

Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara pandemia el COVID-19 y nuestro país la Emergencia Sanitaria, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes brinda consejos de higiene para los espacios donde transcurre nuestra vida cotidiana.

Así, la limpieza de las superficies es una tarea que debe ser obligatoria, además de lavarse habitualmente las manos con jabón, estornudar sobre el pliegue del codo, no llevarse las manos a los ojos ni a la nariz, ventilar los ambientes y desinfectar los objetos que se usan con mayor frecuencia.

Los desinfectantes como el alcohol, la lavandina o el jabón alteran la estructura del virus e impide que nos infecte. Es por esto, también, que hay que saber que la limpieza no será tan efectiva contra el virus si el antiséptico no se usa adecuadamente en la concentración de su preparado.

Cabe destacar que los productos que nos apliquemos en las menos debemos dejarlos secar para que hagan un efecto seguro.

Utilidad de algunos productos de limpieza

Para superficies de contacto la lavandina en gel es menos efectiva que la común, que además tiene menor costo. En tanto que las toallitas desinfectantes son efectivas por ser inhibidoras de la actividad viral. Asimismo, el agua oxigenada al 3% también sirve.

Cómo y con qué desinfectar

  • La superficie debe estar limpia (trapo, esponja y detergente o limpiador).
  • Aplicar desinfección.

Fórmulas para preparaciones

  • Lavandina comercial (común): Colocar un pocillo de café (100 ml) en un balde con 10 litros de agua. O colocar una cuchara sopera (10 ml) de lavandina en 1 litro de agua.
  • Alcohol líquido: Colocar 7 partes de alcohol y 3 partes de agua en un recipiente limpio o en un rociador. Tener en cuenta que es inflamable y tiene que estar alejado del fuego, por lo que en espacios como la cocina se desaconseja su uso. En cambio sí es aconsejable mantenerla sobre mesas de trabajo, escritorios, salas de espera y en todos los ambientes de la casa donde los integrantes compartan tiempo y espacio.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail