San Rafael, Mendoza martes 01 de diciembre de 2020

Castañas de Cajú

Anacardium occidentale, conocido vulgarmente como acajú, anacardo, nuez de la india, castaña de cajú, marañón, caguil o merey es un árbol originario de la región amazónica: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela y del nordeste brasileño con excelentes propiedades medicinales y nutricionales. Se han usado en la medicina tradicional durante siglos. Actualmente todos sus componentes han sido utilizados en diferentes áreas, desde la elaboración de dulces y cosméticos, hasta la creación de medicamentos para tratar diferentes enfermedades.

Se caracteriza por ser un árbol de aspecto desarrollado, de altura aproximada entre 5 y 7 metros, perenne y cuyo tronco se ramifica a muy baja altura. La vida de un árbol de anacardo es de unos 30 años aproximadamente y produce frutos desde el tercer año de vida.

Propiedades y Beneficios

Las caries dentales, el acné, la tuberculosis, la neumonía y la lepra están causadas por bacterias Gram positivas, y al parecer según estudios científicos, hay una sustancia natural en los anacardos que puede luchar contra estas bacterias.

Los indígenas han usado las hojas y corteza para tratar el dolor de muelas.

El jugo y el aceite de los anacardos contienen ácidos lípidos fenólicos que destruyen las bacterias Gram positivas, así como otras bacterias que han desarrollado resistencia a los antibióticos.

Se sugiere que los compuestos de los anacardos se podrían incluir de forma segura en los dentífricos y enjuagues bucales.

Según otros estudios, cuando se estudió in vitro una solución de ácido anacárdico mezclado con agua, resultó letal para las bacterias Gram positivas en sólo 15 minutos. Cuando se utilizó para tratar la tuberculosis, se necesitaron 30 minutos. Esto muestra que el producto químico encontrado en los anacardos es un bactericida muy eficaz, incluso cuando se diluye.

Afirman haber utilizado anacardos en cinco ocasiones con éxito para tratar un absceso dental.

Simplemente se utilizaron las nueces crudas como parte principal de la dieta durante 24 horas, y se observaron resultados positivos en cada ocasión.

Los anacardos tienen beneficios para tratar una infección, también se están estudiando sus efectos en relación con la prevención y el tratamiento de las úlceras de estómago

Los anacardos contienen antioxidantes, por lo que sería beneficioso incluirlos en su dieta.

Comer castañas de cajú no sólo son deliciosas, sino que también son ricas en triptófano, que se convierte en serotonina y contribuye a que te sientas muy bien, “algunos puñados de nueces proporcionan de 1.000 a 2.000 miligramos de triptófano, que funcionará como los antidepresivos recetados”.

Están contempladas como ‘la píldora vitamínica de la naturaleza’.

Tienen 0% de colesterol: Las nueces de cajú son un gran aperitivo para aquellos que quieren algo rico sin la culpa.

Están llenas de nutrientes: Una onza de castañas tiene cinco gramos de proteínas, así como altos niveles de minerales esenciales como hierro, magnesio, fósforo, cinc, potasio cobre y manganeso. Nutrientes esenciales como los ácidos grasos, vitamina B, fibra, proteínas, carbohidratos.

Son, semillas: Las castañas de cajú son semillas que se encuentran en el extremo del árbol.

Tienen menor contenido de grasa en comparación con otros frutos secos: El anacardo o castaña de cajú tiene un importante contenido de grasa, pero más bajas en grasa total comparada con otras nueces, cacahuetes y almendras.

Son ricas en grasa monoinsaturadas: Este tipo de grasas se ha relacionado con un aumento de HDL (el colesterol “bueno”) y una disminución de LDL (el “colesterol malo).

Las castañas de cajú  pueden fortalecer tus huesos: El magnesio en las castañas de cajú ayuda a mantener los huesos fuertes y promueve la producción de serotonina.

Pueden ayudar a combatir diabetes tipo 2: Algunas investigaciones demuestran que los anacardos pueden ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Puede combatir los cálculos biliares: Come castañas de cajú como una manera de prevenir los cálculos biliares. Se ha demostrado que comer por lo menos una onza 8 28,35gr) de castañas cada semana puede reducir el riesgo de cálculos biliares en un 25%.

Apoyan la buena higiene dental: Los químicos que se encuentran en las castañas de cajú tienen el poder de matar las bacterias Gram-positivas, una afección generalizada de la boca que puede conducir a caries, acné y tuberculosis.

Valor nutricional de las castañas de cajú   (por cada 100 g)

  • Energía 554 kcal 2314 kJ
  • Carbohidratos 19 g
  • Azúcares 91 g
  • Grasas 85 g
  • Proteínas 22 g
  • Tiamina (vit. B1) 42 mg (32%)
  • Riboflavina (vit. B2) 06 mg (4%)
  • Niacina (vit. B3) 06 mg (7%)
  • Vitamina B6         42 mg (32%)
  • Vitamina C         5 mg (1%)
  • Calcio                37 mg (4%)
  • Hierro 68 mg (53%)
  • Magnesio      10 mg (3%)
  • Fósforo      50 mg (7%)
  • Potasio      660 mg (14%)

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail